Tecnología

La inteligencia artificial y lo que usted permite a los espías.



La inteligencia artificial y lo que usted permite a los espías. - Tecnología

La inteligencia artificial podría ser un tema de ciencia ficción o un tema reservado para cierto número de personas en la sociedad científica y tecnológica pero hay que decir que ya es un tema que debe interesar a todas las sociedades de todos los países. Y la razón de esto es porque la inteligencia artificial ya está trabajando en millones de dispositivos móviles y computadoras alrededor del mundo.

Pero primero trataré de ilustrar de la manera más general y sencilla posible lo que es la inteligencia artificial o IA.

Imagine que usted tiene un libro de cocina con muchas recetas. Si usted quiere preparar un platillo en particular usted solo tiene que ir a la página correspondiente y seguir las instrucciones.

Usted sigue el paso número 1, luego el paso número 2 y así sucesivamente hasta terminar y tener su platillo listo.

Bien, las instrucciones escritas en el libro de cocina son conocidas como el “algoritmo” en los lenguajes de la programación y en el mundo de la computación. Ese algoritmo no “cobrará vida” hasta que alguien o algo ejecute los pasos descritos con el fin de obtener un resultado. En este caso el resultado será un delicioso platillo.

Esta serie de instrucciones (o algoritmo) quedan sin efecto hasta que vuelven a ser ejecutadas. Lo mismo sucede con un programa para computadora. Hasta aquí usted puede agregar o quitar ingredientes de la receta original para que su platillo quede más delicioso. Usted hizo algunos cambios o ajustes y así usted “aprendió” a mejorar esa receta. En un programa para computadora las instrucciones se ejecutan una por una hasta llegar a un punto final; no hay variaciones, no se toma ninguna decisión no programada, no hay análisis por parte de la computadora.

Las instrucciones o algoritmos de un sistema o aplicación eran sencillos y totalmente predecibles.

Con el paso del tiempo los algoritmos fueron escritos en diferentes lenguajes de programación que ofrecían más potencia en el procesamiento de instrucciones y datos, lo que a su vez permitió que se pudieran ejecutar otros pasos (alternativas) sin la necesidad de la intervención humana. Esto sería el equivalente a que cada receta del libro de cocina tuviera instrucciones adicionales en caso de que usted quisiera sabores particulares, otras texturas o variantes de preparación de ese mismo platillo.

Ahora imagine que en su libro de cocina ya vienen escritas más de una variante para la misma receta, por ejemplo, las instrucciones para preparar el platillo original más las instrucciones para preparar ese mismo platillo con bajas calorías, o para personas con diabetes, para personas con presión arterial, para bebés, para niños menores de 12 años u otros casos. El autor de ese libro aprendió a preparar ese platillo de maneras diferentes y puso su conocimiento en el libro. En este momento su libro de cocina estaría “muy gordo” y lleno de algoritmos. La clave sigue siendo que hubo un autor que puso su conocimiento en esas instrucciones y un lector que siguió esas instrucciones y aprendió a cocinar siguiendo los pasos para cada receta. Hasta ahora el libro no es capaz de discernir cuál es la receta apropiada para usted.

Ahora imaginemos lo siguiente, usted adquiere un nuevo libro de cocina que tiene varias recetas deliciosas y en la primera página del libro usted lee un mensaje como este: “para mejores resultados, deje el libro abierto en la cocina o en el comedor”. Usted así lo hace.

Al paso de los días usted nota que el libro, por si solo, le muestra una receta diferente cada día y los ingredientes son los que a usted le agradan más. Esto sería extraordinario.

El tiempo transcurre y el libro le muestra una receta diferente para los fines de semana, o para cuando usted tiene gripe, o para cuando usted sube un poco de peso. El libro ha aprendido sus hábitos, sus gustos, sus ingredientes favoritos y elige una receta para cada día de la semana.

Entonces las instrucciones (o algoritmos) más importantes que tiene el libro no tratan de recetas o comida, sino de cómo aprende de usted y sus hábitos. Con las observaciones o datos que este libro acumula diariamente, este lo va conociendo a usted y le indica el tipo de receta que puede preparar llevando al mínimo la probabilidad de que usted rechace o cambie de receta porque el libro conoce sus gustos. Usted se ha vuelto predecible para el libro.

Ahora los papeles han cambiado, el libro de cocina no solo contiene páginas con recetas o conocimiento que alguien almaceno ahí y en espera que alguien ejecute las instrucciones. Ahora el libro es capaz de obtener datos de usted, analizarlos, saber sus preferencias, sus necesidades y lo que a usted le agradaría comer al día siguiente, o al menos no rechazaría. El libro está generando su propio conocimiento de usted.

Sigue pasando el tiempo y el libro ahora es capaz de generar sus propias variantes en las recetas o, mejor aún, es capaz de generar sus propias recetas basado en la información que tiene de usted.

