Salud

Ilusión desde la nada



Ilusión desde la nada - Salud

Me ha pasado algunas veces. Supongo que a la mayoría de las personas también. La vida transcurre y en apariencia las cosas funcionan, al menos desde fuera. Tienes trabajo, tanto tú y los tuyos, más o menos salud. Sales de vez en cuando con algún amigo y disfrutas de ocio. Además, colaboras con dos ongs para aportar tu minúsculo granito de arena, en el intento de hacer un mundo (que nos empeñamos en maltratar, nosotros los humanos, sin tener presente que es nuestra casa. Nuestra auténtica casa) un poquito más habitable. En definitiva, como cualquier otro hijo de vecino. Bueno, pues según parece, con estas circunstancias en la mochila, tú tienes que ser feliz; si o si, no hay otra. La fórmula es sencilla: circunstancias personales favorables, igual a bienestar o felicidad. Pues bien, yo a eso contesto, como diría el gran Chiquito de la calzada, nooorlll. Ni mucho menos y la verdad, ni soy ni quiero ser un vendedor de fórmulas para la felicidad; qué va, vade retro. Pero si puedo hablar de lo único que cada cual puede exponer con ciertas garantías, mi propia experiencia y con sinceridad, cuando el malestar acecha y empiezas a girar alrededor de un bucle, en el que la más absoluta nada parece hacerse cargo del cotarro y ni siquiera la mirada absorta e inocente de tu perro (mi mejor amigo, lo puedo certificar)puede ser suficiente, para que la existencia vuelva a tener sentido y entonces llega la gran pregunta…, ¿Ahora qué? La verdad, no creo que exista una respuesta universal que valga como la gran panacea, como una piedra filosofal para el alma, por eso hablo de mi experiencia y tras mucho tiempo, al hacer examen de conciencia, he llegado a comprobar que al buscar dentro de mí y preguntarme, ¿Qué me hace vibrar de emoción? ¿Qué enciende en mi universo la llama del entusiasmo? En mi caso es escribir y contar historias, pero creo que cada cual, mirando dentro de sí, el tiempo suficiente,puede encontrar esa chispa de ilusión y con ella hacer su vida mejor y por qué no, también la de los demás.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carlos Lumer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.