Cine y Televisión

Hoy Miramos Bosta: Dreamcatcher

Hoy Miramos Bosta: Dreamcatcher - Cine y Televisión

Hola amigos. Ante todo, me presento: mi nombre es Gabriel, y soy un adicto a las películas malas.

Hacer películas malas es un arte, no cualquiera es capaz. Tratar de llevarlas adelante de manera intencional es casi imposible, porque sería demasiado evidente para aquél que la disfruta; es como tratar de contarle un chiste a alguien que ya se sabe el remate, o pretender que caigan en una broma pesada cuando te ven prepararla. No, las películas malas que pasan a la historia ocurren por accidente. La mayoría de las veces es una por una cuestión de recursos: la falta de presupuesto conlleva efectos no-muy-especiales, actores que hacen sus roles por un plato de arroz, o guiones que leyeron en la parte de atrás de una caja de cereal.

Pero en otros casos, una película realmente mala puede ocurrir de sorpresa gracias a la increíble ineptitud de los que están detrás de su realización, lo que me lleva  a relatarles la siguiente historia…

Quería ver otra peli con MORGAN FREEMAN así que entré a buscar en sus trabajos previos y aterricé en “Dreamcatcher” (“El Cazador de Sueños“). Recuerdo que en su momento, hace como 15 años, el trailer parecía copado y, como estaba basada en una obra de Stephen King, y encima tenía a MORGAN FREEMAN en la ecuación, sonaba como algo interesante. Por lo tanto, decidí mirarla.

Les voy a contar toda la trama, les juro que es tal cual la relato, no bullshit. Omití algunas partes porque explicarlas por escrito y mantener la coherencia al mismo tiempo sería casi imposible. No voy a entrar en detalles sobre la calidad de las actuaciones o efectos especiales porque sería inútil. Es una de esas cosas de ver para creer. And I want to believe.

Comienza mostrando la vida de cuatro amigos, cada uno en diferentes situaciones, que parecen tener poderes sobrenaturales. Por ejemplo, Henry es psiquiatra y puede leerle la mente a un paciente, Pete es vendedor de autos y puede encontrar cosas haciendo unos pases mágicos con los dedos, y Beaver puede escabiar whisky mientras chupa un escarbadientes sin tragárselo. De repente, uno de ellos, Jonesy, quiere cruzar la calle y es atropellado con toda la furia, y nos muestran cómo los médicos lo declaran muerto.
Seis meses después aparecen los cuatro, incluyendo el atropellado quien ahora sólo tiene una leve renguera, en una cabaña en el bosque. Allí evocan a su amigo Duddits, quien es “especial” y habla como gangoso, pero lo compensa con poderes como poder leer mentes y saber el futuro; además es fanático de Scooby Doo. Un flashback nos muestra cómo, cuando son peques, lo salvan de unos abusadores que pretendían hacerle comer caca de perro, y se convierten en amigos al instante. Duddits, para demostrar su cariño, les comparte sus poderes, y esa es la razón por la que ellos son así.

Pero sigamos con la peli. Tras varias escenas innecesarias donde cuentan cosas de sus vidas sexuales, pasamos a otra donde dos de ellos se van a buscar suministros, y los otros quedan en la cabaña. Entonces un hombre gordo y sudado aparece allí, herido, y lo meten adentro. Su cara tiene como una sarna roja y se tira muchos pedos y eructos, algo que remarcan Beaver y Jonesy una y otra vez. Cuando salen afuera a respirar aparece un helicóptero con unos tipos vestidos con trajes antiradiación, quienes les dicen que la zona está en cuarentena; MORGAN FREEMAN también aparece, portando tremendas cejas que casi se salen por sus sienes, y Beaver se encarga de hacerle la “seña del dedo” por no ayudarlos.

El público, o sea yo, permanece confundido por la situación.

Como sea, este hombre herido, Rick, termina en el baño dejando un rastro de sangre detrás de él. Los amigos se preocupan y abren la puerta, sólo para encontrar que Rick murió al habérsele escapado una criatura que podría describirse como una anguila con una enorme boca que parece una vagina con dientes. Dato importante: la anguila le salió por el orto, el cual hasta nos muestran cómo quedó después del violento escape. Por desgracia, está sedienta de sangre humana y aniquila en pocos minutos a Beaver, dejando a Jonesy llorando como un zoquete. Pero no termina ahí, porque al voltear, aparece un alien estereotipado, con cabeza gigante y todo, que lo mira fijamente. Luego, su cabeza estalla en una nube de polvo rojo, el cual envuelve a Jonesy y éste lo aspira todo. En serio pasa así, no me lo estoy inventando.

Luego de esta escena pasamos a una serie de eventos que parecen ser de una película totalmente diferente. En un campamento de cuarentena, MORGAN FREEMAN charla con su mano derecha, Owen, y le cuenta lo difícil que es tener que pasar toda la vida luchando contra extraterrestres que quieren destruir el planeta. Descubren que la sarna roja es un virus que propagaron desde una nave que está estrellada en el bosque, y deciden actuar. Eventualmente tenemos una escena de helicópteros tirando misiles y ametralladoras contra una nave espacial encallada, con explosiones onda Michael Bay. Posta pasa eso, no estoy jodiendo.

