Sociedad

La Infancia En El Desarrollo De La Psicología



La Infancia En El Desarrollo De La Psicología - Sociedad

Universidad ICESI
Daniel Sebastián Rosero Vela
_____________________________________________________________________________________________________
La infancia en el desarrollo de la psicología
Cuando el cachorro humano[1] se encuentra capaz de desarrollarse desde la autonomía que construye en el tiempo, se logra crear un individuo.
Existieron estudios del humano desde antes de los actuales escritos que yacen en la faz de la tierra, la duda frente a la materia que somos invade las capacidades de abstracción que se encuentran en nuestra mente, las respuestas y descubrimientos que se han obtenido a través de esta investigación han sido puertas hacia nuevas incógnitas, buscando así, las respuestas que se pueden encontrar en varios de la especie.

Aunque, durante una brecha larga de tiempo, se realizaron estudios para encontrar respuestas acerca del humano y la manera de ser con el mundo -creo con suficiente seguridad- que siempre se obtuvo factores con comunes denominadores, en otras palabras, los resultados ya se habían logrado anteriormente, por lo que no se obtenían respuestas a las diferentes incógnitas -que grandes de estos temas- que han sido planteadas.

Ante un contexto en el que existía, se podría denominar, un egocentrismo social, en el que la mayoría de personas tenían seguridad que, todos a su alrededor, operaban con la misma capacidad de percepción sobre los distintos fenómenos que ocurrían. No existía una distinción por la madurez cerebral que podía tener un individuo, por ende, no se refería a un desarrollo o a un proceso  que dé como resultado las acciones del rutinario vivir.

Esto se expone en las diferentes muestras de arte que datan el siglo XIV o XV, épocas en las que no era estructural e imaginable una noción de infancia. Con los procesos de industrialización que se instauran en las épocas nombradas y subsiguientes, con pulidas concepciones acerca del trabajo y de gestantes ideas económicas, se replantearon y reforzaron ideas en torno al sistema de funcionamiento en el núcleo familiar. El padre y la madre de una hija o hijo, deberán brindarles, a ellos,  el conocimiento de las normas del regimiento en el que van a crecer.  Ya existe diferencia en la perspectiva que, se supone, tienen, los individuos de la sociedad. Tras diversos acontecimientos históricos, y los diferentes pensadores que brotan con ellos, se comienza a relacionar y hacer real la idea de la existencia del progreso o maduración de ciertas capacidades humanas que nos permitirán responder frente a cierto estímulo del medio, trayendo esta respuesta, una consecuencia en el mundo y en el interior del sujeto. La psicología encuentra que hay más que un input, no solamente se es un conjunto de dispositivos, que al unirse y trabajar juntos, ejecutan, de manera variada, acciones, sino que se descubre que hay una preparación para que estos dispositivos funcionen, y además, que existen versiones adelantadas y atrasadas del dispositivo, es decir, y en los mismos términos, no todos provienen de la misma línea de producción.

Al entender al infante, no solo como medio de obtención de ingresos a futuro, y aceptar que hay conductas que difieren de las del adulto, pero no en su totalidad, se deduce la existencia de conductas prematuras a las del adulto. Puede que el infante llega a ser objeto de estudio de la psicología ya que en él se plasman esbozos de lo que era un lenguaje, acciones, comportamiento de una “persona grande”.

El levantarse, bañarse, vestirse, conversar, trabajar son el resultado de los procesos, de varios años, en interacción, de un cachorro con su medio, entre los que existirá una relación de intereses. Por una parte, le será de utilidad al cachorro la interacción con el medio para así, poder decidir de manera viable sobre este, mientras que la forma de interacción del cachorro servirá para ser guía de otros cachorros que llegan al mundo y a su convencionalización. Mientras que al primero le servirá para ser, el segundo brindara esa historia para ayudar a ser a otros. A la psicología le será de interés estudiar al primero y los cambios que van presentándose en el segundo con el paso del tiempo y lo procesos que trae este. En el siglo XIX y XX, los acontecimientos no serán tan tenues como para no causar reestructuraciones en el humano; en este periodo, psicólogos expondrán, con estudios,  sus nociones acerca de los diferentes procesos y fenómenos que hacen visibles en la sociedad.

