Anuncios
Economía

“la Canasta Familiar En Colombia”

“la Canasta Familiar En Colombia” - Economía

El pan nuestro de cada día de todos los ciudadanos en el país radica cien por ciento en el pensar qué comprar para comer a manera de que alcance el dinero que ha ganado en su trabajo u oficio, aunque la plata  parece no rendir, muchos se esfuerzan por llevar a  su hogar la canasta básica,  siendo éste un  tema de gran interés a conocer en el presente texto.

Es alarmante que sean  entre seis a nueve días de trabajo respectivamente por lo bajo para dirigirse a comprar a las tiendas y abastos, frente al tiempo que requieren las familias colombianas  en su mayoría contando  con un salario mínimo para mercar y como muestra de ello, para la medición de los precios del mercado, el diario El Espectador  sondeó el gasto semanal que una familia de 4 personas con dos salarios mínimos puede  realizar o  acceder a la canasta básica.

Este contrapeso entre el costo del mercado y el salario está mediado por la inflación, índice en el que Colombia presenta la situación más crítica en la Alianza del Pacífico, con 7,59 % en los últimos 12 meses. Es por esto que “El incremento anual de la inflación sobrepasa al del salario mínimo y perjudica el poder adquisitivo”, indicó Carlos Martínez, economista del Politécnico Gran colombiano.

La canasta básica, se puede definir como la cantidad de alimentos y productos básicos que necesita una familia de un número de personas que estén bajo un mismo techo para vivir de forma saludable o al menos con una calidad mínima. Asimismo ésta se usa para determinar el costo de la vida de una familia promedio y existen dos aspectos con los cuales la canasta familiar se encuentra íntimamente relacionada a los sueldos generales de las personas que trabajan  y  el índice de precios al consumidor.

El primer aspecto más simple, es el nexo con los sueldos, observándose una relación meramente directa en la teoría. Es decir, que si los productos contenidos dentro de dicha canasta aumentan, deberían aumentar los sueldos de las personas, puesto que directamente aumenta su costo de vida.

Respecto al índice de precios al consumidor, sabemos que es uno de los principales indicadores de la situación económica actual del país, ya que representa la variación de los precios de los bienes y servicios para los hogares colombianos. Es por ello que permite de igual modo observar la evolución de los diferentes rubros que componen la canasta familiar.

 

 

El ente encargado de constituir la canasta básica familiar es el DANE, (Departamento Nacional de Estadísticas). Para ello realiza encuestas periódicas con el fin de determinar los gastos diarios de cada miembro del hogar y sobre los gastos semanales, mensuales semestrales, anules del mismo. A partir de esto se concluye el patrón de consumo general para los hogares, permitiendo seleccionar la canasta básica como su peso promedio en el gasto del hogar.

La relevancia de la canasta familiar, se basa principalmente, en que ésta, en primer lugar representa los bienes y servicios mínimos que requiere toda familia para subsistir, por lo que tiene una gran importancia en lo relativo al aspecto social  donde la variación de precios en la canasta familiar, se determina mediante la encuesta nacional de hogares, la cual se realiza en las principales ciudades del país cada mes, puesto que la variación de precios se determina mensualmente.

En la actualidad la canasta familiar colombiana fija está conformada por 405 artículos, repartidos entre los siguientes rubros: alimentos, vivienda, vestuario, salud, educación, cultura y esparcimiento. No obstante, se espera que en lo que queda de 2010 o a principios de 2011, el DANE anuncie (tal como lo confirmó) la adhesión 18 nuevos productos. Los mismos serían: lechona, pollo asado, carne asada, arroz chino, las cuotas de administración en los conjuntos residenciales, los seguros de vehículos, los celulares, los potenciadores sexuales, las cuotas moderadoras de EPS y ARS, los minutos de celular que se compran en la calle y los pagos por los servicios de guardería y sala-cuna, entre otros.

Es de suma importancia destacar que en la  actual canasta familiar colombiana de Alimentos debería ser según estudios y estadísticas: harina de trigo, harina para tortas, pasta para sopa, cereal para desayuno, cereal alimento para bebé, avena en hojuelas, avena molida, cebada, cuchuco de maíz, cuchuco de trigo, Galletas dulces, Galletas integrales, arepa precocida, ajo, cilantro, frijol tarro, arveja tarro, melocotones o variedad disponible en conserva, carne de cerdo con hueso, pollo despresado por libra, pescado enlatados, crema de leche, mantequilla, suero, aceite de girasol, manteca vegetal, café instantáneo, chocolate instantáneo, cremas, mayonesa, mostaza, gelatina o flan, Papas fritas, mermeladas, Jugos procesados, Jugos instantáneos o en polvo, maltas, agua mineral, pizza, Combos – comidas rápidas, Arepas rellenas de algo, Helado de crema y ensalada de frutas proporcionando una alimentación balanceada en su variedad y productos a la venta.

