Literatura

La Aventura De Los Instintos Parte Ii

La Aventura De Los Instintos Parte Ii - Literatura

Para entender, favor leer la primera parte:

A la mañana siguiente fuimos a trabajar como si nada hubiese ocurrido, tanto Jessy como yo preferíamos mantener esa complicidad sin que nadie supiera lo nuestro, ya que incluso podía afectar el ambiente laboral y no nos convenía. Así que decidí analizar algunas fotos de unos paisajes que planeaba usar en un collage, de repente recibí un mensaje de Sarah aceptando mi invitación, recordé que tenía mi número por la entrevista así que no dudé en darle los detalles del lugar y la hora en que nos veríamos. Esta fue una cita un poco más formal y se tornó algo difícil cuando al contarle anécdotas graciosas no parecía causarle gracia, teníamos personalidades muy distantes entre sí y parecía que iba a ser difícil hasta que de pronto empezó a hablarme de un divorcio que había tenido hace unos años y como la abstinencia le empezó a empeorar el humor que ya tenía de costumbre. Después de escuchar eso y de enterarme que teníamos 10 años de diferencia me quedé sorprendido, aunque tuve que disimular para no parecer intimidado. Dadas las circunstancias decidí invitarla a mi departamento al terminar la cena ya que estaba seguro de que ella quería algo de diversión aquella tarde y yo dejándome llevar nuevamente por mis instintos se la proporcioné, lo suficiente como para que quedara contenta y hasta su ánimo mejoró notablemente.

Creí que después de esa experiencia no nos veríamos nuevamente como siempre estaba acostumbrado, pero de repente se formó un escándalo en los medios cuando algún reportero de esos que te siguen hasta el baño y gozan de las noticias que dañan el prestigio de cualquiera lanzó un reportaje sobre el momento candente que habíamos tenido Sarah y yo, claro está con ese sesgo de exageración que nos desprestigiaba a ambos. Ella tuvo que renunciar a su trabajo mientras que a mí me seguía la prensa para seguir con sus típicas preguntas incomodas. Fue en una de esas ruedas de prensa improvisadas cuando salía de mi departamento que una reportera de una radio local me hizo varias preguntas algo tramposas ya que con cualquier respuesta yo quedaba mal parado y terminó diciendo: “¿No le da vergüenza?” mientras me miraba con un odio escondido que yo pude notar fácilmente, parecía que más allá del escándalo no le caía nada bien a la muchacha, así es encima de que era menor a mí y se notaba lo amateur que era en su trabajo.

Frente a esa difícil situación tuve que ser más perspicaz para ponerle fin al asunto y decir que todos somos libres de satisfacer nuestros deseos si eso no implica daño alguno, añadí que solo se trataba de 2 adultos teniendo un poco de intimidad y que ya habían hecho suficiente al provocar la renuncia de Sarah, a lo que la joven me interrumpió diciendo que de seguro no era la primera vez que tenía mis aventuras, así que le respondí con una pregunta: ¿Quieres ser la siguiente?, sin perder la seriedad y dejándole mi número para luego irme de allí.

Estaba más que molesto con todo eso a pesar de que ya no volvieron a hacerme más preguntas, me había quedado un mal sabor de boca y sin darme cuenta empecé a tener más relaciones casuales como si fuera deporte. Era una tras otra que llevaba a mi departamento, rubias, morenas, pelirrojas, hasta una asiática de un chifa, algunos vecinos se quejaban de los gemidos frecuentes a tal punto que tuve que mudarme puesto que me llamaron la atención los dueños de ese lugar alquilado.

Un día decidí que era suficiente porque me sentía encadenado al placer y había dejado de lado la fotografía y la música, así que para evitar hundirme pensé en ir de paseo para despejar la mente, en concreto elegí un campo de mini golf. Para sorpresa me encontré con la reportera Hellen quien no dejó de tratarme de forma poco amigable, me dijo que de seguro yo pensaba que la había logrado impresionar la última vez que nos vimos pero la realidad era que a ella no le gustaban los tipos como yo así que rompió el papel que le había dado. Como yo estaba buscando algo de relajación decidí contenerme y solo decir que estaba bien y que me alegro que haya hecho eso, luego me despedí amablemente mientras ella me miraba con asombro. Empecé a jugar con normalidad, metí algunos hoyos en uno, lograba que la bola rebotara por 2 o 3 superficies antes de entrar e incluso que pasara por los túneles o espacios personalizados que hacían atractivo el lugar; fue precisamente en uno de ellos que no me fijé en dónde terminaría saliendo la bola pero antes de que sucediera pude observar que coincidía con el sitio donde estaba Hellen parada con su celular, así que de no moverse la golpearía en la cabeza por detrás. Todo sucedió tan rápido que impulsivamente opté por empujarla al piso como cuando se salva a alguien de ser atropellado y por la misma acción uno termina encima de la otra persona. Pasé de estar asustado por lo que le podía haber sucedido aunque fuera una simple bola de golf a sentir nuevamente pasión instintiva como los encuentros que había tenido antes pero traté de controlarme y no hice ningún movimiento. Cuando me disponía a levantarme ella me sostuvo y me besó con una gran pasión que denotaba una especie de gusto escondido, posterior a eso me dio una cachetada y yo quedé más perturbado que al principio. A pesar de eso solo me disculpe y me fui mientras la escuchaba reclamarme enojada.

Pasó un considerable tiempo después de aquel incidente y regresé al estilo de vida anterior solo que un poco más controlado, salía con una chica diferente una vez al mes. Todo parecía fluir con naturalidad hasta que vino a mi mente la idea de formalizar un noviazgo con una de mis citas pero ninguna cumplía con mis expectativas más que de complacencia así que me acordé de Jessy mi asistente, la única chica con la que me sentí diferente, además yo sabía que le gustaba por lo que era mi mejor opción. Luego pensé en que ella podía haber encontrado a otra persona y que quizás solo debía esperar a encontrar otra mujer como ella, pero ¿habría otra igual?  Y de ser así ¿Cuánto me demoraría en encontrarla?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

MaxKaiser

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información