Salud

La persona que más feliz te puede hacer LA TIENES FRENTE AL ESPEJO

La persona que más feliz te puede hacer LA TIENES FRENTE AL ESPEJO - Salud

Uno empieza la vida creyendo que lo mejor está en lo que uno vaya consiguiendo, amistades, amor, títulos, reconocimiento, buen puesto, etc… luego la vida se encarga de ir enseñando, a base de decepciones y desamores, que todo lo que hay ahí afuera puede ser maravilloso pero también puede ser muy dañino, es algo inestable, quien tiene suerte puede disfrutar de grandes cosas externas pero también eso que tanta felicidad les da, un día puede desaparecer y puede suponer un duelo difícil de superar.

Quienes no hemos tenido tanta suerte y nos hemos quedado en las puertas del amor o de las buenas amistades, se puede ver que es doloro no poder conseguirlo, pero menos que si hubiéramos podido tenerlo y luego lo perdiéramos, de esta manera uno puede ver claramente cómo nos cansamos de soñar, de enamorarnos y que no sea correspondido, de creer en una amistad y cuando las cosas no van bien desaparezca,

llega un momento que se acaban las ganas de buscar afuera, quizás si la vida no nos da esas cosas sea por algo, no hace falta insistir, ni ir a por ello desesperadamente, ni lamentarse, llega un momento que las prioridades cambian, que te entregas a la vida, después de tanto dolor, viene la calma, uno ya solo desea bienestar y no tantas cosas a conseguir, simplemente paz y disfrute de las pequeñas cosas.

Lo que tenga que venir vendrá pero de forma natural, sin un objetivo concreto, simplemente cuando uno disfruta de sí mismo, algo pasa, también cambia lo externo, ya no hay que buscar porque las cosas vienen, sé tu mejor amigo/a , siéntete a gusto en tu piel y verás como otros también querrán formar parte de tu vida, porque si te creas una vida bonita, amable y divertida, otros también querrán disfrutarla uniendo la suya a la tuya,

como dicen en muchas frases, si quieres mariposas no salgas a cazarlas, simplemente cuida y disfruta de tu jardín y verás como ellas solas vienen, porque todos buscamos bienestar, cuando ves una vida que vale la pena, que te aporta cosas buenas, quieres formar parte también, las uniones se dan de forma natural y si no se dan es porque esa vida no cuadra con la tuya, no estires ni fuerces, porque si no es para tí es mejor no conseguirlo.

LAS BÚSQUEDAS SON COMO FORZAR, ES IR EN CONTRA DE LO NATURAL

Cuando uno busca, no está en sintonía con lo natural, con lo que de verdad podría funcionar, el caso por ejemplo de búsqueda de pareja o amistades, uno pone un anuncio, o busca anuncios, ¿qué hay detrás de todo eso? carencias, y desde una carencia hay necesidad, no fluidez natural.

Una amistad o una pareja es mejor que surja cuando dos personas sientan ese feeling, se unirán y fluirán cuando se traten y salte esa chispa, cosa que raramente pasa cuando uno busca porque lo está haciendo desde la mente. Con esto no quiero decir que uno no busque nada de nada, socializar está claro que sí porque sin conocer a nuevas personas es difícil que surjan cosas, pero sin espectativas de ningún tipo,

simplemente conocer gente para disfrutar de la vida, grupos, con hobbys en común, que el único objetivo sea disfrutar con otras personas, cada cual con lo que más le guste hacer, salir a la montaña, practicar deporte, cine, tomar algo, o lo que a cada uno le guste, no dejes de conocer personas pero sin buscar un objetivo, porque al final lo mejor de la vida llega sin haber tenido una expectativa detrás, esas relaciones que salen de repente desde el alma, desde el sentir, son las mejores

TODO ESTO DESDE LA BASE PRINCIPAL, UNO MISMO

Nuestra prioridad en la vida debería ser siempre uno mismo, estar a gusto, trabajar para autoaceptarse, disfrutar en soledad, conocerse a fondo, saber qué nos gusta, disfrutar de todo lo que a uno le resuene, la persona que más feliz te puede hacer eres tú mismo/a, esa debería ser la columna principal y una vez uno se siente bien consigo mismo y sabe complacerse, sabe disfrutar de la vida en soledad, ya puede pasar a compartir también, pero desde este prisma ese compartir ya no es carencia,

ya hay una buena base y se puede disfrutar un montón de los demás y de compartir cosas pero cuando se pierden uno se recupera más rápido porque tiene una base establecida consigo mismo, donde tiene su vida ordenada, ajustada al bienestar, donde está claro que siempre es mejor en compañía pero en soledad también puede saborear esa felicidad, reponerse para volver al ruedo y estar dispuesto a ganar o a perder, a conseguir y más adelante perder, a no conseguir, todo eso no será más que un juego, donde la prioridad es disfrutar del camino y no de la meta,

porque al final la vida es un juego, a veces con cartas mejores, a veces con peores pero siempre hay que disfrutar del juego, ganar o perder no es tan importante como disfrutar del viaje, el universo siempre va a estar ahí para nosotros, dándonos ese solecito tan bueno, ese aire acojedor, esa naturaleza preciosa que ilumina la vista, esas olores de las flores, todo eso tan rico nos pertenece y es gratis, está al alcance de cualquiera,

cuando uno sabe soltar y no se apega a las personas, la vida cambia, se disfrutan sin miedo, si se pierden duele pero hay otras puertas que siguen dándonos bienestar, la vida sigue teniendo sentido siempre, porque el regalo que nos da la naturaleza es inmenso, jamás estamos solos, y uno mismo si sabe cuidarse y mimarse la vida puede ser maravillosa, ámate y regálate lo que te guste, el poder del amor propio es inmenso, es una medicina para el alma, es felicidad, bienestar, disfrute, y desde ahí es desde donde vas a poder saborear de verdad la vida.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristina Pérez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.