Política

La contracontracultura



La contracontracultura - Política

La Amazonia no es el pulmón del planeta ¿De verdad?

A menudo me ocurre que, leyendo una noticia en algún diario, o viéndola en algún informativo, me sorprende la falta de rigor. Sobretodo, es evidente, cuando trata de alguna materia de conocimiento relacionada con mi profesión o aficiones. Pero incluso si no es un tema que del que puedo dominar, a veces es bastante fácil poner en duda lo que se dice e interesarte en investigar sobre ello. Este es el caso de un artículo que me llegó en un tema de la actualidad, como el incendio en la Amazonia.

Concretamente el artículo no parecía tener como objetivo lo evidente: Criticar la tala y quema del mayor bosque del planeta. Eso sería lo políticamente correcto. La novedosa tendencia de la «contra-contra-cultura», o «poner en duda al cuadrado» a veces resulta sorprendente. Y no es cualquier bloguero, como yo, quien pone en duda lo que otros ponen en duda de lo que siempre se asumía, hay afamados escritores, periodistas y medios de comunicación que lo hacen. Antes de hablar del artículo, hago un inciso en esta tendencia que llevo viendo desde hace tiempo.

La contracontracultura

Entiendo perfectamente que alguien me apunte que contracontracultura es lo mismo que reaccionario o contrarrevolucionario. Pero esos términos creo que, aunque hacen referencia a lo mismo, son palabras asociadas a lo antiguo, a lo anterior de lo revolucionario. Me gusta acuñar la contracontracultura porque pretende ser algo novedoso. Mas novedoso que lo novedoso. Sus acólitos pretenden ser revolucionarios para lo revolucionario. Mas novedoso que lo que ya era disruptor por novedoso. Descubridores de una información que no sabias sobre la información que te dijeron que no sabías.

Y de esta manera, cuando irrumpe una impactante información sobre algo que se desconocía y que puede cambiar tu forma habitual de vivir, o de ver el mundo, habrá un grupo de personas que te descubrirá una nueva información sobre la anterior, y te hará seguir viviendo como siempre, ignorando, o poniendo en duda, aquello que parecía disruptivo. Incluso, te descubrirá que lo que ya dabas por superado, no lo está, y que la tierra puede ser plana, o la pasteurización inútil. Que las vacunas, que se suponía que salvaban vidas, en realidad,  las destruyen.

Eso sí, en cualquier artículo, podcast o twit de la contracontracultura sobre ese tema tan de actualidad que te dice que es falso, no verás un solo número, dato, prueba o cita de estudio científico. Es el don de la contracontracultura, te lo debes creer porque sí. Porque la autoridad intelectual de quien te cuenta la verdad de las cosas que otros parecían negar es tan abrumadora que no se debe poner en duda.

La Amazonia no es el pulmón del mundo

Vuelvo al tema del artículo que comentaba, sobre lo que leí en estos dramáticos días en los que arde la vegetación que siempre pensamos que jamás debía arder: Amazonia, Siberia, Alaska… La contracontracultura nos descubre que es una falacia que la Amazonia sea el pulmón del mundo. Lo importante es eso, saber que no está ardiendo el pulmón del mundo, podemos respirar tranquilos. Así el incendio en la Amazonia no debe perturbar nuestro día a día.

He leído varios artículos de la contracontracultura con el mismo tema, y lo curioso es que, para darse rigor, se citan entre ellos. Ningún estudio científico, ningún dato, pero sí tienen un buen número de enlaces, de unos a otros, de blog a blog. Donde haya un blog que se quite la ciencia. Con citar a otro chalado que dice lo mismo que yo, ya estoy reforzando mi estúpida teoría.

Todos repiten esa frase «La Amazonia no es el pulmón del mundo«, y lo peor es que la acuñan los afamados escritores y polémicos presentadores de la contracontracultura, que no por ser lo que son, dejan de ser estúpidos, o incultos. Si, imbéciles como Frank Cuesta, que forma parte de esa contracontracultura.

Y explican cómo el balance neto de oxígeno de un bosque maduro es nulo, porque, como el ciclo del agua, te exponen el ciclo del oxígeno explicado para niños de primaria. Creo que no es que rebajen el nivel al del público menos preparado, creo que ellos son el público menos preparado.

En definitiva, explican que toda la Amazonia no produce oxígeno ni almacena CO2 porque, lo que producen lo consumen y lo que almacenan luego expulsan. Bien, esto es, evidentemente falso, avalado por estudios científicos de gente que sí está preparada. Un biólogo reputado tiene mejor preparación, y la demuestra con datos, cifras y cálculos, que un bloguero del tres al cuarto cuyo nivel académico no pasó de primaria.

Seamos coherentes, y no creamos lo que dice el primero que pasa por un blog con un titular espectacular para captar audiencia, pero absolutamente falso y estúpido.

Tampoco voy a entrar en mas detalles, dejo al final enlaces para que, quien tenga interés, pueda leer sobre la materia. Tanto es el pulmón de la tierra como que el 20% del oxígeno que se produce sobre la superficie lo hace en la Amazonia. El mayor pulmón de la tierra es, evidentemente, los océanos. Los océanos generan el 50% del oxígeno y absorben el 25% del CO2. Y si la Amazonia no es el mayor pulmón de la tierra, solo es el segundo mayor ¿Eso importa en estos momentos? ¿No pasa nada porque arda?

