Sociedad

La Inclusión Financiera: Un Detalle – Parte I

La Inclusión Financiera: Un Detalle – Parte I - Sociedad

La Inclusión Financiera: Un Detalle – parte I

 

América Latina y los países en proceso de desarrollo vienen desde hace algunas décadas experimentando el concepto de inclusión financiera. Se han creado diversas organizaciones sin fines de lucro, quienes dieron inicio a una ola de colocaciones de créditos; abriendo el camino para que instituciones financieras formales y reguladas también ampliaran su cartera de clientes a un grupo de personas que antes no hubieran considerado siquiera como clientes potenciales.

 

EL modelo iniciado por el Dr. Muhammat Yunus en Bangladesh, fue rápidamente imitado por otros países pobres de oriente, llegando a Europa, África y América; por el éxito logrado.

 

Empezó una moda que permitió a muchas personas con escasos recursos y, cabe como mención especiales, a mujeres – dada la alta discriminación que sufren en muchas sociedades – acceder a pequeños créditos con características definidas, como el acceso al crédito grupal, un pago diario o semanal, una junta directiva que asumía el liderazgo, un sistema de ahorro incluido en el pago, entre otros.

 

Si bien la inclusión viene arrastrando muy buena opinión y se afirma que la vida de mucho ha mejorado, esto no es tan cierto como las estadísticas lo muestran. El dinero ha llegado a manos de estas personas quienes emocionadas han decidido cambiar sus vidas; sin embargo un detalle hace que la gran mayoría de ellas se encuentre con deudas que a no pueden pagar, con un mal calificativo financiero que le impide ser seleccionadas para un nuevo crédito y en algunos casos con riesgos de perder sus vivienda o bienes, otros que se mudaron para no enfrentar un gran cúmulo de deudas. Si el sistema es tan bueno ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Qué ha llevado a estar personas a cargar deudas que no pueden cubrir?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.33 - 18 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Jessica Diaz

3 comentarios

  • Respondiendo a tu pregunta, yo lo entiendo como que la pobre gente que no tiene nivel adquisitivo ve una oportunidad que realmente es similar a una moneda de manera y que esta creada para que lo poco que tenían lo dejasen de tener beneficiándose los de arriba, con un poco de todos los miles de personas pues acaban haciendo realmente una fortuna. Les importamos muy poco, es muy triste pero la gente que controla el sistema son demasiado avariciosos.
    Además si te fijas, nos inculcan la necesidad de tener más de una forma capitalista, de tener responsabilidades, bienes que pagar por encima de nuestras posibilidades, y una vida que les mantenga rompiéndonos nosotros los cuernos por ellos sin que nadie diga nada. Luego cada uno toma las decisiones que cree correctas y en fin, salen ganado sin duda.
    Me a gustado mucho tu post y gracias por leerlo.

Deja un comentario