Humor

Jugando Gloomhaven, Cap. 2: Entra Luce



Jugando Gloomhaven, Cap. 2: Entra Luce - Humor

La flecha se incrustó en el bícep de Sura, quebrándose al impactar contra la dura piel de la savvas. Las otras dos bandidas aún tenían el arco tensado, pero no soltaron sus proyectiles. Se miraron una a la otra, como preguntándose si una criatura así sería en absoluto vulnerable a sus ataques. Sura rugió en su dirección, forzándolas a tomar una decisión. Recordando la antigua sabiduría de que las flechas en el carcaj no le sirven a los muertos, dos proyectiles más salieron volando hacia la guerrera de roca, sin detener en lo más mínimo su avance.

-¡Yess!
-No puedo creer que las tres arqueras te atacaron y todas sacaron cartas negativas. Sara recibe en total un solo punto de daño.- Edgaru llevaba el registro de los ataques de cada monstruo. – Termina la ronda, hay que elegir nuevas acciones.
-Ser un cragheart es lo más, ahora voy a aprovechar que un casillero entre esas dos. Ustedes pueden encargarse de la otra, no?- Sara dejó las cartas sobre la mesa boca abajo, con una sonrisa presumida.

La savvas aumentó la velocidad y cargó hacia la primera arquera, quien sé movió con agilidad y esquivó la embestida. Ante esto, Sura solo sonrió, y sus manos de piedra parecieron aumentar peligrosamente de tamaño. Estirando ambos brazos a los costados golpeó a dos de las arqueras, una de ellas cayendo inconsciente por el golpe. La tercera preparó su arcó para disparar a bocajarro, cuando un proyectil mágico impactó en su hombro. En la preocupación por la giganta de roca que estaba aporreando a sus compañeras, había dejado de ver la puerta, y no notó a la maga del pueblo de orquídeas ni al guerrero peludo que ahora estaban también en el pasillo.
Toto llegó a la carrera trazando un arco con su espada en el aire, rematando a la arquera que Sura había golpeado. La última bandida de pie intento retroceder sin dejar de mirarles, para frenarse en seco y soltar un grito ahogado. Se miró el pecho, de donde salía la punta esbelta de una daga, empapada de su sangre. Cayó hacia adelante sin decir nada más. Una humana con armaduras de cuero pulido los miraba desde la sombra en la que había apuñalado a la arquera.
-Mucha muerte espera en estas habitaciones. Por suerte para ustedes, estoy de su lado.

Edgaru miró a Luz con los ojos entrecerrados de bronca.
-Si podías sumarte a la partida, pero no poner tu personaje en cualquier lado. Y menos ya usar una carta.
-Pero pero estaba muy justo. Esta carta me da +2 al ataque cuando el enemigo esta adyacente a uno de mis aliados, y Toto estaba justo ahí.
-Si pero tendrías que entrar desde la puerta, y dejarnos a nosotros esta parte, ya estaba con dificultad para tres jugadores de todos modos.
-Daaaale es cooperativo. Y me iba a demorar un montón llegando hasta acá.
-Es una partida de prueba. -Intervino Sara. -Y se supone que somos un grupo que va junto, no?
-Ok, ok, esta vez pasa.- Edgaru anotó los puntos de daño cediendo.- Son tres, +2 por adyacente y +1 tu carta, justo lo mata. Nos falta la última habitación y ganamos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Edgaru

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información