Literatura

La Pimpinela Escarlata



La Pimpinela Escarlata - Literatura

La Pimpinela Escarlata

 

Una viejecita al mando de un carruaje repleto de mugrientos se dirige hacia Tolón, salvándose de toda vigilancia. ¿Quién era esta anciana? ¡Era la Pimpinela Escarlata!, que de esta forma había salvado a la familia Tournay de la guillotina.

La novela de la Pimpinela Escarlata fue escrita por un miembro de la aristocracia húngara, la baronesa Emmuska Orczy.

Las peripecias de la Pimpinela Escarlata, que en realidad es el lord inglés Sir Percy Blakenely, comienzan cuando tiene lugar el asalto al palacio de las Tullerías, incidente que propicia el auge de la Revolución Francesa y la guillotina empieza a cumplir su trágica misión.

Los tribunales revolucionarios son inclementes con los aristócratas franceses, a los que condenan sin miramientos a la guillotina.

El embajador francés de Robespierre en Londres, Chauvelin, sospecha de la nobleza inglesa, en cuyo seno podría estar la Pimpinela Escarlata.

Nadie podría sospechar que Sir Percy Blakenely, un dandy muy amanerado al que solo le interesaba la moda y los asuntos banales, era en realidad la Pimpinela Escarlata.

Maestro en el arte de los disfraces, la Pimpinela Escarlata logra salir airoso de una trampa tendida por Chauvelin, que ha conseguido atrapar a Armando, un miembro de la organización de la Pimpinela Escarlata.

La baronesa Emmuska Orczy hace un especial énfasis en la superioridad congénita de el ciudadano británico. De ello es buena prueba cuando tiene lugar una reunión entre Sir Percy Blakenely (disfrazado) y Chauvelin. En un tramo de la conversación Sir Percy Blakenely le comenta: “Yo tengo la suerte de ser inglés y usted la desgracia de ser francés”.

La escritora retrata al perfecto caballero británico, que además manifiesta astucia e ingenio.

La pimpinela escarlata es una planta. Las partes que crecen por encima del suelo se utilizan como medicina.

 

El aristócrata inglés siempre dejaba el sello de sus acciones con una marca de esta planta.

Los comentarios de la supuesta superioridad británica sobre los franceses o algunos registrados durante la época de la Alemania nazi, no tienen la intención de ser agresivos contra estas naciones, sino que quieren exacerbar la caballerosidad británica y el juego limpio por encima de todo.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ArturoJuan

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información