Política

La Corrupción, Un Antivalor

La Corrupción, Un Antivalor - Política

La honestidad es uno de los valores morales más importantes y uno de los cuáles está siendo menos utilizado hoy día. Este valor, permite a las personas actuar con la verdad y de forma auténtica, siendo justos con todos.

Este valor, es fundamental para darle un verdadero sentido a nuestra vida, pues es la conciencia de lo que está bien y de lo que está mal. Consiste básicamente en actuar correctamente, sin discrepancias entre lo que pensamos y lo que hacemos.

Una persona que es honesta, es auténtica, objetiva, muestra respeto por sí mismo y por los demás.

El ser honesto es una virtud con la que todos nacemos, durante nuestros primeros años, nuestra pequeñez emana inocencia y pureza, sin embargo, esta hermosa época, se desvirtúa con la llegada de las rabias, la envidia y el egoísmo.

Hay muchas personas que sobrepasan el límite de lo legal violando todo tipo de leyes de manera descarada, por ejemplo, los secuestradores y los asaltantes, sin embargo, hay personas que lo hacen desde lugares más silenciosos y peligrosos, es el caso de los corruptos.

¿Qué es la corrupción?

La palabra corrupción proviene del latín, específicamente del vocablo «corruptio», que contiene el prefijo “con-“, que es quiere decir “junto” y el verbo “rumpere”, que significa “hacer pedazos” y por último el sufijo “-tio”, que es “acción y efecto”.

Por lo tanto corrupción quiere decir depravar, sobornar, pervertir, dañar. Es un vicio o abuso moral y/o simbólico.

La corrupción y la política

Dentro de la política esta palabra es muy nombrada, y es que para nadie es un secreto, que múltiples autoridades públicas a nivel mundial abusan de su poder al hacer un uso inadecuado de los recursos tanto financieros como humanos a los que tienen acceso, utilizándolos para su interés personal. De acuerdo a Hernández Gómez (2018), la corrupción es «toda violación y/o acto desviado, de cualquier naturaleza, con fines económicos o no, ocasionada por la acción u omisión de los deberes institucionales, de quien debía procurar la realización de los fines de la administración pública y que en su lugar los impide, retarda o dificulta»​.

Entre las formas de corrupción más comunes, se encuentra, el uso de información privilegiada y patrocinio, sobornos, extrosiones, fraudes, malversación de fondos, lavado de dinero, narcotráfico, entre otros.

La corrupción como antivalor

Volviendo al tema de los valores, la corrupción se puede clasificar como un antivalor, puesto que se trata de una actitud negativa en comparación con las reglas morales convenidas como positivas y afines al bien común.

Las principales causas de la corrupción son la falta de transparencia, principios éticos poco desarrollados y divulgados, falta de valores, carencia de conciencia social, baja autoestima, baja resposabilidad.

Es muy grave, porque atenta directamente contra la sociedad, el orden, la convivencia y el desarrollo de los pueblos. Esto sin contar, el daño físico, social, espiritual y psicológico que conlleva.

¡Tú también puedes ser un corrupto!

¿Creías que vendría algo así como «marca la diferencia«? ¿Por qué? si es mucho más fácil abandonar nuestra ética y dejarnos llevar por la traición, el egoísmo, la indiferencia, la arrogancia y el irrespeto?

¿No es mejor tener las cosas fáciles? ¿No es mejor pagar para que salgan las cosas más rápido? ¿No es mejor pasar por encima de los demás y creerse un ente superior?

Juan Pablo II decía «Despierta, reacciona, es el momento«. No esperes a que sea demasiado tarde para cambiar tu actitud, poco a poco, dejándote llevar por la sociedad, sus comentarios y negatividades, puedes convertirte en ese a quien tanto criticas. Así que, cambia el chip y sé parte de los buenos. ¡Los buenos somos más!

