Historia

Historiografia Argentina

Historiografia Argentina - Historia

En el siguiente articulo se pretende establecer,  a partir de un análisis procesual, el surgimiento, formación, discusión, cambios y puestas en duda de una tradición historiográfica argentina, entre los años 1860 y 1920, tomando como base a los autores Bartolomé Mitre, Vicente Fidel López, Adolfo Saldías, Ernesto Quesada. El mismo nos permitirá un estudio de caso del desarrollo de la historiografia en America Latina

Como punto de partida es interesante tomar a los autores Bartolomé Mitre y Vicente Fidel López, ambos pertenecientes a la elite dominante de corte liberal serán protagonistas de un fuerte debate entre los años 1880 y 1900, en el contexto de la formación de la identidad nacional Argentina.

Un aspecto importante a destacar es el uso riguroso realizado por Mitre para el análisis de las fuentes y los documentos, en dos de sus obras más importantes: “Historia de Belgrano y de la Independencia Argentina”  e “Historia de San Martin y de la Emancipación Sudamericana”, el autor intenta reconstruir los valores de una época y utilizar a estos grandes personajes como ejemplo a seguir.  Entre los principales ejes que se pueden mencionar del debate destacan: Manera de investigar y comprender los hechos, rigor a la hora de utilizar documentos y/o fuentes y la manera apropiada de escribir las cosas del pasado

Por su parte, Vicente Fidel López se lanza a un estilo mucho más literario, en el cual deja ver una menor rigurosidad frente a los documentos, utilizando como fuente principal los relatos de aquellas personas que vivieron un determinado acontecimiento, y dándose el lujo de omitir o alterar el relato según le parezca. Mitre dice a López “Excuso decirle que este escritor debe tomarse con cautela, porque escribe la historia con tendencias filosóficas, más bien según una teoría basada en hipótesis que con arreglo a un sistema metódico de comprobación”[1]Este debate es entendido como “el primer debate de la historiografía Argentina” y dará inicio a esa larga tradición.

La Generación del `80 es un grupo de intelectuales, con diferentes formaciones académicas y con distintos ideales de nación, que participan de la cultura oficial de la época. Estás diferencias se ven reflejadas en las obras “Historia de la Confederación Argentina” de Adolfo Saldías y luego en una visión revisionista planteada en “La época de Rosas” de Ernesto Quesada.

Los autores escriben sus respectivas obras en un contexto en el cual la argentina se encontraba recibiendo gran cantidad de inmigrantes y debía enfrentar las dificultades que esto representa, lo cual claro esta a los ojos de muchos intelectuales amenazaba el proyecto liberal, este es el caso de Saldias. El autor, toma como fuentes documentos privados de Rosas que le fueron heredados. Rosas y el federalismo significan la barbarie, en contra de la civilización, basada en la educación, las leyes los valores nacionales.

Por su parte, Ernesto Quesada encarna el papel de defensor de Juan Manuel de Rosas, entendiendo a este como un producto de su época y no como lo describe Ramos Mejía en su obra “Las Neurosis de los Hombres Celebres”, por tanto solo se puede medir a un hombre con los parámetros de su época y critica por otro lado la acusación de neurosis efectuada por Ramos Mejía hacia rosas ya que “…lo exime de responsabilidad al más puro estilo de la criminología lombrosiana…”[2], a diferencia de otros autores, dedica parte de su libro a destacar los logros del Rosismo “…las bases para la construcción de un estado nacional (…) un escrupuloso control de las finanzas públicas, a la vez que una astuta utilización del tesoro como herramienta de patronazgo, …”[3], destaca el papel de la “mazorca”  como una reacción casi inevitable frente a las circunstancias impuestas por los unitarios, argumentando que tanto unitario como federales utilizaban la violencia. Por otro lado, Quesada defiende el modelo político impulsado por Rosas “Quesada concluye que resulta erróneo calificar al periodo como un caos institucional: había una formula constitucional definida, que podía ser calificada como buena o mala-y Quesada no tenia simpatía por el régimen de confederaciones-, pero no podía argumentarse que no fuera legitimo para la época…”[4]

Entre los años 1890 y 1910 comienza la inserción de las masas populares en lo que respecta a la vida política del país. Estos individuos eran hijos en su gran mayoría de inmigrantes, los cuales comenzaban a reclamar mejores condiciones de vida y que se respetaran sus derechos, ya que consideraban que el estado no satisfacía ninguna de sus necesidades.

 

Espero este articulo haya sido de agrado para aquellos amantes de la historia, serán bien recibidos sus comentarios, me despido hasta la próxima Prof. Jesus Barilatti

 

[1] Rojas, Ricardo. “Biblioteca Argentina”. Debate Histórico. Refutación a las Comprobaciones Históricas sobre la Historia de Belgrano por Vicente Fidel López. 1921. Vol. 16, Tomo I. Pág. 24

[2]  Eduardo Zimmermann, ³Ernesto Quesada, la época de Rosas y el reformismo institucional del cambio de siglo´, en Fernando Devoto (Compilación y Estudio Preliminar), La historiografía argentina en el siglo XX, Editores de América Latina, Buenos Aires, 2007. Pág. 26

[3] Eduardo Zimmermann, ³Ernesto Quesada, la época de Rosas y el reformismo institucional del cambio de siglo´, en Fernando Devoto (Compilación y Estudio Preliminar), La historiografía argentina en el siglo XX. Óp. Cit. Pág. 26

[4] Ibíd. Pág. 29

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

jesusbarilatti

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.