Economía

La Importante Función De Los Pobres En El Capitalismo.

La Importante Función De Los Pobres En El Capitalismo. - Economía

Acabo de leer en este mismo portal un artículo que expresa la teoría de que el “El Capitalismo fue creado por los Pobres”.

Me pareció tan interesante el punto de vista que me motivó a escribir mi propia opinión al respecto, pero antes, un poco de antecedentes.

En todo sistema económico, han habido personas de nivel intermedio que oscilan entre el pobre y el rico,  normalmente hombres libres que motivados por su aspiración a mejorar su condición, encuentran soluciones prácticas e ingeniosas a problemas específicos desarrollando con esto, mejores técnicas, mejores procesos, nuevos artefactos y herramientas para ayudarse en su labor.  Se podría decir de alguna manera que son los motores del progreso.

Si bien esto es verdad aún en nuestros días, los casos exitosos son muy pocos en comparación a la población que en su mayoría, no encuentra ese chispazo de ingenio que le permita cambiar su condición, además, como veremos y como el artículo que le dio origen a este que escribo menciona, a quienes controlan el sistema no les interesa promover la mejoría del grueso de la población pues su mayor interés, es mantener sus privilegios.

Si logré entender bien el artículo de nuestro amigo, su conclusión es que el capitalismo es un buen sistema pues promueve el progreso y permite además, que los pobres puedan salir de su pobreza y supongo que acercarse un poco más al estado de bienestar.

Como dije antes, es verdad que esto ocurre en el capitalismo pero sucede a cuenta gotas o de otro modo, el número de pobres debería ir disminuyendo cada vez más en lugar de aumentar como ha venido sucediendo en los últimos tiempos.  Además de que la cantidad de pobres no ha disminuido, la brecha entre ricos y pobres es cada vez más grande y difícil de salvar aún y cuando el capitalismo, ha sido el sistema dominante en el mundo.

                ¿Por qué sucede esto?

Este efecto contrario a la teoría resulta debido a que el capitalismo estimula la competencia como esquema de auto sustentación, descarta la cooperación y al hacerlo, como en toda competencia, cuando uno gana otro pierde.   La riqueza se convierte entonces en el premio de quien la pueda acumular a base de disminuirla a los demás.  En la teoría económica para que algo tenga valor, debe ser escaso y deseado por las personas, por lo tanto, para que el dinero no pierda su valor debe cumplir con éstas dos condiciones lo cual como se puede observar, en nuestro sistema capitalista se cumplen casi a la perfección.  Deseamos el dinero entre otras cosas porque con él obtenemos sin problemas todo cuanto necesitamos y queremos, y es escaso pues si abundara no tendríamos que esforzarnos por él.

El sistema capitalista se aprovecha del esfuerzo que la inmensa mayoría de las personas debemos hacer para obtener el dinero, con la ilusión de mejorar nuestra condición o al menos, de no perder la que ya alcanzamos.  Mediante este esfuerzo se mantiene el motor de la economía andando.  Pero no es un motor desbocado que corre a toda velocidad.  Es más bien un motor controlado, que acelera y frena según convenga a quienes lo conducen de acuerdo a las circunstancias.

Tomando el ejemplo anterior, la economía es entonces como una carrera de coches en la que existen unos cuantos pilotos, que cuentan con las herramientas adecuadas para competir pero pertenecientes a un club cerrado en el que el número de automóviles permitidos en la carrera son limitados.   Así que no basta con ser un buen piloto o tener un coche con capacidad de competir, hay que pertenecer al club.

Siguiendo con nuestra alegoría, encontramos que el verdadero poder del sistema se encuentra repartido en pocos pilotos que se encargan de manipularlo para mantener su prevalencia y privilegios.  En cuanto algún corredor independiente o inclusive un miembro del equipo de carreras logra algún invento o técnica que escapa a su control, de inmediato se accionan las palancas del poder para asimilarlo ya sea copiando sus principios o bien, incorporarlo, normalmente mediante una operación económica que le permita adueñarse de él.  Entonces aquel inventor habrá canjeado una porción mínima de riqueza a cambio de entregar en manos del poder, otra herramienta que le permitirá seguir acrecentando su fortuna y el control que ejerce sobre la mayoría de la sociedad.

Como dije anteriormente, el capitalismo fomenta la competencia y no la cooperación.  A todos los niveles, el control y el poder se concentran en cada vez más menos manos.  La naturaleza del sistema premia a quien es capaz de eliminar a los competidores traspasando la riqueza de los perdedores hacia los ganadores.  Los ganadores serán entonces cada vez más poderosos y ricos y su objetivo seguirá siendo eliminar competidores.  Si observamos cualquier industria podremos darnos cuenta con facilidad de que existen cada vez menos empresas que alcanzan una mayor proporción del mercado.  La entrada a un nuevo competidor es cada vez más difícil pues las barreras son cada vez mayores en términos económicos.

Atendiendo a la naturaleza del capitalismo y debido a que se trata de un sistema caníbal cuyo mérito consiste en eliminar o dominar a los competidores, es un modelo económico autodestructivo que de no corregir estos enormes defectos, acabará colapsando como ya parece estar sucediendo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

SrT

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información