Literatura

La Puerta Mágica: Parte Final

Patrocinado


La Puerta Mágica: Parte Final - Literatura

Han pasado dos meses desde que la pareja Fiona y Zack se quedaran encerrados o atrapados en ese lugar que ellos eligieron. Pero estaban tan a gusto que no pensaban que el estar ahí era un encierro. -¿Y si nuestras familias están enfadadas con nosotros por no haberles dicho nada de todo esto- Preguntó Fiona un poco preocupada.
Zack le respondió qué cuando la puerta se abra les explicara todo lo que ha pasado. Y cuando sepan los motivos los perdonaran y lo entenderán.

Mientras tanto sus familias seguían sin saber nada de ellos. La policía han ido a sus casa para hablar del caso y de los avances, y sin ninguna novedad. Pero seguirán buscando por todos lados, hasta que no averigüen nada no van a parar de buscar. Siguen anunciando la desaparición de la pareja por todos los medios de comunicación, y cuando llegan algunas pistas, son falsas. Pero no van a perder las esperanzas de encontrarlos. Sus teorías son de que ambos les paso algo grave y están muertos, otra teoría es que él, Zack, la haya asesinado y la tenga escondida en algún lugar. Pero no van oficializar nada hasta que no tengan más pruebas.

Pasaron los días, y en una de esas. Supongo que por las tensiones acumuladas. Zack y Fiona tuvieron su primera discusión. Parecía una discusión de las grandes, pero como en todas las pareja. Pero Fiona se adentro en el bosque, necesitaba algo de tranquilidad y volver a estar en paz. Se sentía algo de culpabilidad, ella pensaba que era la culpable de que lo que estaban viviendo, de desear estar en ese lugar, de a ver insistido a Zack de entrar ahí. Por otro lado Zack se quedo cerca de la casa, y también sentía algo de culpa, pensó qué fue él el que originó la discusión. Así que Zack pensó en organizar una cena romántica para los dos, se adentro un poco en el bosque y cogió verdura y fruta fresca. Con la verdura hizo una menestra acompañado de unos filetes de atún que había pescado esa mañana y con la fruta se le ocurrió hacer una fondant de chocolate, fundió chocolate al baño maría y picó toda la fruta que había cogido, preparo la mesa y abrió una botella de vino. En lo que Zack hacía la cena, Fiona se puso en dirección ya a la casa porque ya estaba anocheciendo, cuando llego a la casa, parecía que los propios animales la encaminaban hasta la casa para que no se perdiera esa maravillosa cena. Entró a la casa y vio todo lo que Zack había organizado. Fue una cena increíble, ambos se pidieron perdón por lo que había sucedido en esa misma tarde. Y se prometieron que no iban a discutir más por nada importante. Al terminar la cena, Zack puso música e invitó a Fiona a bailar la pieza que sonaba. Una vez terminar, se dieron un gran beso, esto condujo a ir al dormitorio, se desnudaron mutuamente mientras se sumergían en un beso apasionado, llegaron a meterse debajo de las sábanas y pasaron una noche inolvidable. Al día siguiente despertaron os dos uno al lado del otro.

Un mes después, Fiona empezó a sentirse mareada, con nauseas, sin apenas apetito, Zack comenzó a preocuparse, no se apartaba de ella, pero estaba sin saber que hacer. Sin embargo, le tocaba ir al bosque a recolectar la fruta y verdura. Fiona estaba sentada en una silla en la entrada de la casa, era la única forma que veía en la que podía estar. Pero algo curioso estaba pasando, pues lo animales se estaban acercando a Fiona de una forma extraña. Zack había terminado de recolectar y veía como los animales se acercaba a ella, le parecía extraño. Y al día siguiente igual, y pasaron los días y los animales no dejaron de estar cerca de Fiona. Hasta que un día Fiona se dio cuenta de porque los animales se comportaban así, y es que estaba embarazada, Zack había salido a pescar y luego a recolectar la verdura, él tenía que hacer el trabajo que Fiona no podía. Al terminar vio a Fiona llorando.

¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras?-. Preguntó preocupado, pues aun estaba sin saber qué pasa.

-Ya sé por qué los animales andan muy extraños conmigo, ya sé por qué no dejan de estar a mi lado.

-¿Así?.

-Si, es porque estoy embarazada-. Dijo Fiona entre lágrimas de alegría.

Zack al saber esto, grito de felicidad, no paraba de saltar y de agradecer a Dios por el precioso regalo que les estaban dando. Iban hacer padres. Pero Zack se quedo con la duda de por qué los animales se comportaban de ese modo. Fiona, que es veterinaria, sabe a ciencia cierta el comportamiento de los animales, le respondió con certeza. Y es que los animales, tienen una sensibilidad para estos casos, e intuyen cuando una mujer esta embarazada. Zack se acerco a Fiona, la beso y abrazo con mucha fuerza en señal de protección. Ese embarazo les va a unir más como pareja. Y Zack acordó con Fiona que a partir de ahora es él el que se encargará de todas las tarea. Al día siguiente, Zack salió hacer las tareas de todos los días, aunque esta vez las va hacer el sólo. Fiona se quedara haciendo lo que pueda en la casa, mientras los animales están al pendiente de ella. Paso el día, y Fiona preparó una exquisita merienda, un pastel de almendras, ya le estaban viniendo los antojos propios del embarazo. Llego Zack y entre los dos se endulzaron con ese pastel junto con un zumo fresquito de frutos rojos, ya estaba empezando hacer calor. Y se estaba notando.

