Anuncios
Literatura

La Noche Más Larga De Mi Vida.

La Noche Más Larga De Mi Vida. - Literatura

Toque fondo sin saber que hacer, en la noche más larga y oscura de mi vida….

Porque en tu miedo de que descubriera lo inseguro de tu persona te creciste erróneamente queriendo empequeñecer mi espíritu. Y no lo niego, por un tiempo lo lograste. Te permití engañarme y quise creer en cada una de tus palabras, aún sabiendo que mentías, en mi afán de seguir a tu lado, de no sentirme sola… Sintiéndome más sola que nunca.

Cuando te fuiste, me dí cuenta de lo vacía que había quedado. Dios! En qué me había convertido? No había nada dentro de mí… Pero me obligué a hacer un alto a mi dolor, a mi papel de víctima – que para nada se me veía bien – y me decidí a cambiar… Cambiar para mí, aprender de nuevo, a atreverme a que mi esencia saliera sin miedo y se mostrara tal cual es.
Dejé de ser tu proyecto y me convertí en el mío.

No puedo negar que ha sido un trayecto muy difícil. Muy duro.
Tuve que arrastrarme y abrirme camino hacia una vida que ya no conocía y que reconstruiría, ahora ya sin ti y sin pretextos para quedarme quieta.
Tuve que juntar las piezas que permití dejaras esparcidas detrás de ti. Armé el rompecabezas en que me convertí, de a poco, con paciencia, con la necesidad de ser, de estar, de reír nuevamente.

A veces creí que quizá, en algún lugar del camino se había quedado una que otra pieza, no me encontraba forma; en muchas ocasiones pensé que no lo lograría… Era tan difícil… Dolía tanto, parecía que en lugar de amainar el dolor a cada paso que daba, crecía.
Aprender a verme, reconocerme y aceptarme fue difícil…
Amarme nuevamente… lo más difícil que he tenido que hacer.

Ha sido un camino duro, largo y en muchos momentos muy difícil de recorrer. Pero lo estoy logrando. Me he perdonado ser mi propia víctima, porque en mi afán de sentirme “amada” por ti, te permití hacer de mí un guiñapo. Y te dejé ir.

Ahora me doy cuenta que no eres mejor que yo, como siempre quisiste hacerme creer.
Puedo ver que lo hacías así, porque siempre tuviste miedo de quien soy y te sentías pequeño a mi lado…

Y llegué a un acuerdo conmigo: hazte fuerte, no dura. Sigue adelante sin olvidar lo que aprendiste, pero sé feliz!

Y por fin! regresé a la vida.
❤️

Bru Esquivel

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.84 - 38 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Mayra Esquivel

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información