Ustedes, los lectores, se preguntarán, “¿qué carajo tiene que ver todo esto con el nombre de la película?”. Ya vamos a llegar, paciencia.

Mientras tanto, Henry y Pete chocan con su camioneta al intentar esquivar a una vieja que está tirada en la nieve. Tras buscar refugio, Henry decide volver a la cabaña mientras Pete se queda a cuidarla. Pero él poco sabía que dentro de la mina había una anguila asesina, la cual se escapa, obviamente por el orto, y, cuando Pete decide ir a hacer sus necesidades, salta a morderle el pitulín. Si bien logra salvarse con la ayuda de una antorcha, queda infectado con la sarna roja.
Pasamos a Henry, quien con sus poderes mentales sabe de antemano que Jonesy viene a rescatarlo. Pero no, no es Jonesy, es otra criatura que tomó posesión de su cuerpo, y va a buscar a Pete. Me gustaría aclarar que este ente malvado se hace llamar Mr Gray, pero el amigo Duddits lo llama Mr Gay. Así es, el antagonista se llama Señor Gay, y tiene una novedosa tonada inglesa, por lo que Jonesy habla como si fuese dos personajes diferentes durante el resto de la película. No es joda.
Cuando por fin llega hasta Pete, le pide indicaciones para ir hasta cierto lugar. Pete hace su pase mágico con el dedo y le muestra, pero eventualmente Señor Gay se cansa de sus insultos, se transforma en anguila gigante, y le hace la Animality de Liu Kang.
Henry sabe que pasa algo raro por lo que vuelve a la cabaña, sólo para descubrir a su amigo Beaver muerto, y todo infestado de anguilas y sarna roja. Tras prender fuego el lugar, se va esquiando de la zona sólo para ser interceptado por los militares. Valiéndose de sus poderes mentales, termina convenciendo a Owen para que lo ayude, ya que MORGAN FREEMAN pretende matar a todas las personas de la ciudad para evitar la contaminación.
Ambos escapan pero Henry no sabe a dónde, así que, y permítanme aclarar que esta es la mejor escena de la película, le avisa mentalmente a Jonesy que lo llame al 0-800-HENRY. Jonesy, prisionero en su propia mente, lo llama por teléfono, y Henry atiende usando una pistola como tubo, averiguando así su paradero y el plan de Señor Gay. Les juro por mi vida que pasa eso.

Todavía falta un poco para explicar el porqué del nombre de la peli, aguarden.

Como Señor Gay es un enemigo muy poderoso para él, Henry decide buscar a Duddits, quien rápidamente sabe de los planes malvados. Cabe aclarar que Duddits, a esta altura de su vida, tiene leucemia y está en las últimas, pero su madre no tiene problemas en dejarlo ir a una muerte segura. Al menos tiene la decencia de dejarle su valijita de Scooby Doo llena de remedios para el viaje, ¡grande má!
Owen los lleva hasta el lugar pero MORGAN FREEMAN, furioso por la traición de su mano derecha, los ataca con un helicóptero. Owen es muy buen tirador y logra derribarlo con un rifle, pero no sin antes verse herido de muerte. MORGAN FREEMAN también muere y se esfuma de la trama aunque bien podría no haber aparecido nunca porque su presencia no tiene sentido alguno. Convengamos que con ese concepto en mente la película nunca debería haberse filmado en primer lugar, pero bueno, prosigamos.

Henry, armado hasta los dientes, ingresa al lugar donde está Señor Gay, quien tiene como plan infestar el agua de ese pueblucho para poder así contaminar el mundo entero (no sé cómo funcionaría algo así pero no importa, digamos que es un plan infalible). Señor Gay se escapa de Jonesy y se transforma en una anguila gigante; todo parece perdido para nuestros amigos, pero Duddits, heroico, llega cantando el tema de Scooby Doo y, tras realizar su grito de guerra que consiste en levantar los brazos y decir “¡Yo Duddits!”, se transforma en un alien que parece un escorpión gigante y atraviesa a Señor Gay con su aguijón. Luego se transforman en una bola gigante, explotan en una nube de polvo rojo, y, tras desaparecer en el aire, Henry y Jonesy se miran. El mundo está a salvo. Esto significa que nos salvó un alien retrasado con leucemia, fanático de Scooby Doo.
F I N
Ah, sí, me olvidaba del porqué del nombre de la peli. Resulta que en una escena, cuando son chicos, hacen unos atrapasueños con Duddits y los cuelgan en la cabaña años más tarde. Y esa es la razón por la que la peli se llama así.

La única pregunta que me queda es: ¿qué tipo de drogas estaban consumiendo cuando hicieron esto?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.20 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gabriel Knight

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información