Salud

La Importancia Del Desayuno

La Importancia Del Desayuno - Salud

De la manera de cómo nos alimentemos, dependerá nuestro estado físico, psicológico y espiritual. Es notorio que el desayuno es considerado la comida más importante del día, pero también puede resultar la más deliciosa. Si hacemos un rápido viaje alrededor de nuestro continente o tal vez del mundo podemos constatar cómo desayunan y de allí podemos sacar nuestras conclusiones y veremos la importancia que a través de los siglos el ser humano le ha dado al primer alimento del día.
¿Por qué desayunar?
Mientras dormimos, nuestro organismo, luego de un largo período de ayuno, ha estado realizando algunas funciones vitales como producir un aumento de algunas hormonas como la del crecimiento, hormona muy importante para la regeneración muscular. Además, el organismo lleva a cabo el proceso de desintoxicación del hígado, de la vesícula biliar y de los pulmones. Sin olvidar la producción de anticuerpos y la estimulación del sistema inmunitario. Como podemos deducir, nuestro organismo para poder desarrollar las actividades diarias necesita recuperar la energía, que ha empleado durante el sueño para realizar las diferentes funciones antes mencionadas. Antes de despertar en la mañana, han transcurrido por lo menos de ocho a doce horas durante las cuales tu organismo no ha recibido ninguna fuente externa de energía, además, no ha podido contar con las proteínas y aminoácidos necesarios para la síntesis de esas sustancias, neurotransmisores, que permiten que las neuronas puedan comunicarse entre sí. Recuerda que nuestro sistema nervioso está constituido por millones de neuronas que conforman unas extensas redes entre sí, y ellas son responsables de todo en cuanto sucede en nuestras vidas. Eso significa que gracias a ellas puedes disfrutar de una lectura, de escuchar el llanto de un niño y de saborear un alimento. Además esas sustancias están implicadas en enfermedades como la esquizofrenia y la depresión. Al no desayunar hay una deficiencia de vitaminas y minerales, lo cual representa un factor limitante para la producción de los neurotransmisores. Al no desayunar, vamos a sentir fatiga, apatía y soñolencia, eso es debido a la disminución de la glucosa en la sangre. En línea general, en condiciones de ayuno, disminuye la velocidad de procesamiento cerebral especialmente en los niños.
Por lo tanto, nuestro organismo va a necesitar más energía para poder desarrollar una mayor actividad física e intelectual. Tenemos que tomar consciencia de la necesidad de comer para contar con una buena salud, crecer y estar activos. Es necesario que tengamos conocimiento del contenido de nutrientes de los diferentes alimentos, así podremos planificar un desayuno apropiado y variado, que permita reponer las reservas gastadas durante las 8-10 horas de ayuno, durante el sueño, y recibir la energía necesaria para poder realizar las actividades físicas e intelectuales del día.

¿Cuál es el desayuno más adecuado?

Por lo que hemos hablado en los párrafos anteriores, podemos deducir que necesitamos carbohidratos y proteínas para promover la liberación de insulina, que estimula la síntesis de enzimas necesarias para la formación de neurotransmisores, de esa forma podemos realizar un trabajo intelectual. Existen muchos alimentos ricos en carbohidratos simples como las frutas y verduras, la leche y los derivados como el queso o el yogur, también el pan, el arroz y las pastas. Las proteínas favorecen la producción de un neurotransmisor relacionado con la capacidad de mantenerse activo y de buen humor. Además, contribuyen a fortalecer los huesos y músculos, aumentan el sistema inmunológico, regulan la actividad y función de las células, mantienen y reparan tejidos y son responsables de la formación de las hormonas, hemoglobina, jugos digestivos y las enzimas. Esto no quiere decir que tengamos que consumir grandes cantidades de proteínas, cuyo efecto sería negativo. Las proteínas están presentes en una gran variedad de alimentos de origen animal, como la carne de pavo, pollo, res, conejo, cordero, el pescado y en la leche y sus derivados. También se encuentran en los alimentos vegetales, aunque en menor proporción, como en la soja, las legumbres, los cereales y los frutos secos. Estos productos ayudan a completar la dosis diaria que necesitamos de estas proteínas.
Un desayuno debe ser sano y equilibrado, debe incluir:
un alimento lácteo: leche, queso, yogur
fuentes de carbohidratos: pan , tostadas
y frutas; zumo de verduras como de remolacha y pepino y de frutas.
Pero el hecho de que el desayuno sea sano y equilibrado, no quiere decir que no pueda ser una comida exquisita, hay desayunos dulces, salados o mixtos. Por ejemplo en el Reino Unido, la gente prefiere para el desayuno chuletas de corderos, frijoles en salsa semidulce, huevos fritos acompañados de tocineta, tomates asados, avena; además sirven panecillos dulces, tostadas con mantequilla y mermelada o confituras, todo ello es acompañado por una buena taza de té o de café con crema. En los países escandinavos el desayuno consiste en huevos, queso, pan, mantequilla, mermelada, yogur, jugos de fruta,
En España el desayuno es variado, depende de la región, y es muy común desayunarse en el bar, donde puedes elegir variedades de pan para las tostadas acompañadas de mantequilla, jamón, queso, y una buena taza de café con leche. También ofrecen churro con chocolate.
En los países latinoamericanos como Venezuela y Colombia tienen como parte esencial del desayuno unas tortas a base de harina de maíz precocida (arepas), que se rellenan con queso, jamón, carne mechada, frijoles negros con queso blanco rayado, pescado frito, aguacate y muchos rellenos más, sin olvidar de acompañarlas con una taza de café con leche. Además, en Colombia es muy popular en la zona andina el desayuno con calentado, que consiste en chorizo, huevos revueltos con tomate y cebolla y frijoles, todo ello va acompañado con arepas.
Entre los desayunos de muchos países, el egipcio es considerado uno de los desayunos más antiguo del mundo, y también uno de los más sanos. Es abundante y elaborado con habas y garbanzos, acompañado con huevos, un pan, debido a que los egipcios consideran que esta comida es la más importante por ser una fuente principal de energía para resistir durante todo el día. En resumen podemos deducir la importancia de un buen y sano desayuno para enfrentar lo que nos repara el día.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

1.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

isadora 30

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información