Literatura

Kaldí, y las cerezas misteriosas

Patrocinado


Kaldí, y las cerezas misteriosas - Literatura

Esta historia es parte de las tradiciones y el folclor de Abisinia, antiguo país, que hoy es la orgullosa República Democrática de Etiopía, y se  remonta a varios pero varios siglos atrás Cuando existió un pastor llamado Kaldi, quien diariamente llevaba a sus cabras a alimentarse en las llanuras de aquella región.

Los días pasaban de manera normal, y un día nuestro amigo el pastor decidió que mientras sus cabras pastaban, él podía echarse una pestaña (como decimos en mi país); Al cabo de un rato Kaldi despertó y noto que los animales estaban teniendo un comportamiento más extraño de lo normal. Estaban muy inquietos de cierta manera podía decirse que energizados; rápidamente intento calmarlos y los arreo de regreso a casa; con varias ideas rondado por su mente, – ¿Cuál sería la causa del comportamiento de sus animales?-, -¿Estarían enfermos?-.

Con estas preguntas dando vueltas por su mente, se retiró a dormir ya que debía despertar con el alba al día siguiente, como era rutinario para él  despertó y arreó a las afueras del pequeño granero a sus cabras para llevarlas a las llanuras, nuevamente y gracias a la desmañada volvió a quedarse dormido. Al despertar nuevamente notó que las cabras volvían a tener el mismo comportamiento inquieto y activo del día anterior. Esta vez reaccionó un poco asustado por este extraño comportamiento, con las mismas ideas en su cabeza; Durante la noche vigiló a sus animales y notó que no pegaron ojo en toda la noche.

Preocupado por esta situación, a la mañana siguiente tomó a los animales y los llevó como de costumbre a la llanura, pero esta vez omitió quedarse dormido aunque el cansancio se esforzaba en vencerlo, observó a las cabras de manera cuidadosa hasta que una de ellas se alejó de las demás, Kaldi fue tras ella y la vio mientras comía unas extrañas bayas color rojo de lo que parecía ser un arbusto, de inmediato el animal comenzó a tener el comportamiento que habían mostrado en días anteriores, por lo que el asustado pastor asumió que esa debía ser la causa de esta conducta.

Tomó algunos de los frutos del arbusto y los llevó al monasterio cercano, tocó la puerta y al entrar y hacer las salemas correspondientes al monje encargado, le contó todo tal y como había sucedido desde el día uno hasta el descubrimiento de las bayas que llevaba en mano. El monje curioso le pidió dejase las bayas a su cargo para que el pudiese examinarlas mejor.

Ya en su recamara el monje, tomó las bayas las observo y pensó que debían tener buen sabor, puesto que los animales siempre regresaban a comerlos, así que sin pensarlo dos veces se los llevó a la boca, para escupirlos de manera repentina sobre el piso debido a su amargo sabor, decepcionado los arrojo al fuego en cuanto las semillas de estas bayas, hicieron contacto con el fuego desprendieron un sabroso aroma, el monje rápidamente las sacó del fuego y pensó -¿ Será que puede hacerse una infusión con ellas?- .

Colocó su vieja tetera al fuego y en cuanto hirvió el agua, la vertió encima de las semillas que inmediatamente comenzaron a tornar el agua color caoba, la bebió y empezó a sentirse con mucha más energía, esa noche logró mantener su meditación hasta altas horas de la noche, pasado esto contó a Kaldi lo que había sucedido y le dio a probar la infusión de fuerte sabor y el pastor todo desmañado sintió como se revitalizaba su cuerpo

A partir de ese momento Kaldi cada mañana bebía un poco de la infusión obra de los granos antes de salir con sus animales y esto permitía que ya no durmiese y los monjes comenzaron a utilizarla para su meditación.

Y así fue como se descubrió la bebida aromática y sabrosa  con la que despertamos cada mañana, no importa el país o el huso horario

 

¿Quién no disfruta de una deliciosa y calientita taza de café?

 

Espero que les haya gustado mucho esta leyenda, es un placer poderla compartir en este espacio, es un relato  muy especial para mí. ya que me recuerda a una persona muy querida. Además de que para algunos puede ser un nuevo dato curioso.

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 12 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Amira Iza Caselin

Deja un comentario

Publisuites