Historia

La Precaria Salud De Carlos V

La Precaria Salud De Carlos V - Historia

Como muchos otros monarcas, autoridades y personas influyentes, Carlos V no estaba exento de problemas de salud y más en aquella época, dado que no existían muchos avances en la medicina e higiene. Por estas causas, era mucho más frecuente que se contrajeran más enfermedades de lo habitual.

La gota era una enfermedad bastante extendida por aquella época, sobre todo en personas de alto estatus social. De esta enfermedad, sufría con frecuencia Carlos V, testimonio recogido por diversas fuentes documentales de la época, en las cuales se narran los ataques de gotas que padecía el emperador.

Debido a los atracones de comida de este monarca, sufría muchas indigestiones, agravados por su deformidad en su mandíbula inferior, que le impedía masticar correctamente los alimentos que ingería, así como no poder hablar correctamente. Esta deformidad de nacimiento, llamó mucho la atención en la época, a la cual se le denominó con el nombre de “mandíbula de Habsburgo”, repitiéndose a lo largo de las generaciones en su familia, principalmente por la extrema endogamia de este linaje.

El autor Gregorio Marañón, llegó a atribuirle unas 21 enfermedades de diversa índole. He aquí unas cuantas descritas por este historiador: hemorroides, estreñimiento, indigestiones, amigdalitis, epilepsia, etc. También padecía dificultades respiratorias, posiblemente atribuidas al asma, y en determinadas ocasiones, llegó a desmayarse a causa de esto. La gota a su vez, hacía que el emperador tuviese artritis severas, lo que le causaba rigidez en las articulaciones, impidiéndole moverse en numerosas ocasiones.

Si Carlos V hubiese llevado una dieta más ligera y sana, seguramente no habría padecido tantas enfermedades. Curiosamente, la causa de la muerte del César no fue por ninguno de los síntomas antes descritos, sino por malaria, contraída por la picadura de un mosquito cuando se encontraba en Yuste, meses después de su abdicación. Así lo han confirmado investigaciones recientes, al estudiar el dedo meñique de los restos momificados del emperador, sustraído en el siglo XIX tras la Revolución de la Gloriosa.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

TonyTKN

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información