Sociedad

Influencia… ¿Real?



Influencia… ¿Real? - Sociedad

En esta época la apariencia lo es todo; quién no lo crea, puede darse una vuelta por Instagram o cualquier otra red social. Aunque a primera vista no se pueda ver, principalmente por parte de los usuarios más jóvenes, se lleva a cabo una lucha por ver quién logra la mayor popularidad en esos rincones de la red. Los motivos de dicha competencia son varios, desde recibir aprobación por parte de compañeros de escuela o incluso, tal vez, el sueño escondido de ganar cierta fama y reconocimiento. Y ¿quién podría atreverse a culparlos?

De unos años para acá, en los medios de comunicación se dedican cada vez más espacios en los medios de comunicación. Se muestran a todas horas imágenes llenas de glamour de los llamados «influencers» y se derraman ríos de tinta narrando sus amoríos y excentricidades. Pero no todos tienen acceso a este exclusivo club. Generalmente, los que más se logran destacar en las redes, son los que no dudan en mostrar su atractivo físico en diminutas prendas. Las marcas lo saben, y no dudan en ofrecerles a estos jóvenes jugosos contratos a cambio de promoción en sus perfiles de redes sociales.Sí, es válido que quien quiera dedicarse a sacarle alguna clase de provecho a su imagen, pero cabe detenerse a reflexionar por un momento. ¿Qué clase de mensaje le estamos mandando a los más jóvenes?

Las imágenes de perfección que los influencers utilizar para llamar la atención en redes, son, en muchas ocasiones, alteradas o falseadas de una forma u otra, diseñadas específicamente para satisfacer un estándar establecido por la sociedad de consumo. Desafortunadamente, algunos de los usuarios de redes sociales de menor edad, no tienen conciencia de este hecho, y se desviven tratando de imitar a esos iconos prefabricados, lo que en muchas ocasiones contribuye a desencadenar algunas formas de ansiedad y depresión, al sentirse poco valiosos por no estar dentro del molde que la sociedad moderna dicta como «convencionalmente atractivo».

¿No sería acaso momento de comprender que conservar una buena imagen exterior no implica descuidar por completo el cultivo de otros valores? Quizás, valdría la pena recordar,  que lo que le da valor a una persona, casi nunca puede verse fotografiado

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

patypixie

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información