Sociedad

Historias De La Calle

Historias De La Calle - Sociedad

Una vez conocí a una persona realmente interesante. Hay personas que se creen más personas si se aproximan a otras personas. Me explico: Necesitan amigos, familiares muy cerca para sentirse felices, protegidas o bien para cubrir una parte del tiempo que les mortifica. No se hallan en soledad y no pretenden hacerlo, ni tan siquiera intentarlo, cuando a mi modo de ver hay momentos de plena felicidad que solo se hayan en soledad, pero eso ellos no lo saben, no lo descubren, no pasan ese umbral tan necesario como el respirar. Si, creo que es necesario porque nacemos solos y nos vamos solos, y lo más bonito es amarse uno mismo y disfrutar con tu misma persona, como si de un mejor amigo se tratase, debemos ser el amor de nuestras vidas, pero otro día hablo de eso…

Bueno prosigo con la historia que iba a contar. Esta interesante persona era una especie de Emma, el personaje de la novela de Jane Austen que se dedicaba al acercamiento entre personas y emparejarlas, en este caso la diferencia era que esta hacía acercamientos entre sus propios amigos. Es decir, al ser una persona sociable y con mucha vida social tenía muchos amigos, y hacía que se creara la amistad entre sus amigos. Hacía que todo quedara en familia, y personas que no se conocían de nada, de entornos diferentes y sin mucho en común se unieran a través de esa persona.

Era como crear una bonita red social. Y se sentía bien por ello. Me dijo que así se sentía como más protegida, más fuerte y más entretenida. Su mundo según ella, no había sido fácil, y le era necesario ese tipo de acciones.

Pero que no siempre fue así, después de pasado un tiempo se dio cuenta que no había sido tan buena idea, porque las cosas cuando se tuercen, no son tan bonitas como cuando hay conexciones chispeantes entre dos, tres o cuatro personas y se unen. La unión no es para siempre, las personas se distancian, algunas más, otras menos, otras para siempre, y el grupo se desequilibra.

Halló la respuesta, reflexionando se dio cuenta que no necesita tener a sus amigos unidos para que le crean una capa protectora ya que no hay nada que la proteja de vivir. No culpar, y aceptar la realidad, con algunas decepciones a sus espaldas inició un proceso de apreciación, maduración y conexión personal que le abrió nuevos caminos. Dice que sigue en ello, y que ya no hay nada que le pare, quiere ser feliz con ella misma. Que es importante tener amigos, pero que debe aprender a que cuando algo se rompa en su vida, ella misma tiene que pegarlo, y que si alguien se ofrece a ayudarle, estará encantada.

Personas interesantes que maduran, que crecen y que se ayudan a sí mismas. No es maravilloso?

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

DidiC

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información