¿Suena increíble?

Pues es así como funciona la inteligencia artificial. Y esa inteligencia artificial ya se usa al analizar millones de datos provenientes de teléfonos móviles, tabletas y computadoras personales de todo tipo.

Cada vez que usted activa la función de ubicación (GPS) o permite compartir datos e instala aplicaciones gratuitas, usted está permitiendo a cientos o miles de espías saber sus rutinas, lugares acostumbrados, aplicaciones que más usa, el banco donde tiene su dinero (y cuánto), grupo familiar y de amigos, así como sus gustos y uno que otro secreto.

Además, hay aplicaciones tan avanzadas que sí pueden activar la cámara y micrófono de sus dispositivos. Esto quiere decir que estos algoritmos, conocidos como “malware”, pueden tomar fotos de su casa, de sus amigos, de los lugares que frecuenta o de la bolsa de su pantalón, así como grabar conversaciones sin que usted se dé cuenta. No, no es ninguna broma.

Pensando positivamente, estos espías recolectan información con fines mercadotécnicos y solo quieren determinar tendencias y preferencia de consumo por grupo de personas o regiones.

¿Es posible mantenernos a salvo de estos espías? Lamentablemente la respuesta es no.

En una información que anda por ahí y que no me es posible confirmar (por lo tanto yo no puedo afirmar que esto sea cierto o falso), se dice que hay empresas que pagan mucho dinero a WhatsApp, Facebook, Google, Microsoft y otras, por permitir ser el vehículo para este tipo de aplicaciones y obtener información de millones de usuarios.

Lo que sí es del dominio público es que hay aplicaciones que provienen de “malas manos” y han tenido consecuencias sociales y económicas muy grandes. Lo que más interesa a estas “malas manos” es la información a la que le pueden “sacar jugo” de inmediato, tales como contraseñas (o passwords), números de cuenta bancarias, códigos personales QR y ahora van por las huellas digitales.

La ruta general de los espías, y de la inteligencia artificial que usan los espías es: 1. Que el usuario instale una aplicación con “cookies de seguimiento” o malware (lo que yo llamo “espía”).  2. Que el espía recabe datos.  3. Que el espía envíe los datos a lugares donde se procesa o se ven los datos enviados. 4.  Que se analicen los datos con inteligencia artificial y se conviertan en información.  5. Dar uso a esa información.

 

Hay millones de datos que se envían y se procesan, esto hace que se puedan analizar desde “la nube” y se para ello se usa el “big data”. No detallaré en esos temas, lo que quiero decir con esto es que los espías y la inteligencia artificial usan los recursos más potentes y recientes que existen en el mundo de la tecnología de la información.

 

En otros artículos he sugerido algunas acciones que disminuyen la probabilidad de que seamos víctimas del malware, y es que tenemos que reconocer que cada uno de nosotros, de manera voluntaria o involuntaria permitimos que los espías nos acompañen a través de nuestros dispositivos. ¿Usted ha leído un mensaje en donde le piden acceso a su cámara, su micrófono, sus imágenes o su ubicación para poder “funcionar adecuadamente, de lo contrario no podrá hacer uso de la aplicación o de sus servicios”?

Sugerencia 1. Lo más importante es ser consciente que estamos expuestos, como personas, a la tecnología. El uso responsable de los dispositivos y las aplicaciones nos mantendrá alejados de cualquier problema.

Sugerencia 2. Procure instalar en sus dispositivos solo lo necesario y lo que realmente use. Si estas aplicaciones provienen de fuentes de confianza será mucho mejor.

Sugerencia 3. Evite publicar fotos.

Sugerencia 4. Evite la recepción o envío de grandes cantidades de memes, chistes o imágenes.

Sugerencia 5. Mantenga desactivada la función de ubicación. Úsela solo cuando sea útil para usted.

Sugerencia 6. Mantenga apagado o inactivo el “bluetooth”

Sugerencia 7. Procure tener un antivirus con licencia pagada en sus dispositivos. Evite los antivirus, anti malware y anti theft gratuitos.

Sugerencia 8. Sea cuidadoso con el uso de cualquier red social. Recuerde que no solo se trata de usted, también se trata de su círculo familiar, así como de amigos y conocidos.

 

Quizá usted pueda pensar “¡Hey! le estás quitando la diversión a mi dispositivo, quizá usted prefiera usar estas funciones en casa o en un lugar seguro para evitar riesgos pero piense que mientras usted puede estar en un lugar seguro, la persona que le envía información, o las páginas web que usted consulte podrían no ser tan seguras.

 

A usted también le puede interesar:

La tecnología… ¡Demonios!

 

(La imagen usada para este artículo se atribuye a jcomp, freepik.es)

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Paco Z

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información