Fuentes:

Hernández Gómez, José Ricardo (22 de febrero de 2018). «La anticorrupción en Colombia, el agente encubierto y la función de inteligencia». Prolegómenos 21 (41): 99-114. ISSN 1909-7727. doi:10.18359/prole.3332. Consultado el 18 de febrero de 2018.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.56 - 18 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Ambar Vegas

16 comentarios

  • Buen artículo, me ha gustado especialmente la etimología de la palabra corrupto.
    Es especialmente llamativo el hecho de que haya personas que critican fervientemente la corrupción de los famosos y los políticos, pero luego son las primeras en corromper o dejarse corromper. Hablamos de microcorrupción, de esa persona que te enchufa para trabajar en algún sitio público, o que arregla tus papeles de forma rápida y sacando beneficio. Lo paradójico es que no se consideran corruptos, se ven como listos o espabilados y piensan que son los buenos de la película o que incluso están ayudando a sus amistades.

  • Hola, saludos, me gustó mucho tu artículo, veo que te inquieta y apasiona mucho el tema de la política…por mucho tiempo me sumergí en ese campo y me abracé fuertemente con el pensamiento de izquierda, por la profundidad de su idea y sobre todo por la forma como ubica al ser humano en el centro de la preocupación en cuanto a su configuración ideológica. Aunque aún me siento atraído por ello, siento que la idea izquierdista queda allí, siempre en un ensayo, en una tesis, pues imponerla es una gran contradicción contra sí misma…
    Quiero decirte con eso, que la corrupción surge como contradicción del Estado y su falsa preocupación por los problemas de la sociedad…la corrupción es la administración del poder sin máscaras, sin esa moral que no tiene el Estado, porque el estado persigue sus propios intereses, los de los que se matan por formar parte de ello…concluyo diciendo que la corrupción no es un antivalor…es un valor, porque para el corrupto esa es la forma de ser, recuerda que los valores son de cada quien, lo que para ti es un valor, no necesariamente lo es para mí…con esa lógica opera el corrupto, a él solo le interesa el dinero, el poder, por eso para ellos la corrupción es un valor, para nosotros no es un antivalor, por el contrario es un valor que hay de liquidar, pero ya!…
    Saludos.- y gracias por seguirme…prometo seguir leyéndote y recomendarte…

  • Hola, ante todo un saludo y desearle lo mejor. Que dios le bendiga. Inspirado en este su artículo, me animé a escribir un tema relacionado con esta problematica, inspirado en uno de los paises que más practica este flajelo, que por demás, es muy temerario al perpetrarlo. con más de medio siglo de impunidad y experiencia. Creo definió usted y disertó acertadamente sobre el mismo. Me ayudaría sobre manera si me comentara sobre el escrito por mi, sabiendo que es muy conocedora de estos temas, quizas sea usted letrada de las leyes, si es así, mis más sinceros agradecimientos de tener una amistad con ese calibre. Un abrazo.

    • Amén. Lo leeré, realmente no soy estudiante de leyes, soy estudiante de Licenciatura en Computación, sin embargo, estos temas son de mi interés, además de que me parece que esta plataforma da la oportunidad de expresar todo lo que uno desea decir causando un impacto en los demás.

  • Bueno lo escrito. Pienso que el hombre es corruptible por su capacidad de pensar, por la inteligencia de que nos jactamos (de que somos los más inteligentes), saludos Omar.

  • me parece muy interesante y esta muy bien redactado. un tip muy importante,cuando pongas «de que palabra viene» te sugiero que lo pongas al principio,es mucho mas fácil y practico. es un articulo muy excelente.

  • En un sentido filosófico del pensamiento político, la corrupción es el abuso autoritario del poder, en algunos casos hasta llegar incluso a su ejercicio tiránico. Esta concepción se expresa en la tan citada frase de Lord Acton según la cual el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. Desgraciadamente la relación entre corrupción y política es mucho más profunda de lo que quisiéramos y de lo que los políticos estarían dispuestos a admitir. Excelente artículo. Hablar de esto es comenzar a despertar.

  • Gracias por tus palabras, Ámbar, me anima a ser mejor como persona. Aquí, en mi país, los políticos, son las peores ratas de corruptos, no sé si en tu país, España, es lo mismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información