Historia

La mujer que no se puede amar

La mujer que no se puede amar - Historia
La mujer que no se puede amar tiene un encanto misterioso, tiene la magia propia de ser una mujer con los requisitos indispensables, el formato de persona idealizada, la mujer que no puedo amar me mira con entusiasmo (a veces), me sonríe coquetísima generando en mí un sentimiento cariñoso.
La mujer que no pudo amar, me llama por navidad, me manda mensajes por año nuevo, me espera (creo yo) en la fiesta de fin de año, la mujer que no puedo amar es preciosa, la mujer que no se pude amar me ha llamado varios sábados para vernos y conversar, nos hemos sumergido en una tertulia de amigos forzando a ser íntimos, ella conoce algunas cosas de mi y yo de ella, me cuenta sus planes y lo que tiene pensando hacer este año, me cuenta de sus padres, de su vida, de sus dudas, incluso nos aconsejamos algunas cosas.
La mujer que no se pude amar, me deja tomar su mano, se sonroja, se pone nerviosa, la mujer que no se puede amar tiene un gran temor que no me lo ha compartido, pero sospecho que no quiere que me enamore de ella, la mujer que no se pude amar, siente que es mejor que seamos amigos y que las ilusiones no traspasen los limites de la confianza y la amistad, la mujer que no se puede amar no me ha respondido si quiere salir conmigo, pero tampoco me ha dicho que no, prefiere guardar silencio, con la mujer que no se puede amar tenemos muchas cosas en común, la mujer que no se puede amar, tiene una bonita anatomía, tiene una cálida sonrisa, una mirada tierna y unas manos suaves.
La mujer que no se pude amar, la he visto siempre, pero recién hemos empezado a tener más cercanía, la mujer que no se puede amar me ha dicho que le gusto, pero no sé si como ella a mí, tiene una duda de como decírmelo, quizás porque aún no tenemos una gran confianza, pero tenemos la particularidad de que somos sinceros (a veces).
La mujer que no puedo amar, esta en la fiesta de año nuevo, esta guapa y atractiva, los demás la miran de pies a cabeza, ella se acerca con su dulce sonrisa, nos damos el abrazo por el cambio de año, nos deseamos lo mejor, que todos nos salga según lo planeado, me dice que hace un rato que llegó, le pido que no se aleje mucho, que quiero bailar con ella, solo sonríe.
A la mujer que no puedo amar no le quito la mirada de encima, sabe que estoy siendo atraído por su belleza natural, reflejada en un vestido que encaja en sus formas sin hacerse complicaciones, le digo que esta muy guapa y me sonríe sin decirme más.
La mujer que no puedo amar me mira cuando baila, sabe que la observo, siente que la miro, el tipo con quien baila le dice algo al oído, ella aprovecha para mirarme fugazmente, a veces siento que intencionalmente se acerca para poder hablarnos, para poder bailar con ella, la mujer que no puedo amar me mira de lejos como bailo, sospecho que hay cierto celos en su mirada, pasa por mi lado mirándome de reojo, la mujer que no puedo amar sabe que me gusta, siente que la sigo observando, nos cruzamos, nos sonreímos, bailamos, la mujer que no puedo amar baila con buen compás, sin la necesidad de hacerse notar, sabe que toda ella es una majestuosidad, sospecha que quiero acercarme más de lo debido, jugueteo con su mano, tratando de mostrarle que su compañía es, al menos por ese momento, todo.
La mujer que no puedo amar, no esta sola, la mujer que no puedo amar es una mujer prohibida, pues ya hay alguien en su corazón, la mujer que no puedo amar recibe a su pareja con un beso envidiable, me relaja la noche, ya no me regala su mirada que a veces pareciera picaresca, me hace sentir como si la perdiera, a la mujer que no puedo amar le digo lo que siento sin medir mi posición, que me siento celoso, ella dice que no debería sentirme así, pero así me siento, a pesar de que vuelvo a jugar con su mano, ella esta incomoda, consternada, la mujer que no puedo amar esta molesta conmigo, y en mi interior estoy también me molesto… conmigo, creo que he generado que la pierda de verdad, y estoy empezando a creer que la mujer que no puedo amar es también la mujer que no debo amar.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Oscar Martins

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.