Literatura

La Oratoria En El Arte De La Literatura Latina

La Oratoria En El Arte De La Literatura Latina - Literatura

La oratoria se define como la persuasión a través del arte de la palabra. En la época romana tenía una doble aplicación:

  1. Era un instrumento muy eficaz para atraer la voluntad de una masa que no sabia leer ni escribir al beneficio propio. Era un arma muy importante para conseguir un mayor número de votos en el Senado.
  2. Era esencial en las causas judiciales donde el abogado tenia que inclinar a su favor la voluntad del juez. En la época imperial el sistema judicial dejó de ser independiente, de ahí que la oratoria pasara a ser una actividad aúlica ejercitada en las escuelas.

La retorica es como se denomina a las técnicas de la oratoria, éstas eran enseñadas en las escuelas por los retores, existieron tres escuelas o tendencias oratorias.

  1. La escuela aticista donde se buscaba la concisión y la sobriedad del discurso. Los representantes más importantes en Roma fueron L. Calvo, Junio Bruto y Catón de Útica.
  2. La escuela asianista, con origen en asia menor, estudiaba la amplitud, extensión y brillantez de un discurso bien formado, al contrario de la aticista. Su principal representante en Roma fue Hortensio.
  3. La escuela de Rodia se centraba en la búsqueda del equilibrio entre un discurso conciso pero a la vez que mantuviera la amplitud y la brillantez del mismo. Sus principales precursores fueron Molón de Rodas en Grecia, y en Roma, su discípulo Cicerón.

El primer orador del que se tiene constancia es Apio Claudio el cielo, se dedicaba a realizar discursos como propaganda política, fueron publicados en el Senado y leídos en el Foro. De Catón el censor actualmente mantenemos 80 discursos, pero se conoce que escribió más de 150. A Catón se le consideró un Homo Novus, es decir, un hombre que tuvo que conseguir el éxito por sí mismo, su instrumento más importante fue su oratoria combativa y virulenta. Para Catón el orador es un hombre de bien experto en el arte de la palabra.

Cicerón es el proclamado máximo representante de la oratoria en Roma. A parte de su vocación por la política, se centra en su pasión por la literatura. En su juventud escribió el De Inventione y una vez adquirió experiencia y conocimientos de retórica el De Oratore, el Brutus y el Orator.

El De Oratore es una obra escrita en forma de diálogo donde expresa las cualidades que debe tener el buen orador, cualidades naturales como la prudencia y cualidades adquiridas como las técnicas de la oratoria o el conocimiento filosófico y jurídico.

En El Brutus Cicerón nos habla acerca de la muerte de Hortensio en una obra escrita también en forma de diálogo entre Junio Bruto, Hortensio y Cicerón. En ella un rasgo muy importante es como Cicerón mantiene el conflicto permanente que existía entre los aticistas y los asianistas, dos tendencias totalmente opuestas.

La obra culmen de Cicerón fue El Orator, en ella argumenta y expresa las características de un buen orador, después de tener una amplia experiencia y conocimientos sobre las técnicas de la oratoria, Cicerón expone los tres estilos, el sencillo, el moderado y el sublime, argumentando que aquel que sepa en que momento usar cada uno de los estilos a su favor podría ser considerado como un buen orador.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Themiguelae

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información