Literatura

Hilos de internet: negligencia impulsiva



Hilos de internet: negligencia impulsiva - Literatura

Con el ferviente y popular uso de internet he llegado a la conclusión de lo malinterpretada y peligrosa que ha resultado ser la libertad de expresión. Todo el mundo quiere opinar, mas son escasos los que están dispuestos a asumir consecuencias.

Hace poco una amiga me etiquetó a un hilo de una usuaria de twitter en el que compartía la mala experiencia que tuvo con una novela de Harry Potter y como ésta le sembró la idea de que la literatura fantástica estaba en declive a causa de su popularidad, ligándola de alguna manera a la publicación de Twilight y 50 Shades of Grey. Es bien sabido que la mayoría de usuarios utilizan las redes sociales como vertedero de vísceras, excusa que hacen para llevar a cabo comentarios que pecan de ignorantes. Lo triste de todo esto es la cantidad de gente que sigue semejantes argumentos subiéndose a un peldaño para colocarse orgullosamente en el papel de snob.

El peligro de hacer comentarios bajo la tela de la impulsividad es la desinformación que se da a manera de falacias. Con esta usuaria dichas falacias se encaminaban a culpar a Rowling de la decadencia de los estándares de la narrativa, de la existencia de las novelas ya nombradas y de que historias que a ella le gustan no llegan al mercado. Una ceguera lastimera que, en lo personal, me hizo cuestionarme el tipo de visión que pudiese tener semejante persona.

El hilo empieza con un soberbio comentario en el que la misma persona se asume como una especie de adivina que, desde que leyó el primer libro de Harry Potter, tuvo la visión del declive de la literatura fantástica. ¿Argumentos? Los siguientes:

 

1.- Elementos de la historia.

Sus primeras despotricaciones se encaminaron hacia el uso de los elementos de “el sombrero seleccionador” y el espejo de Oesed (Erised, en inglés). Según ella, el primero era un fomento a la supremacía de la raza aria ante la manera en que enviada a los estudiantes a determinada casa; y el segundo un elemento chapucero, bobo e infantil sólo porque a ella se le había ocurrido a la edad de 12 años, tildando a ambos como un despropósito narrativo.

Todo aquél que leyó la obra sabrá que el sombrero seleccionador era equivalente a un examen de admisión el cual, luego de identificar las aptitudes y actitudes de los personajes, enviaba al estudiante a una determinada casa cuyos compañeros y entorno fuesen los idóneos para permitir el máximo desarrollo de todo su potencial. Tomemos en cuenta que el sistema académico que Rowling maneja en la saga es el ideal que todos buscan: aquel que brinde el conocimiento y las herramientas necesarias a los estudiantes para ser individuos íntegros. Por lo que el hecho de que la chica considerara este elemento como lo ya mencionado es bastante distorsionado. También está el uso del espejo. Considerar el uso de este elemento como algo infantil y mediocre sería menospreciar e incluso excluir historias como Alicia a través del espejo, el mito del rey Arturo y la cultura de los oráculos de Delfos por simplemente usarlos como un elemento importante para el enriquecimiento de los ideales y creencias culturales. Utilizar un elemento que en apariencia suena infantil no es malo, todo depende de la manera en que éste sea manejado. Disminuir este trabajo sería equivalente a decir que Narnia es una historia basura por utilizar el armario como un portal hacia otro mundo, algo que cualquiera que aprecie el arte de contar historias no haría ni debería pregonarlo.

 

2.- Fomento al racismo.

