Historia

La historiografía del siglo XX. Desde la objetividad científica al desafío posmoderno. (Capítulos 2,3 y 4).



La historiografía del siglo XX. Desde la objetividad científica al desafío posmoderno. (Capítulos 2,3 y 4). - Historia

Los primeros antecedentes de  crisis del Historicismo

A fines del siglo XIX, Karl Lamprecht presente una tesis de historia titulada como “Historia alemana”, cuya crítica hacia la escuela  Rankiana vendría a ser el hecho de otorgar un rol central al Estado y el enfocarse sólo en algunas personas de la historia[1]. Además critica el supuesto espíritu que rige a los acontecimientos dentro de la historia, acusándolo de no ser científico. Sin embargo, esta misma tesis presenta problemas para su aprobación. En primer lugar, existe una falla metodológica que consiste en una  escritura apresurada y en la creencia de leyes que habrían regido la historia de Alemania a través de un procedimiento utilizado por la Psicología colectiva que resulta “altamente especulativo” (62). En segundo lugar, hubo críticas respecto de las ciencias sociales, como del sociólogo historiador Max Weber, acusando a la tesis de Lamprecht de ser poco rigurosa (científica). Además, un tercer elemento que resulta interesante es la Unificación Alemana, que bajo Bismarck cimentó las bases para un ordenamiento institucional, del que se deduce que muchas de las tesis que irían contra las formas establecidas de hacer historia quedarían obsoletas, viéndose esto en su largo proceso de aprobación y votación secreta. “El resultado de esto fue no solamente que Lampcrecht quedara aislado como historiador, sino que los intentos de incorporar a la historia social fueron frenados por largo tiempo” (65). En este sentido, dentro de Alemania tuvieron que ser los cientistas sociales los encargados de ampliar las exigencias de Lamprecht, contribuyendo entre ellos Max Weber, que a pesar de criticar algunos preceptos del historicismo clásico, logra ver con buenos ojos el estudio riguroso, aunque separándose de ellos en que quien hace ciencia debe explicar su interés y los fenómenos desarrollados, para poder lograr una “validez transcultural” (74)

Sin embargo, tanto en Francia como en Estados Unidos las recepciones a una historia con enfoque social tuvieron aprobación, aunque de maneras distintas. En el caso francés se desprestigiaba a la historia de poco científica por no dar cuenta de aspectos generales y que abarcasen a la mayoría de la población, quedando la Historia como disciplina auxiliar de la Sociología (Emile Durkheim). En el caso de Estados Unidos, existía según Iggers una predisposición a la democratización de la historia dado por los procesos de modernización que vivía la población, denominándoselos a estos como “Nuevos historiadores” o “Historiadores progresistas”. Estos últimos son los que dieron cabida a tesis de autores de otros países como el mismo Lamprecht. De todos modos resulta importante considerar casos de historiadores que seguían con preceptos imperialistas y racistas sobre el modo de hacer historia. Además, independiente de la intencionalidad social de los “Nuevos historiadores”, estaban fuertemente arraigados por la institucionalidad y el fuerte método riguroso que se asemejaba mucho a los de sus maestros, por lo que los trabajos terminaban siendo muy estrechos respecto al ámbito académico.

En el caso del capítulo III se describen algunas formulaciones teóricas respecto a las consecuencias dejadas por el proceso de industrialización alemán, por lo que se crea una escuela de historia económica cuyo representante era Gustav von Schmoller. Estos se acercaban a los preceptos del historicismo clásico al creer en formulaciones de tipo valórico en representación de un acontecer social y no necesariamente las formulaciones cuantitativas de índole matemática. Además, tenían la creencia de que la historia debía ser controlada por el Estado y las fuentes de carácter oficial. De todos modos, lo importante es considerar un primer momento de comprensión social al querer el historiador estudiar “las condiciones de vida de los obreros” (69). El problema, de todas formas tiene que ver con el procedimiento metodológico que tomaban para su estudio, siendo criticados por una escuela neokantiana que postula a las “ciencias humanas” y por el sociólogo Max Weber, que tal como se ha citado anteriormente, critica, además, la propuesta del centralismo del Estado (Schmoller) al no proporcionar difusión hacia otros países para el entendimiento de los fenómenos económico- sociales.

En el caso del capítulo IV, la escuela de los “Nuevos historiadores” es una vía de producción historiográfica distinta a la que tenían los alemanes afianzados por las reformas de Bismarck, por lo que la apertura hacia una comprensión social de los fenómenos se veía con buenos ojos. Ello se explica también por un Estado que no era totalizante sino que respondía ante las nuevas formas de poder hacer de los Estados Unidos una sociedad más democrática. Luego de ello se esclarecen algunas cuestiones cuantitativas, resultando esencial que durante los años 50’ en aquel país: “con el desarrollo de la tecnología computacional, los estudios cuantitativos se multiplicaron” (78), comprendiéndose por tanto que este tipo de estudios no indica necesariamente una continuidad objetiva del siglo XIX. [1] Los tres grandes supuestos de la historiografía del siglo XIX, son según Iggers: Creer que los hechos y las personas protagonistas de la historia son reales; creer que la acción de esos personajes tuvo directa relación con la intencionalidad de ellos; y tercero, proponer un carácter unidireccional y diacrónica a la historia. Es decir la creencia en el progreso así como el hecho de conjugar dos períodos distintos de la historia y hacerlos coherentes entre sí.

Biliografía y créditos:

  • Iggers, George. La historiografía del siglo xx. Desde la objetividad científica al desafío posmoderno. Santiago: Fondo de Cultura Económica, 2012.
  • Imagen de Thanks for your Like • donations welcome en Pixabay.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

daoz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información