Sociedad

La disciplina en el arte



La disciplina en el arte - Sociedad

Para mí disciplina no significa hacer algo aunque no lo quieras hacer. Esta me parece una postura extremista y desgastante; es un acto de autoritarismo que termina siendo contraproducente. Puede que funcione en otros campos, pero cuando hablamos de disciplina en el arte tenemos que equilibrar la racionalidad y la irracionalidad en nosotros mismos. La emoción y el intelecto.

Para mí disciplina en el arte significa hacer un esfuerzo por crear las condiciones necesarias para que la creatividad pueda florecer.

 

Levantarme temprano, despejar mi mente, sentarme frente al computador y evitar distraerme demasiado, no ser tan estricto ni tan permisivo. Se trata de crear el ambiente ideal, no de ser un esclavo propio y arruinar la experiencia de la creación artística forzándome a hacer algo que no quiero. Es como si en terapia se forzara a los clientes a abrirse. De eso no se trata. No se trata de exprimir el producto y ya. No se trata sólo de escribir el libro, pintar el cuadro, grabar la escena. Se trata de algo más grande: de vivir la experiencia espiritual del arte. Se trata de gozar del proceso y por experiencia sé que escribir es un proceso complejo que puede verse arruinado si me impongo reglas absurdas.

Si no quiero escribir entonces no escribo. No me voy a forzar, pero me aseguraré de haber hecho lo posible por ponerme en una posición agradable para comenzar a teclear. Adoro el sonido que producen las teclas, adoro el aire de la mañana, adoro sentirme inspirado, adoro la libertad. No se trata de sufrir, sino de pensar qué es lo mejor para mí. Disciplina, no abuso de poder. Escuchar, no imponer. Ser amable conmigo. Respetarme y respetar la escritura. De eso se trata todo, de buscar esa experiencia espiritual-trascendental que es el arte para mí. No voy a manchar mi pasión con una actitud neurótica. Voy a ser responsable para que así encuentre el tiempo y lugar para lograr mis objetivos.

Disciplina en el arte para mí significa respeto y responsabilidad por el arte y el artista. Ambos por igual.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Felicritor

Escritor persistente. Defensor de los derechos de los animales. Tipo agradable, mexicano. Lector voraz. Filósofo de medio tiempo. Deportista de día, Batman de noche. Contenido original. Creatividad por defecto. Ambicioso y obstinado. Disfruta mi blog.

1 comentario

  • Yo creo que el artista o escritor no crea sólo cuando se pone físicamente a ello; sino las 24 horas del día. Hasta cuando duerme, su cerebro está manipulando y ponderando la información que quiere transmitir y cómo. Mientras el subconsciente hace ese trabajo, nos conviene hacer ejercicio, y distraernos con ocupaciones ajenas a la artística, y hablar con personas o pasear.
    Sin embargo, yo creo que hay que tener también la disciplina de dedicar un espacio y un tiempo prefijados y diarios a la tarea de escribir, modelar o pintar; incluso si no es productiva. La mente necesita saber que existe ese espacio y tiempo para contar con él; y la rutina y disciplina nos ayudará cada vez más a que el tiempo consagrado sea productivo y promueva, por sí solo, la inspiración y la concentración.
    En resumen: la obra de arte o el texto se gestan fuera del horario de trabajo; casi a pesar nuestro. Pero ese horario debe existir y debe tener sentido por sí mismo, independientemente de que «estemos inspirados» o no.

    Hay trucos para aprovechar esas jornadas poco inspiradas; una es dejar el trabajo a medio el día anterior en un punto interesante, que nos de el pie para seguir rápido; por ejemplo, un párrafo sin terminar o un árbol a medio pintar. Otra, es dedicar los días grises a documentarnos y producir bocetos o fichas, sin la presión de avanzar en el borrador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información