La noción de infante ya ha pasado por el camino para la convencionalización, ahora era tiempo de explorar y de sacar provecho de esta etapa. Bien se es dicho que para hallar el porqué de un fenómeno, la mejor solución es remitirse a su génesis, a la raíz, en este caso, la raíz del pensamiento, de las decisiones, de la moral, de la sexualidad, del tiempo, de las enfermedades se encontraban en los juegos, en el lloriqueo por un juguete, en el lengüeteo a un objeto o a la mano. A continuación se retoman a dos psicólogos, relativamente contemporáneos, exponentes de una teoría en la que la base de los procesos mentales se gestan en la infancia.

Hay complementariedad entre los dos debido que sus supuestos -respectivamente- fijan la creación de la noción y el desarrollo que esta va teniendo en pro de la evolución del sujeto. Sigmund Freud, el personaje que encontró la raíz en la psicosexualidad del infante, fragmentada por etapas para luego dar como resultado un ser libidinalmente homeostático, es decir, un ser que mantenga el bienestar en su cuerpo y su organismo, libre de perturbación y malestar de alta frecuencia; ubica las bases de los diferentes actos que son realizados, por el individuo, en una edad donde la toma de decisiones, de manera crítica y razonable, se hace presente. Las fragmentaciones de etapas mencionadas anteriormente serían: La etapa oral, la etapa anal, la etapa fálica, la etapa de latencia, la etapa genital. Estas dan razón de los cambios sufridos por una alteración en la sexualidad que mantiene el niño debido a una prohibición o acontecimiento traumático (que desemboque en uno de las alteraciones psíquicas  que mencionan su teoría), dependiendo la etapa, resulta dañino para el desarrollo “normal”[2] que puede presentar un sujeto.

Haciendo que algunas perturbaciones sean depositadas en el inconsciente, lugar que es cerrado hacia los ojos de la sociedad y del mismo individuo, siendo así un místico indeterminado, en otras palabras, aquel del que hace y produce pero no se sabe a simple vista; el inconsciente, si logra reactivar el monto de afecto del recuerdo traumático, causa en el consciente la comentada desnivelación homeostática, producto del contenido de aquella vivencia traumática, que moldeara al individuo de cierta manera que desembocara en un una forma de actuar con el medio, con la posibilidad de que sea normal o choque con lo que se encuentra en este.

Lo anterior, desde la perspectiva que el psicoanálisis, expuesto por Sigmund Freud,  le ha brindado a la infancia y lo consecuente de esta, definirá al humano en el medio, con cada acto, cada perturbación, cada solución post-trauma construirá la totalidad y hará parte de la libido que, con el cumplimiento o des-cumplimiento de pulsiones, se lograra completar o se habrá intentado hacerlo.

Mientras que Freud encontraba la solución a las dudas en la sexualidad, Piaget, buscaba el porqué de los acontecimientos en la interacción del neonato, en el medio, con los objetos. Jean Piaget, personaje nacido cuarenta años después de uno de los mejores psicoanalistas de la historia, instaura una visión constructivista del desarrollo de infancia y de la importancia de esta para el futuro sujeto. Se fundamenta en una construcción del sujeto con el objeto como mediador para adquirir las capacidades cognitivas y de abstracción necesarias para llevar una vida en sociedad.

La separación que se presenta en la teoría  Piagetiana, para crear un sistema, sigue un modelo, en donde, uno de sus protagonistas es el objeto, la materia que se encuentra, disponible en el medio, es el origen de los estadios que él expone en su teoría. Con el descubrimiento de que, en cada momento de la vida, existen diversas etapas que facilitan la inserción en el medio y el desarrollo en este con herramientas que se encuentran en el lugar, se distribuyeron y pautaron cuatro estadios del desarrollo cognitivo: Periodo sensoriomotor, preoperacional, operaciones concretas, operaciones formales.