 

 

En esta perspectiva la cesta familiar a nivel de Vivienda para cubrir gastos debería incluir:  gas, domiciliario, muebles modulares, biblioteca, muebles para computador, estufa de gas, estufa mixta, horno eléctrico, Ventilador, máquina de coser, aspiradora, plancha, olla de teflón, olla eléctrica – arroceras, sartenes con teflón, refractarias, fósforos, almohadas, colchones, tendidos, cortinas confeccionadas, toallas, detergentes para lavadoras, blanqueadores, insecticidas, papel de cocina, papel aluminio, servilletas, trapeadores, guantes de caucho, bolsas para la basura, y  paños de cocina.

En este sentido la misma por deber incluiría a nivel de Vestuario: Blue jean para hombre, camisetas para hombre, medias para hombre, ropa deportiva para hombre, blue jean para mujer, pantalón para niño, vestido para niña, calzoncillos para niño, medias para niños, vestidos para bebé, botas para hombre, tenis y zapatillas para hombre, calzado plano para mujer.

Es de hacer énfasis que la cesta básica familiar en Salud incluiría: pediatría, cardiología, ginecología, traumatología, serología, bacteriológicos, rayos X, ecografías, electrocardiogramas, servicio de ambulancia, antiparasitarios, dermatológicos, antidiabéticos, antiespasmódicos y otros, antiinflamatorios, preservativos, anteojos formulados, medicina prepagada y seguros médicos.

En aspecto de Educación: Matrícula universidad, matrícula técnica o tecnológica, matrícula sistemas, matrícula idiomas, transporte escolar, otros costos educativos preescolares, otros costos educativos primarios, otros costos educativos secundarios, otros costos educativos media vocacional, portaminas, reglas, hojas de papel, o tóner de impresora.

En esta secuencia a nivel de Cultura y esparcimiento: Los tres libros más vendidos, Computador, Impresora, VHS, Vídeo – disco compacto, cámara fotográfica, aparatos de vídeo – juegos, grabadoras, parabólica, tv, cable, tv satélite, alquiler de juegos electrónicos, plan turístico nacional, entrada a fútbol, CD, bicicleta. En referencia a transporte y comunicaciones: motocicleta, sincronización, balanceo, llantas, pasaje de colectivos, pasaje de metro, minivans Intermunicipal, correo aéreo, entrega rápida, envío de paquetes valor kilo, larga distancia nacional, Internet, Celular y paquete de datos que son muy usados.

Sin obviar Otros gastos: Cerveza importada, Ron, enjuague bucal, cepillo de dientes, talco para el cuerpo   damas, talco para pies, crema de afeitar, loción para hombres, perfume para mujer, manicura o pedicura, billetera, correa, bolso para damas, valor de la chequera, pago de tarjeta de crédito, tarjeta de débito y transferencia financiera que diariamente se maneja.

 

 

En este sentido, el sostenimiento normal de una familia colombiana, depende de su capacidad económica de adquirir bienes y servicios básicos como los alimentos, el vestuario, la educación, la salud, el transporte y la recreación entre otros como los que se han nombrado anteriormente,  dependerá del conjunto de bienes y servicios que son adquiridos de forma habitual por una familia para su sostenimiento, en cuanto a su composición (número de integrantes) y con unas condiciones económicas medidas. Sin olvidar que los datos de precios de la canasta familiar los obtiene el DANE tomando como referencia aproximadamente a veinte mil establecimientos que incluyen viviendas y sitios de comercio minorista.

Desde este punto de vista el índice de precios al consumidor (IPC), en particular, mide el porcentaje en el que cambia, a través del tiempo, el costo de la canasta familiar, manteniendo la calidad y la cantidad de bienes y servicios en esta canasta. Este índice se utiliza como referencia para calcular la inflación. Siendo así la canasta familiar es utilizada con distintos propósitos, sin embargo, una de sus principales funciones es la de servir de referencia para el cálculo de los índices de precios generales de bienes en el país.

Para finalizar se puede decir que, en tiempos de “vacas gordas” el sueldo rendía para más,  pero hoy, los hogares colombianos son los que más tiempo de trabajo necesitan en la alianza del pacífico para cubrir su canasta básica familiar.  Según los expertos, “existe un grave problema en la relación del salario y lo que se debe pagar en la canasta básica, razón que pondría en entredicho el crecimiento del PIB de este año y el alza del consumo, que ha revitalizado la economía en periodos pasados”.

Luis Fernando Ramírez, vicerrector de investigaciones de la Universidad de La Salle cree que “la baja productividad laboral en Colombia es un obstáculo para mejorar las condiciones de vida y el margen de consumo”, lo que implica un problema que afecta a todos los ciudadanos conllevándolos a hacer maromas o a ingeniárselas  por así señalarle,  mientras que llega una respuesta convincente donde haya  una relación paralela entre el monto del salario a ganar y los precios de los productos a consumir.  Claro está hay programas y proyectos que benefician por medios de  entidades gubernamentales a los más necesitados y les facilitan su canasta básica brindándoles nuevas oportunidades de superación.

En controversia con esto  que se vive en el país, queda de parte de cada quien el crear nuevas maneras de  trabajo o nuevas formas de ingresos financieros   que generen ganancias a en su hogar a modo de cubrir todo lo que implica la canasta básica familiar de la que todos merecemos disfrutar para mantenernos felices y en prosperidad con nuestros seres queridos.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Adriana Betancourt

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información