Literatura

La pintura una historia de terror:Parte 1



La pintura una historia de terror:Parte 1 - Literatura

-Ana que estas pintando-dijo mi padre mientras frotaba mi cabeza.

-un paisaje, la maestra nos enseñó a pintar haciendo puntitos.

-y como se llama esa técnica.

-puntillismo.

Recuerdo que mi padre se me quedó mirando asustado, una cara que jamás olvidare. Su forma de mirarme era tan incomodad que en ese momento le pregunté qué porque estaba asustado

-Bota ese paisaje a la basura.

No podía entender nada, ya me estaba asustando entonces se me ocurrió la idea de llamar a mi mama

-¡Mama!, mi papa está loco.

No me respondió, era extraño casi siempre ella venia corriendo a ver qué era lo que me estaba pasando, pero esta vez era diferente. Mi padre asustado me dijo:

-quédate aquí, no te muevas.

Recuerdo haber escuchado un grito y disparos de revolver, cuando fui a ver qué pasaba……..

No recuerdo qué fue lo que vi para caer desmayada.

-¿Eso es todo?-dijo el oficial mientras tomaba su tasa de café-tenemos 2 horas más de interrogatorio, así que te haremos unas preguntas y tu responderás solo con la verdad ¿Entendido?

-está bien-respondí un poco cansada

-tu padre tenía problemas con el alcohol y según los informes estaba borracho el día del asesinato

-¿Asesinato?-pregunto muy confundida.

-tu padre asesino a tu madre hace dos días.

-no es cierto.

-niña tienes que entenderlo, tu padre estaba borracho.

-¡EL NO ESTABA BORRACHO!-le grite tan fuerte al oficial que no pude contener las lágrimas y me puse a llorar.

-Descansa, mañana seguimos con el interrogatorio.

Salí de la comisaria un poco asustada, el carro de mi familia nueva me estaba esperando. De todas las familias me adopto la familia murillo, una familia conformada por una pareja y su hijo, Alfonso murillo, el padre, María cristina, la madre, y Otto el hijo de esta hermosa pareja.

-Como te fue cariño-(Cristina era tan cariñosa que me repugnaba tan solo su presencia).

-Que te importa zorra.

-No le digas zorra a tu madre-(Alfonso era el típico padre sobreprotector).

-¿madre? esa zorra no es mi madre.

-escúchame estúpida le vuelves a decir zorra a mi mama y te rompo toda la cara (Otto era el típico hijo mimado y rebelde).

-niños no digan groserías en el carro.

-cállate zorra.

-te lo advertí estúpida.

Otto me pego un puño en toda la cara no me quedaba más que responderle, le pegue una patada en los huevos y empezamos a pelear.

-niños no peleen más-Alfonso estaba intentado separarnos mientras conducía (por suerte a esa hora la carretera estaba vacía).

-¡¡CUIDADO!!-gritó cristina

Un camión salió de la nada.

Si quieres ver la parte 2 no olvides seguirme y leer mis artículos

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Alfonso Murillo Lora

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.