Literatura

La forma de las nubes: El sueño de Amadeo



La forma de las nubes: El sueño de Amadeo - Literatura

Amadeo no conocia el mar. Y tan grande era su deseo que una tarde pidio a sus padres que lo lleven a conocerlo – Renuncio a todos mis regalos de cumpleaños- dijo el joven. Pero su familia era muy pobre y nunca tuvo oportunidades – Hijo, el mar es peligroso – Dijo su madre quien habia perdido a su hermano cuando pequeños – El se metio al mar y nunca volvimos a verlo – Sentenció la mujer – Pero aprendere a nadar madre – Dijo el joven soñador – Amadeo, aunque aprendas a nadar no tenemos dinero para realizar un viaje asi –
El muchacho agachó su cabeza y cedió.
Su abuela lo llama desde la habitación y le susurra al oido:- Dicen que el mar es hermoso, que entra por los ojos y estalla en el alma. Si es tu deseo conocerlo lucha por eso entonces –
Amadeo se dedicaba a escribir en sus ratos libres. Escribia cuentos que nacian de su imaginación. Decidio llevar sus escritos al diario de la ciudad para ganar dinero por ellos :- Las historias son buenas, pero no tenenos presupuesto para pagarte, la crisis solo nos dejo un monton de diarios vuejos –
El joven regreso triste a su casa, su abuela lo animó :- Hijo, escribe y ve por esos diarios –
La abuela de Amadeo habia sido artista plastico y ayudo a su nieto haciendo artesanías con papel de diario y engrudo para que el joven vendiera en la feria del pueblo. Y asi fue que, de a monedas, Amadeo recolecto el dinero suficiente para un boleto de ómnibus con destino a la costa.
Una semana antes de la travesia la abuela del muchacho cae gravemente enferma. Sus noventa años habian desgastado su cuerpo ya vivido. En su lecho de muerte la anciana habla a su nieto:- Cuando conozcas el mar, míralo por mi, yo estare cerca tuyo-
El muchacho armo su mochila y partió. Al llegar, luego de cruzar los medanos, el mar inundó sus ojos y estallo en su alma, tal como le habia dicho su iaia. El joven saco de su mochila una caja con las cenizas de su abuela y las esparció en la espesura del mar. Contemplo la maravilla hasta que el sol cayo y retornó de vuelta, con los ojos llenos de lagrimas, sal y bruma.

» La forma de las nuebes es la forma de las olas del mar »

Dedicado a Amadeo Whals

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

elartededecir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.