Ciencia

La Involución De La Conducta Humana

La Involución De La Conducta Humana - Ciencia

Tal vez no somos plenamente conscientes de que el mundo está retrocediendo en aspectos fundamentales. El hambre hace estragos hasta en países desarrollados, las guerras siguen abriendo los noticiarios, la explotación no cesa, la miseria aumenta, la desigualdad social es un hecho incuestionable y las enfermedades siguen sin ser atajadas en todo el mundo. Esto es prueba suficiente de que no avanzamos.

Entonces, ¿de qué sirve todo el progreso tecnológico, si cada vez hay más personas sufriendo? Lo irónico es que hay recursos suficientes en el planeta para resolver cuando menos el 90 % de las causas de este sufrimiento, pero no lo hacemos; y si a todo esto le sumamos la evidente negligencia ecológica a que sometemos al medio ambiente, podemos concluir, sin equivocarnos, que la evolución brilla por su ausencia.

Con involución o evolución regresiva, podemos entender que la carrera evolutiva del ser humano va en contra del desarrollo integral de la especie, lo que pone en peligro su propia supervivencia como tal.

Basta con que echemos un vistazo a la historia de las diferentes culturas para entender que la evolución esta unida siempre al desarrollo propio de aspectos económicos, sociales, políticos y tecnológicos, pero pasamos por alto el factor humano. Medimos la importancia de nuestra especie erróneamente en valores exógenos, en logros o descubrimientos exclusivos de los que nos enorgullecemos como si realmente estos formasen parte del proceso evolucionador, pero damos la espalda, porque no queremos verlo a nuestra incapacidad para mejorar el género humano desde la sensibilidad, la bondad y la empatía hacia nuestros semejantes y otras especies.

La involución nos ha llevado a matar por matar, a matarnos a nosotros mismos. La involución nos empuja a la autodestrucción. Lo esperanzador es que hay muchas personas en el mundo trabajando para romper esa tendencia materialista y destructiva.

Aquello que negamos por desconocimiento, todo a lo que no queremos enfrentarnos es lo que nos controla. Si le hacemos frente a aquello que nos domina y nos atrevemos a sentir, estaremos posicionándonos ante el primer paso transformador, porque sólo así podremos superar la angustia y podremos unirnos en favor de la liberación del sufrimiento humano.

La evolución no es otra cosa que un aumento de la diversidad dirigido a la complejidad de todo aquello que nos sucede. La comprensión y la apertura de la conciencia crea técnicas poderosas capaces de afrontar la vida y la existencia notablemente.

Es duro aceptar que, aunque unos pocos seres humanos han sido capaces de alcanzar la evolución de su conciencia, la mayoría ni se lo ha planteado. Asistimos pues a un fenómeno realmente doloroso: la involución de la especie humana.

En resumen, el camino para que el hombre, como individuo, alcance la plenitud psíquica es complejo y refleja, de algún modo, el camino de la evolución de las especies. Esto es lo que se llama ontogenia, desarrollo del ser vivo hasta su estado adulto. Lo que a su vez sirve para medir el decurso del proceso de individualización que padecemos como especie humana.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Aicrag

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información