Literatura

La Canción De Nosotros



La Canción De Nosotros - Literatura

Todos tenemos una canción para cantar ¿Quien no se perdió alguna vez en un estribillo o en una melodía? El autor, que tiene como objetivo darnos vida en su obra, no se jacta del paréntesis de la canción, del tiempo muerto, de la parte que nadie escucha y quizá nunca se revele al mundo que camina más rápido de lo que corre.

Entonces ahí estaban ellos, perdidos en la canción que les correspondía, abreviados en este momento de la no inspiración, de la musa holgazana que prefirió una siesta de otoño cansada ya de llenar ceniceros y ahogarse en cafeína.

Es de tarde, es de otoño, ellos se encuentran en el segundo verso inconcluso:

– ¿Cómo estás? Pensé que no llegabas más –

– Cansada estoy. Este tipo me evoca cuando se le canta la regalada gana –

– No te enojes con el, no está pasando un buen momento –

-¿Y yo? ¿Y vos? ¿Que hay de nosotros? Siempre tenemos que estar en velo por lo que le pase a éste? –

– Tranquila, ya le va a salir algo –

– Esperemos que si, porque la ultima vez me dejo a mitad de canción olvidada en una servilleta del café de la esquina. Siempre extrañandote me deja –

– Yo también te extraño. Y es verdad que anda muy disperso cuando se sienta a componer. Ayer me quede sentado viendo el atardecer hasta hoy por la mañana que volvió a agarrar la guitarra –

– Si, y agradece que no le dio por beber vino, la semana pasada estábamos a mitad de una caricia y terminamos bailando flamenco con Paco de Lucía –

– ( sonríe ) Estuvo bien. Hay que agradecer que no se le dio por Estopa o el Muchachito ese, Ufff van a las corridas todo el tiempo, ya no estamos para esas carreras –

– Si al menos nos dejara como ahora, descansando. No pido que vivamos juntos toda la vida, pero si sigue divagando se va a quedar sin canción. ¿Cuanto llevamos esperando? ¿Un año casi? –

– ¿Tanto? –

– Si, la ultima vez que habló con ella era otoño también. ¿No te acordas? nos dejó el estribillo lleno de hojas secas. Me pasé la tarde barriendo –

– Tenes razón. Ese día se le cortó una cuerda de la guitarra.¡Cómo se pone cuando le pasa eso! –

– Si, se llena de cólera. Es un buen chico de todas formas, está algo confundido nomás. Espero pronto se le pase y vuelva a escribir sobre la revolución y esas cosas –

– Ya se le va a pasar, es muy reciente todo. Hace unos días le escribió a la madre, que hermoso le quedó eso –

– Si, verdad ¿Que hora tenes? –

– Son las diez de la noche casi –

– Ya debe estar volviendo –

– Si, hoy quizá se sienta cómodo –

– Espero. Te extraño mucho –

– Yo también. Si hoy nos vemos te voy a llevar a dar una vuelta en los prados y respirar de los molinos de viento –

– Me encanta –

Ella sonríe, ambos sonrien.
Suena el primer acorde.
Fin

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elartededecir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información