Literatura

LA MUERTE DE LA NADA



LA MUERTE DE LA NADA - Literatura

El fuego frío de tu dicha

que baila ante el árbol de la ciencia

tiene dos rostros para tres mundos

y tres tiempos para un instante.

Lo eterno, falsificación de oro no nacido.

El aire idiota de tu esperanza

se agita en los cuatro climas de tu espíritu

y baja a la tierra con el tiempo que se muere

y se bebe en luz lo distante que no llega.

Lo infinito, intensidad deificada,

la tierra no transitada de tu cuerpo,

celebra la esfera en el reloj inmóvil del espacio

y asciende en nube de polvo al firmamento,

grito ahogado de la torre que se derrumba.

Y tu sonrisa, excepción de la conciencia

y tu carne, préstamo de la maldad interrumpida,

toda la naturaleza enloquece y arde

en el incendio pacífico del color: la guerra será otra,

en la letra incomprensible del dolor, tu danza será idéntica.

La muerte mañana será piadosa,

dejará de fabricar la tierra que nos sostiene,

pondrá un vigilante a cada segundo,

para que cada instante no devore el alma de la hora,

subirán los muertos en savia dichosa hacia el aire

en transustanciación azul y virtuosa,

la combustión se detendrá en la estación favorita de la vida,

y todo será todo, todo será un Es,

exiliada la arcilla, desnudas las raíces

y el fruto renunciará a la mejillas rosadas de los difuntos

las estrellas usurparan la violencia del arado rotando perennes.

En el mar, la superficie que angustia se hundirá en la profundidad que serena

y las armas se acostarán en el óxido y la guerra cerrará su mandíbula.

Quedaran calladas las imágenes, pintadas con el rubor del que la extraña

¡que belleza náyade, qué belleza! El alma será habitable

y la viuda que llora, y el animal devorado y la tumba sin oficio

y la violencia sin entraña, y el golpe sin comienzo,

serán boda sin unión, parentesco sin eclipse, semejanza al fin

en el tesoro incalculable del universo empobrecido.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Amilcar Hamilton

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.