Sociedad

A la comunidad educativa

A la comunidad educativa - Sociedad

A LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Buenas a todos mis compañeros opositores que no hemos aprobado. Este texto va a dirigido hacia ellos y a la consejería de Educación de todas las comunidades de España. Mi nombre es don Cero Noventa y Uno López que es la nota que he sacado. Ya sé que quizás no me merezca ser profesor o quizás tenga que emigrar a Londres o América para demostrar mi valía ya que no doy la talla para mi querida España. Que ingenuo y tonto fui cuando cerré los dedos de mi mano celebrando lo bien que me había salido el examen de oposiciones. ¡Qué suerte tuve! Me cayó uno de los temas que mejor me había estudiado, aunque reconozco que no me lo sabía como el Padre Nuestro, Dios me perdone. Seguí todos los supuestos Criterios de Evaluación: Introducción, cada epígrafe desarrollado del tema, conclusión, bibliografía, márgenes, contenido, revisión ortográfica, unas catorce páginas, un año haciendo caligrafía con los cuadernillos de Rubio, ya que era mi talón de Aquiles… Todo bastante decente. ¡Pero nada, todo papel mojado! Todo ello sin hablar del tema personal: decenas de noches sin dormir, empeñado hasta los ojos para pagar preparadores, compaginándolo con un trabajo duro de muchas horas, pidiendo vacaciones para estudiar más, mis hijas sin atender como merecen, sin poder escribir mis cuentos y libros, sin ver la tele… una vida monacal. En este tiempo invertido podría haber escrito cinco libros más, que son los que llevo publicados hasta ahora. Por circunstancias de la vida no pude entrar de interino cuando una vez me llamaron… Pero soy un luchador nato y pensé más vale tarde que nunca. Me he preparado mentalmente en esta ocasión, he leído libros de autoayuda, técnicas de estudio, lectura rápida… pensando que el problema lo tenía yo. Me daba una y otra vez vuelta a la cabeza y pensaba: “Ya sé que no he sacado todo sobresaliente en mi carrera, pero tan solo he suspendido 3 o 4 exámenes en total y nunca he sacado un 0, 91 ¿Tan torpe soy? Esto es más difícil que te toque la Lotería sin jugar. ¿Tendrá el problema la burocracia española como decía nuestro amigo Cervantes?”. ¿Sabéis lo que os digo, amigos? ¡¡No sois tan torpes!! Todos tenemos nuestra carrera, que nadie nos la ha regalado, nuestros másteres y muchas horas de estudio. Si estuviéramos en Inglaterra o cualquier otro país, casi seguro que estaríamos trabajando ya de lo nuestro. ¡Así va nuestro país! Porque el problema no es nuestro, es el de nuestro sistema obsoleto y rancio. Yo he estado de becario en Erasmus y creo que somos muchísimos más trabajadores y estudiosos que ellos. Pero somos unos “inútiles” porque no les sacamos rendimiento a nuestros estudiantes. Y muchos se van aburridos y hartos. Yo he tenido que trabajar de todo para subsistir y seguir la vida. Pero no es justo que nuestros sueños se vean truncados por un examen corregido por unos profesores, con todos mis respetos, con tu misma cualificación, pero lo peor de todo, con un sistema obsoleto, todo muy rápido y con poco tiempo y para más inri con unos criterios de evaluación que solo lo sabe Dios. Sin hablar del temario, que es de la época de la peseta.  Yo reconozco que me iba a rendir, pero gracias a nuestros amigos y vecinos murcianos. Saltó la voz de alarma: “¡¡¡Quietorrr, fistro pecador!!! ¡¡ Aquí hay gato encerrado!!! Me alegro muchísimo que reivindiquemos nuestros derechos en toda España y nos oigan gritar a los cuatro vientos. ¡¡Que se jodan!! Como escritor quiero aparecer en el anonimato. Tenéis todo mi apoyo, amigos. Espero que se solucionen las reclamaciones y que el que crea que ha aprobado que lo aprueben o si no que al menos lo justifiquen. Lo mínimo que podrían hacer es incluirlo en la lista de interinos dentro de una lista supletoria o si no realizar de nuevo el examen. Porque lo que han realizado es de vergüenza.  Creo que no somos un número y somos personas. ¡Por favor, tratarnos con respeto y cambiar este inquisitorial sistema! El pueblo ya os ha dado una lección. ¡¡A seguir luchando, amigos!!

Firmado:

Don Cero Noventa y Uno López

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.93 - 15 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

El escritor de Benalmadena

1 comentario

  • El tiempo invertido en estudiar una oposición, es tiempo perdido (si no apruebas, claro). Es un sistema obsoleto y rancio, como bien has dicho. Y lo es en todas las oposiciones, ya sean de educación o de auxiliar administrativo de cualquiera de las distintas administraciones públicas. No es ni mucho menos el mejor sistema para que los “mejores” entren a formar parte de la administración pública. Es un sistema basado únicamente en la memorización de, en muchos casos, temarios aburridos que distan mucho de la realidad del trabajo diario. Para más inri, en tu caso, te piden que para trabajar de lo que te has preparado durante muchos años de tu vida, tengas que volver a examinarte. El mismo sistema burocrático que te ha dicho mediante una titulación que eres apto para ejercer una profesión, te dice ahora que no, que no eres apto. Es un sistema injusto y atrasado y como bien has apuntado, en otros países no es así, ni siquiera en ámbitos como el de la sanidad pública, en donde los titulados en enfermería pueden trabajar en hospitales públicos gracias a su currículum y experiencia. Yo, por ejemplo, me preparto oposiciones de auxiliar administrativo para diferentes administraciones, con un temario que tienes que memorizar para el examen, pero que no vas a usar día a día en tu tarea. Conclusión, esto es España.




    3



    0

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información