A pesar de mencionar más de una vez que no terminó (ni siquiera empezó) de leer la saga de Harry Potter, eso no le impidió despotricar contra la autora impulsada por su intolerancia, ejemplo de esto está en el decir que J.K Rowling no sabía escribir cuando publicó su primer libro simplemente porque estaba estudiando al mismo tiempo que su saga era publicada. De esto le sigue el señalamiento del supuesto fomento al racismo simplemente porque en la historia se hace una notable separación entre muggles y magos, separación que muchos fans, ya sea a manera de broma, utilizan para separarse de aquellos que no gozan de la travesía del particular mago, experiencia que sufrió la usuaria por parte de un lector y que la motivó a señalar que esta obra era una defensa del racismo, una ironía de su parte teniendo en cuenta que gusta de Tolkien: un autor que en sus historias hace gala de una discriminación ferviente hacia los negros, a los cuales personificó en forma de Orcos. Prueba de ello tenemos lo siguiente:
Fueron los orcos, una muchedumbre creada con formas desfiguradas por el dolor y el odio. La única alegría de estas criaturas era el sufrimiento de los demás, porque la sangre que corría por los orcos era negra y fría. Su forma achaparrada era horrible: encorvados, con las piernas zambas y rechonchos. Tenían los brazos largos y fuertes, como los simios del sur, y una piel tan oscura como la madera que ha sido carbonizada por el fuego. Poseían una gran boca con colmillos irregulares de color amarillento, lengua roja y gruesa, nariz y rostro chatos y anchos. Los ojos eran rajas carmesíes, como estrechas troneras en parrillas de hierro negro, tras las que ardieran brasas encendidas. Estos orcos eran grandes guerreros, porque temían más a su Amo que a cualquier enemigo, y quizá la muerte fuera preferible al tormento de una vida de orco. Eran caníbales y a menudo sus garras afiladas y sus colmillos babeantes se veían manchados con la amarga carne y la impura sangre negra de los de su propia raza. Poseían ojos con visión nocturna y habitaban en pozos y túneles inmundos. Su progenie surgía con mayor rapidez que la de ninguna otra raza de los pozos de reproducción. Llevaban cimitarras, puñales envenenados, flechas y espadas de hoja ancha.
A ojo de buen conocedor, las descripciones recuerdan a tribus localizadas al sur de África que a día de hoy siguen ejerciendo la cacería y el canibalismo. Quizás el argumento de que el autor es hombre de su tiempo es aceptado, sin embargo, no niega la existencia y el fomento del mismo racismo.

Entonces, si se es consciente de esto, ¿por qué tilda a la autora de racista si en su libro los muggles son descritos como personas que no utilizan la magia y por ello la ignoran? El juego insano como pretencioso que hace la usuaria de sustituir la palabra muggle por negro no hace más que enfatizar el berrinche que tiñe a la mayoría de sus palabras, un juego que puede utilizarse en cualquier otro libro y con Tolkien no es la excepción. Si sustituyéramos la palabra Orco por Negro, la “insana diversión” ahí estaría.

3.- Responsable de las publicaciones de Twilight y 50 Shades of Grey.

Es en este apartado en que la usuaria, a mi juicio, se excedió. Después de decir que J.K Rowling promovía el racismo con base en una experiencia en donde un lector de la saga la llamó “muggle” por no entender la historia, la chica no reparó en despreciar el trabajo y a los lectores de Harry Potter porque, en sus palabras, no eran exigentes con sus lecturas en comparación a los que leían El Señor de los Anillos y/o El Hobbit. Como prueba de ello mencionó un “experimento” que hizo una colega suya con estudiantes de primaria en donde los niños que leyeron a Tolkien se decantaron por lecturas de autores como Verne, Dumas y Stevesons, mientras que los que leyeron a Rowling quisieron saber más del personaje y del mundo creado, cosa que no le gustó a la usuaria porque Harry Potter no les exigía a los niños, cuando antes había reconocido que había temas inapropiados para dicho público.

 

Nótese la contradicción en los comentarios: Al principio del hilo la usuaria menciona que hay temas inapropiados para el público infantil, los cuales nunca menciona; luego está que Harry Potter es una saga para adultos ardidos; y finalmente el comentario de que no le exige nada a los niños. Para este punto no pude evitar molestarme con la persona ante lo ya mencionado, pues, me daba la impresión de que ni ella misma sabía el cómo expresar la decepción que había sufrido y al mismo tiempo “demostrar” el declive de la literatura fantástica, y que dicho declive propició el nacimiento de demás libros que quisieron seguir la tendencia.