En sus burdas explicaciones de la fotosíntesis para niños de primaria, no tienen en cuenta prácticamente nada mas que la fotosíntesis. La quema de los bosques es el fin de la humanidad.

Solo comentar que nunca han tenido en cuenta que, el fuego consume oxígeno. Esto nos lo enseñaban en primaria. Seguro que recordamos el típico experimento de una vela encendida a la que encerramos con un vaso, y en unos segundos se apaga. Cuando ha consumido el oxígeno del interior del vaso, se apaga. Es decir, el fuego, sorpresa para la contracontracultura, consume oxígeno.

Igual tenemos que descubrir el fuego a la contracontracultura, que se encuentra en la edad del fuego aún, y no sabrá que se trata de una reacción de oxidación que necesita, al menos un 14% de oxígeno en el aire para la combustión.

Y peor noticia aún, además de consumir oxígeno, libera CO2 y otros gases producto de la combustión.

En los últimos años hay una gran preocupación por la falta de lluvias en la Amazonia, y la gran sequía que está habiendo en otras zonas que solían ser humedales. Se relaciona directamente con la tala de árboles y vegetación, que no solo reduce la producción de O2, sino que hace perder los niveles de humedad, generando un desequilibrio en corrientes de aire, corrientes marinas, y alterando los ciclos de lluvias en muchas zonas.

La inmensa cantidad de incendios, además, está mermando los humedales, secando el aire donde antes era húmedo, y provocando desertización.

Cabe recordar que el mes de Julio de 2019 ha sido el mas cálido de la historia a nivel global (temperatura media en el mundo entero)

Los incidencios de Siberia, Alaska y Sudamérica son una catástrofe, un desastre medioambiental en un escenario de línea roja, de estar al límite de no poder resolver el cambio climático. Cualquiera que ponga en duda cualquier motivación para evitar esto es cómplice del fin de la humanidad.

Mi opinión sobre la contrarrevolución y el futuro de la humanidad

Este mundo es perturbador, tan pronto conoces una información sorprendente, la Amazonia es muy importante para todos, como te hacen descubrir lo contrario, realmente no es tan importante. El incendio en la Amazonia deja de ser algo preocupante cuando te dicen que no es el pulmón del planeta. Podremos seguir respirando.

Así con cualquier cosa: Cambio climático, lo nocivo del Glifosato, las antenas de telefonía y la radiación no ionizante, la degradación de plásticos con el calor , etc.

En la mayoría de los artículos intentan que una explicación del tipo «el ciclo del agua» parezca ciencia. Y la conclusión es que, eso de que la Amazonia es el pulmón del mundo es un invento, como siempre, de los ecologistas. Esa gente, los ecologistas en general, que solo inventan escenarios catastrofistas, que se manifiestan a pesar de ser inventados. Nótese mi ironía.

Luego busco información sobre el tema, y encuentro unos cuantos artículos de ONGs y ecologistas (esos locos) plagados de datos y referencias a estudios científicos.

Esto me hace cuestionarme si la especie humana realmente merece que unos cuantos voluntarios, a menudo apaleados y encarcelados, siempre denostados, pierdan su tiempo intentando salvar a la humanidad.

Enlaces relacionados y fuentes:

https://wwf.panda.org/knowledge_hub/where_we_work/amazon/amazon_threats/climate_change_amazon/

https://wwf.panda.org/knowledge_hub/where_we_work/amazon/

https://www.researchgate.net/publication/5584065_Interactions_among_Amazon_Land_Use_Forests_and_Climate_Prospects_for_a_Near-Term_Forest_Tipping_Point

https://www.disrupciontecnologica.com/dia-mundial-de-los-oceanos/

https://es.greenpeace.org/es/trabajamos-en/bosques/amazonas/

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 13 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

wowsislack

1 comentario

  • El problema no son las evidencias científicas, sino la ideología capitalista y colectivista, tanto en sus ramas laicas como teocráticas. Esta ideología se basa en la noción de «Progreso», que consiste en la separación del Hombre de la Naturaleza, y de la mente de la naturaleza humana. Como la Naturaleza es algo a superar y reemplazar por la costra sintética, no hay necesidad de entenderla o protegerla. Los países neoliberales como Estados Unidos o Brasil, socialistas como Venezuela o China, o teocráticos como Indonesia o Irán destruyen la Naturaleza de forma despiadada y a gran escala, con maquinaria y promoviendo la demografía y el consumo.

    En Europa llevamos más de un siglo luchando, desde movimientos sociales, por buscar un «cuarto modelo» alternativo; pero no ha llegado a materializarse porque siempre ha estado ahí el capitalismo, el socialismo y el totalitarismo para impedirlo. Europa tiene la solución, precisamente porque ha sido parte del problema; pero antes es necesario que tengamos un ejército común y una política común que no esté controlada por masones de izquierda o derecha, lobbies o inversores chinos, árabes y rusos. La Tierra necesita que vuelva Europa: Una Europa fuerte, bien defendida, con cero crecimiento demográfico y cero inmigración ilegal, para que toda la inversión posible vaya a desarrollo social y político. Una Europa que supere el cristianismo y post-cristianismo de derecha e izquierda, y no lo cambie por el mahometanismo o el fascismo de izquierda o derecha. Europa tiene que rehacerse y fortalecerse, y así podremos ayudar a parar la esterilización planetaria en lugar de convertirnos en un continente fallido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información