Literatura

La alargada sombra del horror. Parte I



La alargada sombra del horror. Parte I - Literatura

Los primeros rayos de sol empezaban a invadir la acogedora habitación de Mike. La puerta se abrió lentamente, acompañada de la voz de su madre.

– Hijo, levanta que vamos a desayunar.

Abrió sus ojos engañosos, después de dormir de un tirón, viendo la amplia sonrisa de su madre.

Después de ponerse los pantalones cortos, la camiseta de los Yankees «su equipo favorito de béisbol» y sus desgastadas zapatillas se dirigió a la cocina.

Su padre le guiño un ojo cuando lo vio aparecer, pasando la página del New York Times.

– Ya era hora, dormilón – dijo, después de sorber el volcánico café.

Estirando tanto como pudo los brazos, emitiendo una bostezo desde sus entrañas, terminó por desperezarse.

Las tortitas le esperaban en su sitio, el cola- cao en su taza de Spider-Man,  gracias al esfuerzo diario de su madre, nunca le faltaba un sabroso desayuno.

Buenos días, papá, buenos días, mamá – dijo, con tono somnoliento.

– Vamos hijo, que se enfrían las tortitas, hoy me han salido muy ricas

A medida que Mike daba unos bocados menudos a las tortitas, empezaron abrirse completamente sus ojos marrones.

– ¡Qué ricas! Papá vamos a jugar después al béisbol.

– ¿Seguro que quieres? – dijo, irónicamente.

Claro que

Sintiendo en ese instante como un diente se le caía al plato de las tortitas, sumergiendo inexorablemente en el sirope de chocolate.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Crono

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información