Salud

Infección en el tracto urinario: causas, riesgos y tratamientos.



Infección en el tracto urinario: causas, riesgos y tratamientos. - Salud

Se produce una infección renal cuando las bacterias o virus contaminan los riñones. Las  bacterias que causan estas infecciones por lo general vienen de otra parte del tracto urinario como la vejiga, los uréteres o la uretra. Por lo general la bacteria más habitual es el E-Coli. Si la infección de orina llega a la vejiga tendremos una cistitis pero si afecta al riñón y a la zona pelvica renal se trata de una plelonefritis. Las  infecciones renales pueden afectar un riñón o ambos al mismo tiempo. Pueden provocar dolor al orinar, molestias en la zona baja del abdomen o dolor de espaldas, escalofríos, nauseas, vómitos, pus o sangre en la orina, sensación de urgencia para orinar, ganas permanentes de hacerlo o impresión de no haber finalizado. Cualquiera puede contraer una infección renal pero están más propensas aquellas personas que tienen una infección en la vejiga, las embarazadas , los diabéticos, los que tienen calculo renal o la próstata agrandada, los que tienen problemas en el tracto urinario y las mujeres con más frecuencias que los hombres. Esto se debe a como esta formado el cuerpo femenino. Al tener una uretra más corta hace que sea más fácil para las bacterias entrar en el cuerpo y viajar hasta el tracto urinario. Pero a pesar de ser más frecuentes en las mujeres cuando la padecen los hombres por lo general suelen ser casos más graves. Un 12% de los hombres sufrirá una infección urinaria a lo largo de su vida o a partir de los 50 años.

¿ Cómo se diagnostica una infección renal?

Es importante tratar una infección renal de forma inmediata. Su médico puede detectarla con una muestra de orina o de sangre. Solo en algunos casos los médicos ordenan pruebas como la radiografías, ecografías o tomografías computarizadas. Estas pruebas producirán imágenes del tracto urinario.

¿Qué puede provocar una infección urinaria?

Hay algunas situaciones que pueden provocar que las infecciones sean más probables como  pueden ser las aguas contaminadas, mala higiene íntima (tanto por exceso como por defecto). Existen de higiene íntima que pueden alterar el ph y desencadenar una infección. También están los espermicidas y diafragmas, tener prácticas sexuales de riesgo, cambios hormonales, el uso de sondas y catéteres.

Riesgos de las infecciones urinarias.

Cuando se trata de una infección urinaria se pueden provocar daños graves de salud e incluso una infección multiorgánica  que puede provocar la muerte, daño renal permanente, infecciones recurrentes, septicemia  y durante un embarazo puede provocar que un bebe nazca bajo peso.

¿Cómo tratar una infección urinaria?

Las infecciones renales se tratan con antibióticos pero si tienes una infección más grave pude que tengas que permanecer en el hospital para recibir tratamiento y si es por defecto del tracto urinario, necesitaras una cirugía para evitar infecciones posteriores.

¿Cómo prevengo la infección de orina?

·Bebe mucha agua, así diluirás la orina, orinaras mucho, lo que permite expulsar bacterias con mayor frecuencia.

·Orina tan pronto tengas la necesidad de hacerlo.

·Evita utilizar productos íntimos irritantes.

·Vacía la vejiga después de tener relaciones sexuales y toma un vaso de agua.

· Límpiate de adelante hacia atrás. Evitaras que las bacterias del intestino se propaguen.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Grethel

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.