Historia

La Batalla de La Noche triste. Historia de la batalla entre el poderoso Imperio Español y el temido Imperio Azteca. Segunda entrega.

La Batalla de La Noche triste. Historia de la batalla entre el poderoso Imperio Español y el temido Imperio Azteca. Segunda entrega. - Historia

La Matanza del Templo Mayor (continuación)

Al ausentarse Hernán Cortés de la ciudad de Tenochtitlan para tratar, personalmente, el peligro de la venida de Pánfilo de Narváez, deja en su lugar a Pedro de Alvarado, tipo más impulsivo y agresivo y hasta, quizás paranóico, con una compañía de, tan solo, 80 soldados. Moctezuma era un prisionero muy valioso, pues apaciguaba al pueblo azteca haciéndoles creer que los españoles eran dioses ya mencionados en sus profecías. En medio de toda esta situación delicada que vivían, tanto europeos como mexicas, los aliados de los primeros, tlaxcaltecas y totonacas,avisaron a Alvarado acerca de intensiones obscuras de los aztecas de pretender atacarlos , algo difícil de creer pues ellos se encontraban en plena celebración del mes sagrado de Toxcatl; estando, completamente, desarmados. Alvarado, el sanguinario, no esperó un minuto más y se decidió por la táctica de atacar primero. Se realizó una masacre, en medio de danzas y rituales, sin comparación en la historia universal. Las lanzas de los españoles partieron miles de cuerpos indígenas, entre nobles tenochcas, mujeres y niños. Esta acción española encolerizó, con justa razón, a todo el pueblo  , encendiendo los ánimos para realizar un levantamiento . La desesperación de Alvarado llegó a tanto que, en un intento de calmar a la muchedumbre, ordena al emperador prisionero salir a la azotea y pedir a su pueblo que se tranquilizara y mantuvieran una actitud sumisa, a lo  Moctezuma accede , pero recibió por respuesta una «lluvia de piedras y flechazos», hasta dejarlo muy mal herido de la cabeza, lo que más tarde le causó su fallecimiento. En este lamentable acontecimiento, la mayoría de la nobleza mexicana fue aniquilada. Ya podrán ustedes imaginar lo que viene después. En lugar del fallecido Moctezuma II, fue elegido Cuitláhuac, su hermano, quien era más agresivo y belicoso , organizando y preparando al ejército, buscando, asimismo, alianzas con pueblos dominados por ellos, pero siempre recibió una respuesta negativa rotunda. Poco después, Cuitláhuac, muere víctima de la viruela. Por otro lado,el ejército ibérico, se queda sin su medio de mantener sumiso al pueblo y de estar a salvo.

 

Huida hacia Tacuba y la Noche Triste.

Tal parece que Alvarado representaba un elemento militar valiosísimo para Cortés, pues no hay registros históricos que evidencien que, a su regreso y ver la situación en la que se había caído por su culpa, mostrara alguna actitud encolerizada y reprochable en contra de su subalterno por este mal preceder en estrategia militar. Al encontrarse cercados ,los españoles ,por espacio de una semana en el Templo Mayor y al estar soportando escaramuzas, de mayor y menor intensidad por parte de los aztecas, Cortés decide la huida, de todos, en medio de la obscuridad de la noche ,para no ser advertidos por los guerreros aztecas. Asimismo, el hecho de que el agua y los alimentos escasearan, hacían esta decisión más impostergable.  A la medianoche del 30 de junio de 1520, la armada europea sale por un puente hecho por canoas en dirección a Tlacopan (Tacuba), cuidando al máximo el ruido de los cascos de los caballos y los relinchos de las bestias. Todo parecía que le saldría perfecto al conquistador ibérico, hasta que el destino selló su fatal suerte, ya que, una anciana que llenaba un cántaro con agua, advirtió su escape y ella, sin esperar, avisa a las legiones aztecas. Se comenzaron a escuchar tambores, de piel de serpiente, desde el templo de Huitzilopochtli y, en cuestión de segundos, la laguna ,que rodeaba la ciudad de Tenochtitlan, se vio inundada de cientos de canoas technocas. Los españoles, quienes han de haber estado en ese momento presas del pánico y diciendo sus últimos rezos, fueron atacados por miles y miles de flechas, disparadas por habilidosos guerreros con décadas de entrenamiento militar. Las macanas con incrustaciones de obsidiana, abrían con su filo la piel delicada y blanca de los conquistadores españoles.  Desde las azoteas, era atacada la retaguardia española por enardecidos militares mexicas, otros, desde tierra firme cortaban los puentes de canoas. El resultado final, más de la mitad de la tropa española y miles de aliados tlaxcaltecas, perdieron la vida en las aguas del lago. Así también, se perdió gran cantidad de caballos y artillería. Específicamente, según el historiador ,Bernal Díaz del Castillo, más de 600 soldaos españoles fallecieron y todo el tesoro de Moctezuma, producto del saqueo, se perdió. Cientos de españoles y tlaxcaltecas capturados fueron ofrendados en sacrificio con motivo de la ascensión del nuevo emperador. En su retirada, cuenta la leyenda ,que Hernán Cortés al ver la enorme magnitud de su derrota, derramó sus lágrimas al pie de un árbol de ahuehuete, que aún existe. Tal pareciera que este hecho, envalentonó ,poderosamente ,al conquistador y, en ningún momento, claudicó o se dio por derrotado. Tiempo después, el destino fatal del glorioso Imperio  Mexicano estaba echado, debido al apoyo ,imprescindible, de los aliados tlaxcaltecas y totonacas, así como, por la diferencia abismal, entre las armas y estrategias militares de españoles y mexicas. Sea como sea, con orgullo, ésto es parte esencial de nuestra historia latinoamericana.

 

PRÓXIMA ENTREGA: «LOS ESPAÑOLES RETOMAN TENOCHTITLAN»

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

sergitus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.