Sociedad

La desgracia de ser un maximizador



La desgracia de ser un maximizador - Sociedad

 

 

 

No sabía yo, que mi problema, que antes ingenuamente consideraba una virtud, tenía nombre.
Como no va a tener nombre en una época en la que todo tienen nombre y todo se diagnostica.
Las consultas se llenan de pacientes con ortorexia o menopausia y la alopecia  da de comer a muchas familias.

Pues si, resulta que soy maximizador, Maxi para los amigos.
El último brote lo he sufrido ésta mañana en el supermercado, cuando Maruchi, mi mujer me ha mandado a comprar mermelada.

Pues al super que me voy, después claro de sopesar cual es el más cercano a mi casa, con buen parking, cajeros amables, música ambiental, temperatura y luces adecuadas, productos de proximidad y bolsas de papel.

Una vez frente al stand de las mermeladas, comienzan los primeros síntomas, sudores fríos y vista nublada. Hay ocho marcas y cada una tiene dos o tres variantes, por no hablar de los sabores.

Como voy a dar con la ecuación que me ayude a despejar cual es la mejor y por supuesto la única opción posible para mí?
Tras diez minutos allí parado, una señora regordeta y simpática acaba de coger un bote mientras me mira sonriente, ha cogido una confitura de arándanos sin mirar, al azar, Dios mio ésta señora está loca.

Para no llamar la atención allí petrificado, me doy varios paseos por el super, el pescadero me mira preocupado…Mi cabeza no para; una tiene más contenido en fruta, pero la otra lleva menos azúcar, ah si pero la de al lado tiene un envase más práctico… la de arriba está de oferta…y porque está de oferta? Seguro que caduca pronto, no la deben de vender mucho por eso la rebajan…ah espera pone receta mejorada…pues si la han tenido que mejorar es que antes debía ser una mierda…

Porque me has hecho ésto Maruchi!

Me sofoco y me suben las pulsaciones, ante el miedo a empeorar me envalentono y me dirijo a un empleado que andaba por allí ¿me puedes recomendar una mermelada? Ésta es la que más vendemos….me responde.
Me ha visto cara de se una oveja del rebaño pastoreado por la publicidad y con la voluntad anulada por la cantidad de información contradictoria que circula por la red.

Finalmente tras un complejo proceso basado en fórmulas que he ido perfeccionando a lo largo de los años, escojo un bote. Ale ya está. Ya empiezo a sentirme mejor, soy un ser superior que toma todas las decisiones en base a estructurados procesos racionales, no me dejo influir en absoluto y tengo el control total sobre mi vida. Espera…acabo de darme cuenta de que he perdido una hora de mi tiempo que seguro que podría haber empleado mejor en otras tareas…. Además si me he equivocado, tendré que vivir con ello el resto de mi vida…
En fin me voy a casa a descansar que mañana hay  Elecciones…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 17 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

world

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información