Deporte

Iniesta o la figura del deportista normal

Patrocinado


Iniesta o la figura del deportista normal - Deporte

El pasado viernes Andrés Iniesta anunciaba su salida del Barcelona, club en el que ha militado desde los 12 años. Ahora, con 33, ha decidido iniciar una nueva etapa deportiva. Jugará fuera de Europa, para no enfrentarse al club de su vida. Ante el anuncio de Iniesta, los elogios han llegado de todo el mundo del fútbol y del deporte en general. Se valora su talento futbolístico, pero también su personalidad. Iniesta ha recibido el aplauso de muchas aficiones rivales, y creo que no ha sido solo por su calidad deportiva, sino también por su calidad humana. Nunca se ha visto involucrado en polémicas, demasiado habituales en el mundo del fútbol y de la prensa deportiva actual. Es un jugador de fútbol “normal”, que no ha necesitado ser una estrella fuera del campo. No es extravagante, no presume de su dinero, lo dicho, un tipo normal.

Ver que jugadores como Iniesta, Xavi, Valerón o Casillas han dejado huella en el fútbol, me reconforta. El fútbol está mediatizado por las estrellas. Jugadores que van de “rock stars” y que parece que no valoran lo que han logrado, esto es, ser profesionales de un deporte que está muy, muy bien pagado. Aunque no solo pasa en este deporte, está más extendido en el fútbol mundial. Este deporte se ha llenado de clones, tipos que parecen cortados bajo el mismo patrón, y no me refiero solo al estético. Destaca más el tramposo, el que busca la bronca y la polémica. Destacan los extravagantes, los que tienen un aspecto llamativo, con peinados que no pasan desapercibido, con el cuerpo lleno de tatuajes. Cada uno es libre de hacer lo que quiera consigo mismo, pero el problema es que los futbolistas son, desgraciadamente, vistos como ejemplos. Su visión vital se extiende por la sociedad: el postureo.

Pero al margen de las consecuencias de la repercusión social de muchas estrellas del fútbol mundial, es importante destacar las figuras de los deportistas “normales”. Personas normales que han logrado con su esfuerzo triunfar en el mundo del deporte. A los futbolistas citados, empezando por el propio Iniesta, habría que añadir una larga lista: los jugadores de baloncesto de la selección masculina de España, ciclistas como Miguel Induráin, Rafa Nadal, Mireia Belmonte, etc., son solo algunos ejemplos. Gente normal que ha triunfado en sus respectivos deportes. Los deportistas normales logran destacar, y se les valora por ello, pero siguen siendo una minoría, al menos en lo que respecta a su repercusión mediática. Si tuviera que aconsejar a una persona joven, tomaría como ejemplo a Iniesta. Le diría: ¿lo ves? Es un tipo normal. Si no fuera un gran jugador de fútbol, también te lo pondría como ejemplo. Ese es el tipo de persona al que te debes parecer. La humildad y el trabajo como base. Las nulas ganas de querer destacar como sea por encima de los demás. Todas son características que definen a la gente normal.

Iniesta, un gran jugador de fútbol. Un tipo normal pero extraordinario.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información