Sociedad

Inclusión Financiera: Un Detalle – Parte II

Inclusión Financiera: Un Detalle – Parte II - Sociedad

Tal vez una descripción con más detalle pueda ayudar. Los beneficiarios, inicialmente, suelen ser personas con ingresos que apenas les alcanza para vivir, que ven dinero en escasas cantidades y, entre otras cosas, no se permiten mantener deudas más allá de la tienda de comestibles.

 De repente, un fabuloso sistema les ofrece como crédito un monto mayor a lo que podrían obtener en sus actividades diarias. Las condiciones son tan asequibles que aceptan participar. Se les dice que las tasas de interés son muy bajas, la cuota mensual se junta diariamente, es importante “invertir”, hay la posibilidad de generar un ahorro personal; el crédito es grupal y funcionará como asociación, con una junta directiva; entre todos se garantizan y si alguien no cubre su cuota, los demás lo ayudarán. Se les aclara que cumplir con el compromiso los beneficiará con un aumento del crédito.

Todo pinta muy bien. El primer préstamo se recuperara, aparentemente con mucha facilidad. La reunión de pago se da y el cien por cien de estos son cubiertos oportunamente. Sin embargo, pocos observan que muchos de los involucrados, unas horas antes, han estado buscando dinero, para poder cancelar la deuda; manteniendo la esperanza de lograr un crédito mayor y así, poder pagar a quién acaba facilitándoles la suma que cubría su cuota. ¿Por qué?.

 La segunda entrega no se recupera tan fácilmente; uno o varios integrantes presentan diversas excusas por no tener el dinero o sólo contar con una parte. Se aplica las condiciones de garantía, todos los demás cubren las cuotas faltantes. Sí, el crédito finalmente es cancelado.

Así continúa el ciclo. Es fácil ver que algo no está bien. ¿Se puede observar lo que está faltando? ¿Alguien  puede ver el detalle?…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.18 - 11 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Jessica Diaz

Deja un comentario