Sociedad

La Familia Romana

La Familia Romana - Sociedad

Resumen:
El padre de la familia romana (paterfamilias) ejerció un poder absoluto y de por vida sobre todos los demás miembros de la familia (patria potestas): su esposa, hijos y esclavos.

El padre de la familia romana (paterfamilias) ejerció un poder absoluto y de por vida sobre todos los demás miembros de la familia (patria potestas): su esposa, hijos y esclavos. Si el padre del padre estaba vivo, entonces él era la autoridad suprema en el hogar. A los padres incluso se les permitió ejecutar a sus hijos mayores por ofensas serias como traición.

Cada casa mantenía un culto de ancestros y dioses del hogar y el paterfamilias era su sacerdote. Se pensaba que la familia poseía un “genio” (gens) – un espíritu interno – transmitido de generación en generación. Los miembros vivos y los muertos de la familia compartían las gens y estaban obligados por ella.

La descendencia legítima pertenecía a la familia del padre. El padre retuvo la custodia si la pareja (rara vez) se divorciaba exclusivamente por iniciativa del marido. El padre tenía derecho a repudiar a un recién nacido, generalmente niños o niñas deformados. Esto condujo a una grave escasez de mujeres en Roma.

El padre de la novia tuvo que pagar una considerable dote a la familia del novio, empobreciendo a los otros miembros de la familia. Además, las hijas compartían en partes iguales el patrimonio de un padre que murió sin un testamento, transfiriendo así activos de su familia de origen a la familia de su marido. No es de extrañar que las mujeres fueran denunciadas como una responsabilidad económica.

Al principio, los esclavos se consideraban parte de la familia y recibían un buen trato. Se les permitió ahorrar dinero (peculium) y comprar su libertad. Los esclavos liberados se convirtieron en ciudadanos romanos plenos y por lo general se quedaron con la familia como ayuda contratada o como jornaleros remunerados. Sólo mucho más tarde, en las vastas plantaciones amasadas por romanos adinerados, se maltrataba a los esclavos y se los consideraba propiedad inanimada.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

cuidando tu salud

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información