Salud

La Gran Pandemia.

La Gran Pandemia. - Salud

La vida está llena de peligros, de eso no hay duda. También está llena de cosas maravillosas, sorprendentes y enriquecedoras.

Yo soy de los que creen que los que manejan los hilos de este teatro, están muy interesados en apartar a los humildes mortales de sus sueños, quitarles las ilusiones, y conseguir que , cual pastores de un rebaño macabro, entren al redil del amansamiento, del pensamiento único, para que todos sigamos siendo sus fuentes de ingresos y que nuestra vida transcurra sin sobresaltos hacia un fín que les haya reportado los mayores beneficios y los menos sobresaltos posibles.

Pues bien, para ello, utilizan herramientas , recursos, que les permiten que los ciudadanos de a pie piensen cada vez menos y que su voluntad se vaya doblegando paulatina pero inexorablemente hacia la mansedumbre más absoluta, apartando cualquier signo de rebeldía de nuestras mentes, y poder así moldearnos a su antojo.

Así, una de las herramientas mas poderosas son los medios de comunicación. No en vano, los dueños de las grandes compañías multinacionales aparecen sistemáticamente ocupando los primeros puestos de las listas de los hombres y mujeres más ricos del planeta. Ellos son los que crean los mundos en los que el resto creemos que somos libres para vivir.

Dentro de estos poderosos mecanismos de adoctrinamiento y domesticación del ser humano, sin duda uno de los más dañinos y nocivos para la integridad y dignidad humana es la pornografía. A través de ella,  manipulan   un don maravilloso que posee toda mujer y todo hombre por el mero hecho de serlo, que es la sexualidad, a través de la cual podemos perdurar como especie sobre este planeta, y convierte a millones de personas en adictos a la pantalla sedientos de unos minutos placer, minando su autoestima a golpe de “click” .

A través de practicas a cual mas aberrante y alejada de lo que es la verdadera comunión de dos cuerpos que  se desean ( por no decir que se aman)  ,  lo que consiguen es, en el mejor de los casos, que cada espectador vaya desvinculándose de la realidad proyectando en la mente de usuario una imagen engañosa y deformada del mundo real, creando personas sin voluntad, buscando el placer inmediato,  incapaces de asumir el esfuerzo y la perseverancia como auténtico motor del éxito en cualquier objetivo que merezca la pena.

Y en el peor, verdaderos enfermos mentales capaces de cometer cualquier atrocidad cuando comprueban que las reglas del juego de la vida nada tienen que ver con las que , tras muchas sesiones de aniquilamiento moral a las que han sido sometidos,  han asumidos como reales y propias.

Y no digamos en el destrozo que se puede ocasionar en adolescentes como personas , que están desarrollando su personalidad y su forma de ver el mundo, cuando se enfrentan a estos espectáculos. Y la noción de dignidad e integridad de la persona que se les transmite.

Por eso, yo creo que hay una corriente, que intenta relativizar los perjuicios de esta lacra social, que va en aumento y en donde nadie pone el foco… ¿Porqué?. No lo sé….. Lo que sí que sé porque se ha publicado es que, en todo el mundo, la industria de la pornografía genera unos ingresos de 4.900 millones de dólares al año ( unos 4.625  millones de euros) y para que esta maquinaria se siga moviendo necesita cada vez mas adeptos a los que desarmar de códigos éticos y humanos ( no hablaré aquí del concepto que proyectan sobre la mujer, que da para otro artículo )  para que el monstruo siga creciendo.

Y por el camino van quedándose proyectos, trabajos, vidas, parejas, familias….etc .

Y junto a este cancer social, habría que estudiar que relaciones existen entre la pornografi1a y manifestaciones socialmente más delictivas y rechazadas como son  las violaciones, la pedofiflia y un largo etcétera que, entonces sí, hace que la gente se lleve las manos a la cabeza.

Miren, el sentido del humor está muy bien y es síntoma de inteligencia, pero también habrá que preguntarse porque el tema de la pornografía es objeto de chistes, chascarrillos y monolólogos de los humoristas de turno, y sin embargo, nadie hace nada ni se toma en serio las consecuencias que se derivan de una actitud tan “aparentemente inocente”  como es sentarse enfrente de un ordenador para “disfrutar” de una de las más de 500 millones de páginas  (sí , han leído bien) de acceso a material pornográfico que existen en las red ( según la Universidad de Navarra, en 2015.).

Bueno, dicho queda. Quien tenga oídos, que oiga.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Little Bighorn

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información