Literatura

Hortografía, Las Palabras Desobedientes

Hortografía, Las Palabras Desobedientes - Literatura

¿Quien dijo aquí el punto y allá la coma?
La be larga antes de la ele y la ere
¿Quien nos obligó a ubicar la misma be larga en los verbos terminados en bir, salvo hervir, servir y vivir ?
¿ Por qué esas excepciones? ¿ A quien carajo se le ocurrió?
¿ Por qué la ge suave y la ge fuerte?
¿ Quien fue el cretino que puso una letra eventualmente muda en el alfabeto ?
¿ Con que razon complicarnos la vida de tal manera ?
¿ Por qué se burlaron de mi cuando dije Tu o Vosotros ? Si me pase la primaria escolar repitiendolo ¿ Se supone que no vuelva a utilizarlo ?
En ese caso se robaron mucho tiempo de mi pubertad metiéndome reglas innecesarias en la cabeza.
¿ Por qué razón alguien dijo esto se escribe así y esto otro se escribe asa, y nosotros animales de costumbre repetimos esta condicion por los tiempos de los tiempos sin preguntarnos : ¿ Que hay si no le pongo un acento a la palabra acento? ¿ Por qué no? ¿ Porque lo dijo quien?
De seguro fue el mismo granuja que le puso nombre a los días y desde entonces existen las nostalgias de los domingos.
A veces, en mis momentos de mala gana, me cuesta creer en las reglas y las ortográficas no son la excepción.

Y así fue, porque me encanta cagarme en la buena ortografía. Pero tan grande fue esta dictadura literaria que hoy día tengo que hacer esfuerzos para equivocarme en las redacciones. Y vaya si me gusta hacerlo, prepotear lo establecido con un grotesco mal funcionamiento de la escritura. Adulterar lo que se supone que está bien con una letra mal posicionada.
Si no hay nada más elegante que escribir herrar con ache y ache sin ache. Nada mas lógico y satisfactorio que la palabra baja venga con ve chica.
Me exita pensar en las posibilidades de errores ortográficos.
Me seduce este energúmeno mal apalabrado que le importa verga y le vale madre lo puritano y bien bendecido.

Mi hermana, Debora, tiene algo de veintiocho años y además de ser la mujer mas hermosa que conocí, tiene las faltas ortográficas más criminales que vi en mi vida, las obscenidades gramaticales desorvitantes más repugnantes.
Y yo la envidio. La envidio como envidio a los guerrilleros que fueron a morir a Bolivia o a los kamikaces que suben a su último vuelo porque además de ser muy cobarde para ser guerrillero o kamikaze, no puedo faltarle el respeto a la real academia como mi hermana lo hace. Hago intentos, lanzo indirectas indefensas que son un juego de niños comparados con los atacos de mi hermana que es una estafadora profesional en el caso.
Una tarde de mates me reveló como es que conseguía la nota más alta en los exámenes sorpresa de ortografía :

-Es fácil- dijo – escribo todo al revés de lo que me parece y así consigo la mejor calificación.

En ese momento me di cuenta que mi hermana es una genia con las mejores y más sensuales faltas ortográficas proponiendo en cada letra una subversión ante este golpe de estado a la liberación de las palabras desobedientes.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gaspar

3 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información