En cada uno de ellos, el humano interactúa con un tipo de objeto material o simbolizado, ejemplificando, el neonato jugará con un juguete, con el que, en el contexto imaginado del juego, él se encuentra comprando un bien, el acto simbólico le servirá para crear una noción del trato, de la seriedad, la confiabilidad que se hará visible cuando se encuentre solucionando una situación en su futuro.

Estos resultados  de la interacción con “los objetos” que nos brinda el medio da razón de la definición de infancia que fue aludido por el genetista que, en relación a la sexualidad del infante citada por Freud, posee un carácter  más del lugar consciente del sujeto; se puede llegar a la vivencia traumática, si algo en los periodos no se logra realizar de manera provechosa para el sujeto en construcción.

Una vez expuesta la razón de la infancia como objeto de estudio de la psicología  y entendiendo que esta mira en el infante la génesis de los procesos que manifiesta el individuo con edad y vivencias suficientes en el mundo, adicionalmente, expuesto las visiones de la infancia, que proponen dos personajes en la psicología, en donde, por un lado encontrábamos al psicoanalista Freud que analiza los acontecimientos debido a modificaciones en la sexualidad infantil, y por otro lado está la modificación debido a la inferencia o mediación del objeto en el sujeto  y con el sujeto para el medio; podría decir: mientras que uno habla de una capacidad o atributo que se nos ha sido entregado por “naturaleza”, el otro habla como el medio opera en nuestra naturaleza.

El modo en el que el humano debió vivir su infancia, como proceso en constante construcción,  es la respuesta de  la diferencia frente a los demás seres vivos, sin tener presente la construcción que ellos han tenido con el medio. El cachorro humano, cuando nace, no solo es acreedor de la facilidad de la dominación del medio, sino que además de esto título, tiene la capacidad de lograr tal impacto en su entorno, que cualquier acontecimiento que se ha podido imaginar o que aún yace en algún recóndito del inexplicable firmamento puede ser real.

 

Bibliografía

Badinter Elizabeth. 2004. El niño antes de 1760. En ¿Existe el instinto materno? Buenos Aires Paidós

Braunstein, N. 1980. ¿Qué es la psicología para los psicólogos? En: Psicología: ideología y ciencia. Siglo XXI eds. México DF

Canguilheim, G. 2004. “¿Qué es la psicología?” En: Revista Colombiana de Psicología. Bogotá DC, Unal, Vol. XIII.

Habermas, Jürgen. «Conocimiento e interés». (Traducido por Guillermo Hoyos Vásquez).Ideas y Valores, nn. 42-45 (1973-1975), 6-76. Conocimiento e interés Madrid: Taurus, 1982.

 

 

 

[1] Término Lacaniano designado para referir al bebe humano en el momento del parto, sin recibir interacción, en ese momento, con el mundo.

[2] Las comillas exponen que la normalidad, sus definiciones y límites pueden variar dependiendo el contexto del que se hable, así que esto puede causar segregación ya que existen grupos que aún no logran comprender tal dimensión, Debo aclarar que la normalidad, hablando de su contexto -como diría Marx- superestructural, es consciente que la verdadera forma de vida homeostática se obtiene con el respeto al otro siempre y cuando ese otro no posea un pensamiento y/o acción con carácter destructivo hacia algún sujeto. No objetando por la eliminación del otro que no comparte el ideal, es pertinente la socialización de los provechos de un estructura de vida que logre ser coherente con lo que demanda el afuera, sin limitarse al entorno o contexto (que es la que se dice obtener). Siendo capaz de interiorizar la anterior visión, se puede instaurar equilibrio en el entorno que construye y es construido.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Danielroserovela

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información