Anuncios
Sociedad

La Cara Oculta De La Educación Escolar (Primera Parte)

La Cara Oculta De La Educación Escolar (Primera Parte) - Sociedad

Enviar a hijas e hijos a la escuela o al colegio es un derecho para ellos. Esta “noble acción debe desarrollar en los estudiantes un trato digno y con educación de calidad que les permitan obtener competencias básicas para desenvolverse en el mundo laboral o en el mundo académico, impulsando además valores que formen adultos con moral y ética y que aporten de una u otra forma a la sociedad. Hasta ahí, nada nuevo bajo el sol. Sin embargo, al escudriñar, desglosar y analizar en detalle el sistema educacional en escuelas o colegios en la mayor parte del mundo, especialmente en las naciones tercermundistas o en vías de desarrollo y, en relativa medida, en países de Europa y Norteamérica, se puede encontrar una cara poco visible por el vulgo (es decir, nosotros), que tal vez sin cuestionar, ignoramos que la educación escolar tiene una cara oculta. Este es el tema que abordaremos en el presente artículo.

Lenguas, Ciencias, Matemáticas, Historia, Artes, Deportes, etc. Son los contenidos que cada estudiante debe aprender, desarrollar y aplicar para internalizarlos. No obstante, si partimos de la premisa “cada ser humano es un universo en sí mismo” ¿Todas y todos poseemos la misma preferencia, voluntad y habilidad para desarrollar y comprender cada una de esas materias? Indudable, teórica y empíricamente, la respuesta es no. Para sustentar lo anterior, Howard Gadner en sus estudios sobre las inteligencias múltiples, señala que cada persona tiene diferentes aptitudes en las diversas áreas, precisamente, relacionadas a lo que la escuela o el colegio imparten, pero, eso no significa que toda la gente pueda expresar cada uno de esos tipos de inteligencia. Peor aún, en muchos sistemas educativos, las clases son obligatorias y todas y todos deben aprender lo mismo. Entonces, al poner un pie dentro de un aula, inmediatamente se empieza a hipotecar el poder de elección.

Otro asunto es la gran cantidad de “conocimientos” que se deben aprender, esto sumado a que el sistema escolar desarrolla más las teorías y en mucho menor aspecto las prácticas de las mismas, haciendo que los aprendizajes sean menos significativos para los estudiantes.

Los ministerios gubernamentales e instituciones nacionales e internacionales con sus pruebas, test o evaluaciones externas y estandarizadas para medir “la calidad de los aprendizajes”. Fiscalizar rigurosamente, tal como lo hacen los actores mencionados con sus respectivas “herramientas” es algo que las instituciones políticas deberían replicar en sus prácticas para evitar la ineficiencia y la corrupción, pero ese es otro tema. El problema con esas pruebas, test o evaluaciones externas y estandarizadas es que evalúan sólo algunas aristas relativas a los “conocimientos” más duros (letras y números). Ante eso, asalta una duda ¿Las artes, la actividad física, la ética y la moral no son importantes para ser medidos dentro de la calidad de los aprendizajes? Al parecer, la interrogante anterior, es una pregunta casi retórica que nos da una respuesta no solo negativa sino, que también nos dice que las letras y los números son los “conocimientos más importantes” y los “demás” no son dignos de ser consignados en lo que el sistema traduce como “calidad de la educación”.

Para sintetizar, el tema de esta primera parte: el sistema educativo, primero, obliga a aprender de manera arbitraria todos aquellos conocimientos que estima, suprimiendo las particularidades, las predilecciones, y las habilidades propias que tiene cada estudiante. Segundo, mucha teoría y poca práctica. Y tercero, las mediciones externas y estandarizadas que evalúan un espectro muy mínimo de todos y los muchos conocimientos que el mismo sistema desarrolla y enseña para que cada escuela o colegio pueda cumplir con el rimbombante canon de “calidad de la educación” o “excelencia académica”.

Me despido con un fraternal abrazo para reencontrarnos en la segunda parte de este artículo.

 

 

 

 

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.83 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gonzalo Van Soplates

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información