Pese a esto, hace mención, de que Harry Potter trajo también novelas que le resultaron buenas, pero que eso no disminuía la cantidad de porquerías que salieron a la luz. Hay que recordar que la saga llegó en pleno apogeo de internet, por lo que la posibilidad de escribir historias estaba al alcance de cualquiera gracias a foros de fans que querían vivir una fantasía junto a sus personajes favoritos, de ahí el porqué del fanfiction y, según esta chica, el nacimiento de Twilight. Craso error.

En una entrevista, Stephanie Meyer, autora de dicha novela, mencionó que la historia le nació gracias a un sueño que tuvo un 3 de julio de 2003 y que dicho sueño lo transcribió y resulta ser el capítulo trece de su primer libro. Que las novelas sean comparadas a menudo por el público no quiere decir que Harry Potter sea responsable del nacimiento de Twilight, ni que tampoco esta última haya nacido como un mero fanfiction de la primera, algo que sí pasó con la siguiente en la lista.

 

Según un artículo de verne.elpais.com, el origen de 50 Shades of Grey nace en los foros de fanfiction por la fuerte tendencia que tuvieron en su momento las novelas ya mencionadas, especialmente Twilight, motivando a una estudiante de maestría: E.L James, a escribir. Como se esperaba de una fan de las historias, ella era una aficionada que quería escribir su propia fantasía, la única diferencia es que se aprovechó de las oportunidades que internet ofrecía al promocionarse en sitios como amazon, ofreciendo su producto en formato digital y gratuito para ser leído y descargado. Esta difusión llegó a tantas personas que llamó la atención de una editorial y el resto ya todo el mundo lo conoce.

 

Como se puede apreciar, Harry Potter no tuvo nada qué ver en relación a la publicación de estas novelas como tanto asevera esta persona, lo que sí consiguió fue que el público se entusiasmara tanto que, motivados por la libertad de expresión y las herramientas como el internet, surgieran historias como Twilight y 50 Shades of Grey.

 

Entonces, ¿existe el declive de la narrativa fantástica?

Algo que es menester decir es que los críticos sí han mencionado que Stephanie Meyer y E.L. James no pueden considerarse escritoras debido a la poca calidad argumental que sus historias ofrecen, sumándose su servidora a dicha opinión. ¿Razones? Las estructuras de estas dos historias carecen de toda veracidad dentro de su mismo mundo, las consecuencias de los actos no existen y los huecos argumentales no son siquiera tomados en cuenta por la falsa creencia de que “los detalles no importan”, lo que aporta una lectura simple y digerible para cualquiera que sólo busque entretenerse. Algo preocupante debido al mensaje fomentado: la belleza supera las reglas.

¿Lo mismo es con Harry Potter? La respuesta es no. La crítica, si bien ha sido dividida, reconoce que esta saga acercó a los niños a la literatura fantástica, algo que no pasaba en años anteriores a su publicación debido al auge que tenían las historias de ciencia ficción desde los años 80`s, por lo que Rowling consiguió que la fantasía volviese a llamar la atención del público.

 

4.- Rowling, culpable de que otros autores no salgan a la luz.

Para reforzar el berrinche infantil del hilo, esta persona presume que al mismo tiempo en que el auge de Harry Potter estaba en viento y popa, conoció a la autora Diana Wyne Jones, misma que impresionó a esta chica al punto de cuestionarse el motivo de por qué no era tan conocida como Rowling.

Nuevamente está la desinformación por parte de esta persona. Diana Wyne Jones fue una escritora reconocida por sus libros de fantasía para niños, de los cuales resalta el libro del castillo ambulante, el mismo que inspiró a la película “El castillo en el cielo” de estudio Ghibli. Es menester mencionar que esta autora nunca estuvo a la sombra de Rowling, siempre tuvo un reconocimiento como escritora debido a la calidad de sus obras, el que la chica haya expuesto que el momento en que la descubrió surgiera el comentario de que “no estaban vendiendo como esperaban allá en Inglaterra” no implica que la culpa recaiga en Rowling, ni tampoco que era desconocida.

