Sociedad

La Era De La Trans-Formacion

La Era De La Trans-Formacion - Sociedad

Desde un tiempo a esta parte, se está desarrollando, destapando, deshinibiendo y desvistiendo, la temática de las llamadas comunidades Trans, las que hoy representan un significativo porcentaje de la población y de la sociedad en general, lo que antes solía ser un tabú en muchas culturas, hoy se ha “trans-formado” en un emblema de lucha de activistas y especialistas por la igualdad de derechos y oportunidades para las personas trans, que finalmente son personas comunes y corrientes, que se encuentran apuntadas por un injusto prejuicio tanto ético-moral como por una discordancia científica incapaz de resolver el dilema ético-médico que esto genera,  ambos aspectos han impedido que el tema pueda ver las luces que son de vital importancia para las personas que están bajo esta lupa social.

Hace ya varios años se vienen recopilando historias, experiencias, datos y se van sumando y sumando los casos que afectan a esta creciente parte de la sociedad, se ven con frecuencia las similitudes entre casos, la desesperación, la falta de soporte, de consuelo, de oportunidades, de derechos y asi sigue un largo listado en que estas personas deben verse enfrentadas y, finalmente, afectadas y afectados.

Un caso específico y particular se da en especial en dos áreas de suma importancia para el desarrollo de cualquier ser humano que se considere como parte de la sociedad, estos son, por un lado, lo referido a lo laboral y lo otro, de suma importancia también, en la posibilidad de acceso a una salud integral y especializada para tratar este tema y las necesidades que están relacionadas a ello.

En cuanto a lo laboral, aun no se desarrollan o no se ha conocido que tal desarrollo exista, como un espacio que posibilite a la “gente trans” el cultivo de sus habilidades para hacer carrera, siendo casos excepcionales los conocidos públicamente. Esto nos habla de una falta de conocimiento general del tema y de un estancamiento cultural, que no permite a las empresas y a las políticas públicas, entregar el espacio y la oportunidad que merece cualquier persona de encaminar su vida sustentada en la seguridad de un trabajo y en la certeza de que sus derechos serán respetados.

Por otra parte lo que está referido al ámbito de la salud, aun está en pañales la entrega de asistencia médica integral que requiere una persona que debe enfrentar estos procesos que afectan la vida tanto a nivel biológico, como psicológico, social, etc. Y al hablar de asistencia integral, se habla, incluso de algo tan básico, como referirse a los pacientes con su nombre y género con el que se identifican, médicos y asistentes no tienen la suficiente instrucción respecto del tema, por lo que ¿A quién culpar de esto? La verdad, es que solo queda mirar a quienes alguna vez definieron lo que es moralmente bien visto o no.

Tomando en cuenta que los tratamientos a los que deben someterse estas personas son sumamente caros y largos, en una sociedad que no da las oportunidades de desarrollo, se pone bastante oscuro el panorama, pues no tener un trabajo implica no tener dinero y el no tener dinero implica, a su vez, la falta de acceso a los tratamientos necesarios, que muchas, sino casi todas las veces, incluyen medicamentos caros, terapias con psicólogos y otros especialistas como fonoaudiólogos, por ejemplo, y esa es solo la punta del iceberg.

Sin embargo, y a pesar de todas las dificultades que conlleva iniciar estos procesos, se ha visto una creciente y no menor cantidad de personas que se han atrevido a enfrentar la realidad que, en muchos de los casos, la misma sociedad ha coartado.

Una predicción un tanto utópica, dicta que en un futuro ya no existan los géneros ni la identidad de estos, simplemente que se trate a todos por igual, lo extraño de todo esto es que eso no ocurra por si mismo hoy en día o desde hace años atrás. La esperanza habla de que quienes están luchando por lograr dichos cambios sean escuchados, pues no puede ser de otra forma, no se puede ignorar, tal como las llamadas personas trans, no pueden elegir quienes son, tal como un hombre es hombre o una mujer, mujer, o un niño que no puede evitar ser niño.

Se debe hacer un llamado a todos los ámbitos que forman a una sociedad, un llamado a la tolerancia, un llamado a la información, un llamado a la conciencia, un llamado a la humanidad personal de cada quien, es imperante que estas necesidades se vayan disipando y que se haga de conocimiento público toda la información necesaria para unir a la sociedad como lo que es, un espectro colectivo que merece las mismas oportunidades, que merece, en otras palabras, igualdad.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

xtrafran

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información