Salud

La Cerveza: Historia Y Beneficios Medicinales A Través Del Tiempo

La Cerveza: Historia Y Beneficios Medicinales A Través Del Tiempo - Salud

A lo largo de la historia, la cerveza se ha consumido en diversas culturas, no solo como parte de la dieta, sino también como remedio medicinal.

Existen referencias de que en la remota Mesopotamia ya se producía cerveza. Se han encontrado hasta recetas de elaboración de cerveza en escritura cuneiforme. Esta bebida les gustó tanto a los egipcios, que aprendieron rápidamente a elaborar este “vino de cebada” y la hicieron su bebida nacional. Como era una bebida tan popular se elaboraba en verdaderas fábricas.

APLICACIONES DE LOS EGIPCIOS:

Desde la antigüedad se ha considerado la cerveza como parte importante de la dieta de distintos pueblos, sus propiedades refrescantes, nutritivas y medicinales han sido valoradas por muchas culturas.  Los egipcios por ejemplo la utilizaban para eliminar parásitos intestinales, para combatir problemas digestivos, como diurético, antiinflamatorio y como antídoto para picaduras de serpientes y escorpiones.

 

BENEFICIOS DE LA CERVEZA EN ROMA, GRECIA Y OTRAS CULTURAS

En Grecia, el consumo de cerveza no estaba tan extendido como en Egipto, sin embargo, el medico griego Hipócrates recomendaba su ingestión por sus propiedades calmantes, por apagar la sed, facilitar la dicción y fortalecer las encías y el corazón.   Los romanos por otra parte, también produjeron “Cerevisia” a pesar de que se prefería consumir Vino.   El geógrafo estrabón, destaca la importancia que adquirió en la provincia romana de luisitania y entre los etíopes.

 

LA CERVEZA: MÁS SEGURA QUE EL AGUA.

Durante la edad media se consumía cerveza con fines medicinales.   En aquella época, beber cerveza era más seguro que beber agua, puesto que aquella carecía de gérmenes y bacterias tras ser cocida junto a los cereales.   La cerveza era utilizada para combatir las inflamaciones y lombrices intestinales.   Además, fue un importante complemento alimenticio para los enfermos y para los peregrinos que acudían a los monasterios en busca de alojamiento y descanso.   El fraile boticario se encargaba de su elaboración, que, en aquella época, fue incorporando el lúpulo entre sus ingredientes.

 

COMPONENTES BENEFICIOSOS DE LA CERVEZA

La cerveza está compuesta de nutrientes saludables, alrededor de 2000 componentes, entre los que encontramos minerales, fibra, compuestos fenólicos, vitaminas, carbohidratos, propiedades antioxidantes y ácido fólico, componente esencial para la formación y crecimiento de nuevos tejidos.  Es una bebida que se produce con ingredientes naturales y que posee un bajo grado de alcohol, no contiene grasas y sin embargo, aporta a nuestros organismos nutrientes saludables.

Contiene vitaminas, sobretodo del grupo B y minerales como el fosforo, magnesio, el silicio, el calcio y el potasio.  Posee muy poco sodio, y poli fenoles, que son antioxidantes naturales que contribuyen en la protección contra enfermedades cardiovasculares y contra los procesos oxidativos relacionados con el envejecimiento.   La fibra, por su parte, beneficia a nuestro sistema óseo.

¿CUANDO SE HABLA DE CONSUMO MODERADO?

Teniendo en cuenta las más recientes revisiones realizadas por instituciones importantes internacionales, el consumo moderado de cerveza se puede cifrar en 250 ml por día en Mujeres, y 500ml en Hombres, con este consumo se puede llegar a satisfacer un 12% de las necesidades de ácido fólico y el 7% de las necesidades de vitamina B12.    El aporte calórico también de la cerveza es reducido, por cada 100ml de cerveza se contienen de 30 a 40 Kilocalorías.

 

CUALIDADES IMPORTANTES DE LA CERVEZA

Algunas investigaciones importantes apuntan a que la cerveza retrasa el envejecimiento y es beneficiosa para luchar contra el deterioro mental, probablemente por su efecto como dilatador sanguíneo, sus beneficios respecto al sueño y sus propiedades diuréticas, disminuyendo la retención de agua.  Así mismo, otros estudios la asocian con un riesgo menos de padecer Alzheimer.

En el sistema digestivo la cerveza facilita la digestión, reduce el estreñimiento y abre el apetito ya que posee una cantidad importante de fibra soluble, mejora la producción de ácidos en el estómago y estimula el flujo de sangre al cerebro, riñones, músculos y pulmones.

 

CERVEZA E HIPERTENSION

La cerveza con tiene bajo contenido en sodio, lo cual la hace apta para incluirla en la dieta de personas hipertensas.  Además, está probado que como es una bebida con cualidades diuréticas, estimula la orina eliminando sodio del organismo.

 

CERVEZA Y DEPORTE

La cerveza en consumo moderado contiene así mismo beneficios en las personas deportistas, está demostrado que ayuda en la recuperación muscular, mejora la rehidratación después de una práctica deportiva.  Los carbohidratos de esta bebida favorecen un vaciado gástrico ralentizado y la absorción intestinal.

Durante los juegos mundiales de la medicina, se realizó una investigación que señalaba los beneficios  del consumo moderado de cerveza en los deportistas, debido a la recuperación del metabolismo hormonal e inmunológico tras realizar un esfuerzo físico.

 

SUS BENEFICIOS EN EL SISTEMA CARDIOVASCULAR

Estudios realizados afirman que la cerveza contiene beneficios en el sistema cardiovascular, en dosis moderadas, reduce entre 40% y 60%  el riesgo de lesiones coronarias, los valores de colesterol bueno aumentan cuando hay un consumo moderado repercutiendo en una baja del colesterol malo en sangre.   Los bebedores de cerveza están más protegidos en la coagulación de su sangre disminuyendo un riesgo de trombosis, sufrir una enfermedad cardiovascular o un infarto al corazón.

LA CERVEZA NO ENGORDA

Como habíamos mencionado anteriormente, el aporte calórico de la cerveza es bajo, como habíamos descrito, en 100ml de cerveza hay entre 30 a 40 kilocalorías, pero no hay que generalizar, ya que hoy en día se han creado muchas variedades de cerveza, pero aun así a pesar de todo el aporte calórico de esta bebida sigue siendo bajo.

La cerveza es una bebida muy compatible con la dieta, las personas que desean adelgazar y mantener aun su consumo de cerveza moderado, lo único que deben hacer es reducir las calorías de las comidas, es decir, las calorías que aporta la cerveza se deben descontar de la dieta de alimentos para que haya una dieta compensada.

Cuando hablamos de la “barriga cervecera”, se habla de un alto consumo calórico en personas que consumen una dieta alta en grasas y carencia de actividad física, de hecho, la cerveza en consumo moderado repercute en el metabolismo de las grasas.

No existen estudios consistentes que prueben una relación directa entre cerveza y obesidad ya que como habíamos dicho, la cerveza es una bebida de bajo grado alcohólico y calórico, los bebedores de esta bebida que engordan, lo hacen probablemente por una vida sedentaria versus una alimentación excesiva.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

cokerivas

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información