 

El hecho de que algunos autores sean más conocidos que otros no depende de una sola persona o de las editoriales como tal, sino del mismo público. Que la gente prefiera a Disney por sus finales felices en lugar de los clásicos originales en las que se basaron no significa que la empresa tenga culpa de la intolerancia y excesiva sensibilidad de la presente generación: recae en la educación.

 

Tengo que ser objetiva, en la actualidad el principal obstáculo que existe y permea en el terreno artístico es la inmediatez que ha generado la constancia del uso de internet. No hay un declive en la literatura en general, pues, por algo son contados los autores que son tomados como autoridades y ejemplo de ello son: Brandon Sanderson, Orson Scott Card, Neil Gaiman, Terry Pratchett, por decir algunos. Pero, tampoco he de negar que la mayoría de las personas son muy perezosas a la hora de introducirse a las buenas historias.

 

Este problema está en todos los medios narrativos, no sólo en la literatura. Un ejemplo de esto está en los videojuegos. Como amante de las historias me parece increíble como la mayoría de las personas prefieren comprar un juego de índole bélica como lo es “Call of dutty” en vez de sumergirse a una trama compleja como lo es “Tales of the Abyss”. Alguno me podría decir que se debe a que la gente busca simplemente entretenerse, respuesta igualmente válida en el terreno literario.

 

Si siguiera la lógica de esta usuaria podría decir que Disney tiene la culpa de los bajos estándares que tiene la gente a la hora de apreciar una historia, porque se ha dedicado a vender historias donde, lejos de demostrar el desarrollo personal de los personajes mediante el ejercicio de autoexploración, el cuidado y la sabiduría prefiere hacer uso del elemento fantástico para la resolución de los problemas. Debido a esto la gente que ha crecido con sus películas son personas intolerantes que se molestan cuando se les recuerda que uno es responsable de sus propias acciones y consecuencias, que la fantasía no resuelve nada, prueba de ello está mi experiencia con una amiga que ama a Disney y que se molestó conmigo por decirle lo ya mencionado, mientras que otro que no creció con dicha empresa es una persona que asume la responsabilidad de sus acciones y palabras. Está de más decir que este argumento carece de toda lógica y razón, lo que ocurre con los comentarios de esta persona.

 

La mayoría de la gente siempre va a optar por lo fácil porque les es más cómodo, sin embargo, el hecho de que miles personas prefieran esto no implica que la narrativa esté en problemas de lo contrario no tendríamos el reconocimiento de determinados autores: no es lo mismo ganar el premio Nobel que el Times Editor Choice, el primero reconoce la calidad, el segundo las ventas. Tampoco tendríamos el debate de la Academia por reconocer a Stephen King como escritor, esto debido a que es un autor popular que hace gala de una compleja y enriquecedora narrativa. Ya no estamos para seguir creyendo que el buen artista es aquel que se muere de hambre, sino aquél que se esfuerza para pulir el arte a pesar de ser ignorado.

 

El declive de la narrativa o de la novela en general va a depender de las autoridades culturales de cada país. Que una novela no le guste a una persona particular no implica que ésta es necesariamente un despropósito, el ignorante no es nadie para juzgar lo que es bueno o es malo, pues, de algo que nos ha demostrado la historia de la humanidad es que sólo los dignos trascienden, de lo contrario no tendríamos la Ilíada y la Odisea que a día de hoy siguen dando mucho en qué pensar.

Con esto me gustaría concluir en la importante necesidad de pensar antes de despotricar contra algo, las redes sociales son el vertedero de vísceras por excelencia lo que trae consigo que otras personas puedan e incluso opinen respecto a dichas ideas trayendo muchas veces palabras que uno no quiere escuchar.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Karenina_Anne

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información