Literatura

La Autoimagen Nos Acompaña Siempre

La Autoimagen Nos Acompaña Siempre - Literatura

Es imposible separarnos de nuestra imagen. Forma parte de nuestra esencia. Somos lo que pensamos ser. La autoimagen que tenemos, consciente o inconscientemente, influye en todo lo que pensamos ser. La autoimagen que tenemos, consciente o inconscientemente condiciona de forma decisiva nuestras actitudes y comportamientos. Desde la mañana hasta en la noche, donde estemos, ella es nuestra “vestimenta”: aquella que nos “muestra” el mundo, la apariencia con la cual nos presentamos, la visión que tenemos y que los otros tienen de quiénes somos.

Podríamos decir aún más: es como si ella caminará frente a nosotros , una energía precursora que llega antes, que anuncia a los otros nuestra venida.

Y los “radares” no hablan. Captan como precisión si es tímido que se aproxima o alguien confiado en sí mismo. La importancia de nuestra imagen es decisiva. Ella nos dice quiénes somos y dice a los otros a qué venimos; si somos capaces de grande realizaciones o incapaces de resolver nuestros propios problemas. Ella habla de nuestro pasado y revela los paradigmas que alimentan los pasos del futuro. Nuestro día a día esta ahí, traducido en cada palabra y cada gesto. Somos nuestra autoimagen. Ella revela también nuestra “área de lo posible”.

• Si crees que no puedes, tus caminos se cierran.

• Si crees que puedes, tus caminos se abren.

• Todas las puertas se cierran para quien no cree en sí mismo.

• Todas las puertas se abren para quien confía en su potencial.

Es la lógica de la vida. Cosechemos lo que sembramos. Siempre fue y será así. Nuestros horizontes están sujetos a nuestra visión. Un miope no puede ver de lejos. Al contrario, una visión clara, lúcida y penetrante vislumbra hasta los horizontes más distantes y se introduce en el tiempo que se ha de vivir. No hay fronteras para los visionarios. El mundo es pequeño para sus corazones, pues estos, de alguna forma, son mayores que el mundo.

También hay que tener en mente, al hablar de la importancia de la autoimagen, que existe una nítida correlación entre simpatía o antipatía ligadas a la idea, a la imagen que tenemos unos de otros.

• Si tienes perjuicios respecto a alguien, la antipatía se vuelve algo natural y espontáneo. Tu no sabes por qué, pero aparece. Y el clima se vuelve pesado y las relaciones difíciles. Algo está mal. Las energías se repelen.

•Si piensas positivamente con respecto al otro, has logrado la mitad del camino. Basta que él también tenga los mismos sentimientos que tú y la simpatía brota instantáneamente.

Conviene recordar que esto vale para cualquier circunstancia de la vida. Interfiere tanto en nuestra vida conyugal como familiar, en nuestros negocios o vida social. Interfiere en el aprendizaje escolar, al punto que el alumno no aprende correctamente, si la imagen que tiene el profesor es negativa. La visión que el profesor tiene con respecto al alumno, tiene la misma interferencia. La enseñanza es perjudicada y el rendimiento escolar se vuelve escaso. Todo por causa de una heteroimagen negativa y preconcebida que afecta inconscientemente las relaciones de ambos.

Los otros se vuelven para nosotros
lo que pensamos de ellos.
Es el gran poder de la imagen mental
¡Estemos atentos!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

AlejaMotivacion

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información