Pasó el tiempo, y una mañana en la que Zack tenía que recolectar la fruta y verdura. Fiona se levantó una hora después, y cuando bajo a desayunar, de pronto se encontró con una nota encima de la mesa. Tuvo la tentación de leerla, pero decidió esperar a Zack. Una vez que Zack volvió a casa, Fiona le dijo lo de la carta y enseguida comenzaron a leerla. En la nota decía: Dentro de tres días se acabara vuestro hospedaje en este lugar, tendrán que abandonar este bosque y volver a la civilización, ya es hora de que enfrenten la realidad.
Ambos se quedaron mirando uno al otro, se quedaron algo entristecidos por lo que ponía en la nota, pues ya se habían acostumbrado el estar ahí, en ese lugar tranquilos, los dos solos, rodeados de animales y todos los arboles y plantas, que eran de lo que se alimentaban desde que llegaron ahí. Pero la nota tenía algo de razón, ya era hora de volver a casa con sus familias.

Fiona en parte se quedo apenada, le estaba gustando el estar allí, casi vivían en ese lugar, estaba siendo su hogar desde casi dos meses. Zack se acerco a ella para consolarla, calmarla y decirle que a pasar de que estaban siendo muy felices en ese ambiente, y que si fuera por él, se quedaría toda la vida ahí. Pero la nota en el fondo tiene razón, Tienen que volver a sus familias, estarán muy preocupados, sin saber de ellos. A demás que Fiona esta embarazada y cada vez necesitara más cuidados. Y todo lo que conlleva un embarazo.
A cambio Zack le prometió, que cuando vuelvan, van intentar tener la misma vida que hasta ahora han tenido aquí. Van a construir su propio paraíso.

Pasaron los días, y ya era el momento de abandonar ese lugar tan hermoso, lugar donde les dio de comer, donde empezó esta maravillosa historia de amor. Han de recoger todo y dejar la casa tal y como se lo encontraron. Casa en la que se acobijaron y les dio un techo donde pasar las noches por casi un mes. En unas horas van a tener que abandona todo ese mundo y no van a poder volver. Una vez terminado de recoger y ordenar todo, se despidieron del lugar, de los animales y pudieron llevarse las frutas y verduras que Zack había recolectado el día anterior. Y pasada esas horas, salieron de la zona donde estaba la casa y se dijeron hacía senda del bosque que le habían traído hasta ese lugar. Estaban ya al final del camino, de pronto se abrió la puerta, la atravesaron, y fueron a parar a una zona arbolada. Sin mirar atrás tomaron rumbo hacía un camino donde posiblemente pasaban algún coche, tomaron un transporte público y decidieron ir en busca de sus familiares. Tomaron la decisión de llamarles e ir algún lugar donde reunirse todos. Una vez allí sus familiares fueron enseguida a donde estaban ellos, por un momento en condición de duda, de enfado, se negaron acercarse a ellos, pero las ganas de verlos les pudo más y los abrazaron, besaron. Ahí acabo el tormento por el que habían pasado toda su familia.
Les hicieron muchas preguntas, y de todo tipo. Tanto Zack como Fiona aclararon todo y no hubo más represarías. Fiona contó a su familia que estaba embarazada, no cabía tanta emoción en todos ellos. Así que Zack sin mediar palabra, le pidió matrimonio a Fiona delante de todos. No era una petición que le iba hacer justamente en ese momento, pero ya que estaban todos juntos y en buena armonía, aprovecho la ocasión.

Tres meses después, Fiona y Zack ya se habían casado. Zack a su vez hizo lo que le prometió a Fiona, encontrar un lugar donde plagiar el lugar donde habían estado hace unos meses. Zack no podía haber buscado el mejor lugar. Tenía una gran casa, casa que Zack fue construyendo con sus manos. Un gran prado lleno de arboles frutales y mucho sembrado de hortalizas. Y también muchos animales. A fiona le faltaban pocos meses para dar a luz, con lo cual la casa ya esta en perfectas condiciones para vivir en cuanto nazca los bebés. Sí, los bebés, venían mellizos. Pasado ese tiempo, los bebés nacieron; niño y niña. Fabian y Zoe. Eran los mellizos más hermosos que nunca habían visto. Dos días después, Zack reunió a toda la familia en aquella maravillosa casa, para darle una gran sorpresa a Fiona. Una vez transcurrido el tiempo, Zack llevo a Fiona con los ojos vendados a ese lugar. Cuando llegaron a al porche de la casa, Zack le quito la venda y Fiona se encontró con un lugar despampanante, le recordó al lugar donde habían estado hace unos meses atrás, parecía estar en aquel lugar. Así que Zack, le dio el privilegio de ponerle nombre a esa villa. EL cual el nombre era villa Puerta Mágica. Es un nombre muy bien elegido, pues el lugar donde ellos vivieron por casi un mes, eran un lugar bastante mágico y donde van a vivir a partir de ahora les recuerda a ese lugar mágico. Con lo cual…

Así que este es el lugar donde van a vivir el resto de sus vidas, un lugar tranquilo, lleno de flores, de muchos arboles y de muchos animales. El lugar perfecto. Villa Puerta Mágica.

 

 

FIN


4.33 - 3 votos

Patrocinado

Acerca del autor

ZuTaMe

Deja un comentario