Anuncios
Ciencia

¿influye El Tamaño En La Monogamia O Poligamia?

¿influye El Tamaño En La Monogamia O Poligamia? - Ciencia

¿El tamaño importa influye en la monogamia o poligamia?

El hecho de enamorarse es un hecho fortuito y azaroso. En esa suerte de lotería, podemos llegar a ser muy afortunados de encontrar a la persona que nos llene. Ahora bien, muchas de las relaciones de la sociedad actual se sustentan en un acuerdo monógamo entre los dos enamorados. Si bien, es sabida la existencia de numerosos casos de infidelidades que han conducido al fin de una relación. Incluso en las sociedades aparentemente monógamas, la infidelidad es algo común.

Los seres humanos son uno de los pocos animales que practican la monogamia. Y con alusión a esto y desmontando mitos, la inmensa mayoría de animales que creemos monógamos (caballitos de mar, por ejemplo) practican la denominada monogamia social, en la cual hay una unión más próxima entre dos individuos, pero lo que no limita a ninguno de los dos de mantener relaciones con otros miembros del grupo. La denominada monogamia sexual es muy escasa (solo presente en el 5% de los mamíferos).

Según numerosos estudios, la vasopresina y la oxitocina interactúan con sistemas dopaminérgicos de placer y recompensa, jugando un papel relevante en la predisposición a la monogamia vs poligamia. Las relaciones amorosas de distintas subespecies de ratones nos han ofrecido una posible explicación neurobiológica a la existencia de relaciones monógamas. Por un lado, los ratones de la pradera (Microtus ochrogaster) se han mostrado como maravillosas parejas que forman fuertes lazos de unión monógamos y vitalicios. Por otro lado, se encuentran los ratones de la montaña (Microtus montanus) los cuales se alzan como solteros de oro y no se atan a pareja alguna.

Estudios recientes han atribuido este hecho a la existencia de un gen en machos. Dicho gen expresa para un receptor de vasopresina. Versiones más largas de este gen se relacionaba con monogamia y mayor cuidado parental; mientras que versiones más cortas se asociaban a mayores escarceos amorosos entre los ratones. En humanos, este gen presenta diecisiete longitudes diferentes, por lo que en esta ocasión el tamaño sí importa.

No podemos dar una respuesta definitiva científica sobre la naturaleza del ser humano como monógamo o polígamo, pero existen pruebas neurobiológicas que justifican la monogamia del ser humano como una herramienta evolutiva.

“Y es que el amor no necesita ser entendido, simplemente necesita ser demostrado”, Paulo Coelho.

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.18 - 17 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aida Benitez

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información