Literatura

La Puerta Mágica: Segunda parte

Patrocinado


La Puerta Mágica: Segunda parte - Literatura

Después de que aceptarán el tener que quedarse en ese lugar, Zack y Fiona entraron al fin en la casa, ya estaba anocheciendo y los animales estaban listos para dormir, habían salidos las luciérnagas, los búhos, los grillos, todos los animales nocturnos que significaba que era la hora para prepararse para dormir. Zack y Fiona inspeccionaron bien la casa, tenía dos habitaciones, un baño muy espacioso,una cocina muy grande con vistas al salón y al gran lago que había enfrente de la casa.

Fiona decidió abrir los armarios de la cocina y como de la nada había un montón de comida y en la nevera pequeña que había en un rincón de la cocina, al ver tanta comida, llamo a Zack para que viera lo mismo que ella había visto. La cocina estaba repleta de comida. Zack vio un papel encima de la mesa que apareció de pronto. En la nota decía que si se van a pasar mucho tiempo en ese lugar llamado “paraíso” como lo llamo la pareja. Que tenían que mantenerse, y que tenían todo lo necesario para pasar ese tiempo ahí. Pero que también tenían que trabajar, hacer arreglos, recolectar fruta y verdura. Esa era la condición que había escrita en el papel. Y así lo aceptaron.

Ambos tenían hambre, pues desde que llegaron ahí no habían comido nada. Fiona busco por la cocina algo para cenar y encontró pan, mermelada y algo de verdura, por lo que eso fue lo que cenaron antes de ir a dormir. En cuanto terminaron de cenar, Zack encontró una botella y dos copas y se sentó junto a Fiona en un sofá, abrieron la botella y entre sorbo y sorbo , se subió la temperatura de ambos, y sin darse cuenta se sumergieron en un beso muy apasionado, después de ese beso se dieron cuenta de que estaban completamente solos y sin decir palabras, dejaron las copas encima de la mesa, fueron al dormitorio mientras ambos seguían sumergidos en un beso sin haber mañana, llegaron al dormitorio, entre los dos fueron desnudando mientras caminaban hacía la cama, se metieron debajo de las sábanas y no dudaron en tener una gran noche de pasión, que duro aproximadamente casi dos horas. Se notaban las ganas que tenían de disfrutar de un momento como ese, sin prisas, sin remordimientos. Exhaustos des ese maravillo momento, ambos se quedaron dormidos uno abrazado al otro.

 

Al día siguiente, Zack despertó a Fiona con un delicioso desayuno con fruta fresca y dieron gracias por lo que estaban viviendo. Ya era la hora de hacer lo que decía la nota que se encontraron. Ambos hicieron un plan de tareas; Fiona se encargaba de hacer la comida y de recolectar la fruta, en cambio Zack se encargaba de hacer arreglos a la casa, pues habían muchas cosas que reparar, también se encargaba de recolectar la verdura. Y acordaron que se intercambiarían las tareas. A Zack se le daba bastante bien la cocina, así que aprovecho las maravillas que estaba dando ese lugar y cogió berenjenas, zanahorias, patatas, tomates, ect. Pensó que estando ahí podía seguir practicando nuevos platos, pues su sueño es tener su propio restaurante. Paso el día y Zack se encargando de la cena mientras que Fiona estaba con los animales, a ella se le da muy bien los animales, ella es veterinaria así que se puso a revisarlo, se le ocurrió la idea de montar un pequeño puesto para revisar a los animales.

Mientras ellos están felizmente en el que ahora es su lugar para vivir. Los padres de Fiona empezaron a preocuparse de que ella no aparezca por ningún lado, sin contestar a las llamadas ni a los mensajes. Pensaron en ir a la policía, pero decidieron esperar un poco más a ver si aparecía. Por otro lado la familia de Zack también andaban algo preocupados. Tanto la familia de Fiona como la de Zack sabían que entre ellos hay una relación sentimental. La familia de Zack se pusieron en contacto con la de Fiona. Se pusieron de acuerdo para verse y hablaron del tema, supusieron que se fueron juntos algún lugar pero que nadie sabea donde. Ni siquiera se llevaron ropa, sino con lo puesto. Decidieron que si dentro de un mes no dan señales de vida, llamaran a la policía. Y pasaron los días, las semanas y nada, ya paso un mes desde que la pareja no dieran señales de vida. Así que ambas familias fueron a la policía y denunciaron la desaparición de Zack y Fiona. Ellos le dieron todos los datos relevantes a la policía. Y la policía no tardó en poner avisos en todas las calles, a todas la comisarias.

Sin embargo, tanto Zack como Fiona estaban tan felices en ese lugar, que ni se imaginaban que sus familias los andan buscando por todos lados, con avisos a todas las comisaria de esta supuesta desaparición, pero es normal están preocupados por ellos. Quieren y necesitan saber si están bien.

¿Se abrirá pronto la puerta que llevo a esta pareja a ese lugar?

¿Qué futuro les espera?

¿Sus familiares perdonaran lo que han hecho?

 

Si quieren saber  cómo terminara esta historia, no se pierdan el próximo capítulo.


5.00 - 1 voto

Patrocinado

Acerca del autor

ZuTaMe

Deja un comentario