Ciencia

LA FUERZA DE FRICCIÓN, ¿BENEFICIOSA O PERJUDICIAL?



LA FUERZA DE FRICCIÓN, ¿BENEFICIOSA O PERJUDICIAL? - Ciencia

La fuerza de fricción está presente en casi todas las actividades que realizamos a diario. Esta fuerza se manifiesta cuando dos superficies están en contacto, las cuales pueden estar en movimiento o no. Cuando exista movimiento la fuerza de fricción se opondrá a éste; por ejemplo, si arrastramos una mesa hacia a la derecha, en el sentido contrario (izquierda) se establecerá la fuerza de fricción.

Cotidianamente, a la fuerza de fricción se le refiere simplemente como fricción o roce. El calentamiento y el desgaste son dos fenómenos asociados a la fricción, éstos podrán presentarse en mayor o menor medida dependiendo de la naturaleza de las superficies en contacto (rugosidad o aspereza) y de la frecuencia en el movimiento (repeticiones).

Un caso emblemático de calentamiento y desgaste por fricción, lo encontramos cuando consideramos el funcionamiento del motor de combustión interna de un automóvil; dentro de éste hay piezas rozándose a muy alta velocidad, lo que tiende a generar desgaste y muy altas temperaturas, tan altas, que pueden literalmente fundir los componentes metálicos involucrados. Para solucionar este problema se le agrega al motor aceite con especificaciones técnicas precisas. El aceite crea una fina capa lubricante entre las piezas, la lubricación disipa el calor y reduce considerablemente el desgaste; en otras palabras, minimiza la fricción. Con el tiempo, el aceite dentro de un motor tiende a perder sus propiedades lubricantes, lo que incrementa la posibilidad de que los componentes se dañen, por esta razón es muy importante sustituir dicho aceite según las indicaciones del fabricante. Hasta este punto pareciera que la fricción, en general, es perjudicial, pero no nos apresuremos a establecer esa conclusión.

Pasemos del motor del automóvil y consideremos ahora sus neumáticos. Un neumático claramente desgastado, casi liso, puede hacer que un conductor pierda fácilmente el control debido a la poca adherencia con la vía; en este caso, una adecuada fricción será deseable o beneficiosa. Un ejemplo similar se presenta en los atletas que corren los cien metros (100m) planos, para estos atletas es muy conveniente tener unos buenos zapatos deportivos que le proporcionen el mayor agarre posible a la pista.

Los ejemplos anteriormente expuestos permiten deducir que la fuerza de fricción puede ser beneficiosa o perjudicial, todo dependerá de las circunstancias en las cuales se manifieste dicha fuerza. Lo importante es, en todo caso, tener en cuenta que la fuerza de fricción o roce siempre estará presente en nuestras actividades cotidianas y que puede afectarnos positiva o negativamente.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Xcritor

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información