Sociedad

La historia del Coronel Arturo Castellanos, el «Schindler salvadoreño».



La historia del Coronel Arturo Castellanos, el «Schindler salvadoreño». - Sociedad

Aunque parezca una broma, ya que casi siempre se dan los créditos ,de las acciones buenas hechas a las personas durante la Segunda Guerra Mundial, a  individuos europeos, estadounidenses o pertenecientes a naciones «desarrolladas», La República de El Salvador, en la América Central, CON POBLACIÓN HISPANA, «fue la cuna» del Coronel José Arturo Castellanos Contreras, un auténtico héroe, quien salvó la vida de 40, 000 judíos de Europa Central, mientras trabajaba como Cónsul General, de El Salvador, en la ciudad de Ginebra, Suiza; a través del otorgamiento de papeles falsos que certificaban que ellos eran ciudadanos salvadoreños. Este humilde salvadoreño, de la manera más desinteresada y corriendo el mayor número de riesgos, con el gobierno alemán y del suyo propio, puso a salvo a miles de vidas humanas , por lo que la historia lo ha bautizado como «el Schindler salvadoreño» y de América Latina también, con mucho orgullo. La valentía del Coronel Castellanos, da inicio cuando es nombrado Cónsul de El Salvador, en la ciudad de Ginebra, y nombra como Primer Secretario del consulado al ciudadano  judío, de origen húngaro, George Mandel- Mantello, quien, además, era amigo suyo. Movido por una serie de sentimientos de humanidad, que no son típicos en la mayoría de militares, pone en marcha la llamada «operación salvadoreña».  Específicamente, Castellanos autorizó a su secretario extender, de la manera más clandestina, miles y miles de pasaportes y certificados salvadoreños, ya que esta nación era neutral, a una enorme población de judíos, cuyo destino macabro eran los campos de exterminio de Hitler, el mayor anticristo de la historia contemporánea de la humanidad. Dichos documentos, no tuvieron costo económico alguno y se enviaron, por medio de sus contactos judíos, a las miles de almas en espera de salvación, en Francia, Alemania, Holanda, Eslovaquia y Rumania. Esta operación tuvo un total éxito, ya que bastaba un sólo documento para poner a salvo a familias enteras y, también, el recién electo presidente en El Salvador, en 1944, Salvador Castaneda Castro, brindó un total apoyo a la operación. Por toda esta honorable labor, el Yad Vashen, que es la institución oficial israelí creada en memoria de las víctimas judías del Holocausto, nombró a Castellanos el título de «justo entre las naciones». Asimismo, su secretario Mantello, recibió un Doctorado Honorario en la Universidad de Yeshivá, Israel. Para perpetuar su memoria y la labor que realizaron, miles de estos certificado se encuentran exhibidos en el Museo del Holocausto, en la ciudad de Washington, Estados Unidos. El Coronel Castellanos falleció en 1977, pero su obra quedará grabada en la historia de la humanidad como un acto de amor, valentía  y justicia, dándonos una lección muy valiosa: » el odio y la maldad nunca estarán sobre los verdaderos valores de amor y justicia y libertad. Viva en nuestros corazones y nuestras memorias, Coronel Arturo Castellanos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

sergitus

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información