Salud

La preocupación excesiva ¡Un gran daño!

La preocupación excesiva ¡Un gran daño! - Salud

Cuando en la vida tenemos que hacer frente a una gran diversidad de problemas, es muy probable que la frustración se apodere de nosotros. Podemos pensar que no tenemos  salidas y en nuestra cabeza crearnos  sentimientos negativos e imaginándonos siempre lo peor. Podemos desarrollar en nosotros ansiedad y consumirnos tanto en los problemas que  llegamos incluso a la depresión.

Algo que nos puede ayudar es no perder el tiempo encerrado en los problemas, debemos pensar detenidamente, cuáles son nuestras prioridades y  que cosas queremos cambiar  en nuestra vida, también que podemos hacer para superarlas, buscando  alternativas que nos ayudaran a levantar nuestro ánimo y permitirá que dejemos de preocuparnos excesivamente por los problemas.

Debemos detenernos y pensar si lo que nos preocupa tiene solución y si lo tiene, pensar  en cómo solucionarlo ya que esto hace que la preocupación sea justificada y podamos encontrar  una solución saludable a tantos problemas. Sin embargo  si el problema que nos aqueja tanto no tiene solución, debemos aprender a no prestarle atención.

Cuando nos encontramos estancados en los problemas y nos hundimos todo el día pensando solo en eso, nuestra mente se agobia tanto que algún sentimiento  pacífico y bonito, se esfuma ya que todo se convierte en tragedias. Como ¿Vale la pena vivir? ¿Mi vida tiene sentido? o ¿Si me pasara algo, alguien me extrañaría? Ante estas situaciones podemos recordar que si mantenemos nuestro cerebro ocupado de cosas positivas y constructivas, no hay espacio para las preocupaciones.

Para ellos podemos hacer lo siguientes siguientes pasatiempos y desconectarnos  de las redes sociales:

 

. Leer 

. Dibujar 

. Escribir un diario (Escribir nuestras vivencias día a día nos ayudara a motivarnos  y    superarnos)

. Escuchar una buena música (Alivia el estrés)

. Ver una muy buena película

. Realizar manualidades

. Realizar algún ejercicio físico

. La meditación

 

Es verdad que día a día tenemos que lidiar con problemas de salud, gastos económicos, problemas de trabajo o familiares y los problemas son inevitables, sin embargo no olvidemos que a veces invertimos nuestro tiempo en pensar demás con cosas que aún no suceden y que posiblemente nunca sucederán. Así que ¡animo!, pensemos positivo para cuidar nuestra salud física y emocional.

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.80 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Diie

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información